El Marrón Más Caro del Mundo

El nuevo modelo de consultas presenciales en atención primaria solo prevé 7 minutos por paciente, denuncia Unidas Podemos

Política - IndeGranada - Viernes, 17 de Septiembre de 2021
La confluencia se hace eco de las reclamaciones de los profesionales y pedirá al Ayuntamiento que presione a la Junta para paralizar la decisión.
Usuarios en la puerta del centro de salud de Poeta Manuel de Góngora.
archivo
Usuarios en la puerta del centro de salud de Poeta Manuel de Góngora.

 El grupo municipal de Unidas Podemos e Independientes, atendiendo a las reclamaciones de los profesionales de Atención Primaria, denuncia que el nuevo modelo de consultas presenciales solo dedicará 7 minutos por paciente. La coalición llevará una iniciativa al próximo pleno con el objetivo de que el Ayuntamiento presione a la Junta de Andalucía para que Salud rectifique la decisión que afecta tanto a los sanitarios como a la ciudadanía que verá mermada la calidad de la asistencia, estima la confluencia.

Según explica Unidas Podemos, la Dirección del Distrito de Atención Primaria Granada-Metropolitano del SAS (Servicio Andaluz de Salud) ha difundido un documento interno de fecha 14 de Septiembre donde propone una nueva forma de organizar las citas en los centros de salud, donde introduce consultas médicas presenciales de 7 minutos por paciente, "lo que incumple, de nuevo, una reivindicación histórica de la Atención Primaria que durante años ha reclamado que las consultas de medicina de familia deben durar como mínimo 10 minutos por paciente", dice Unidas Podemos.

“Tras 18 meses de falta de acceso a los y las médicas de familia, existe mucha sensación de enfermedad y de necesidad de comunicarse con los profesionales, cosa imposible en 7 minutos”, sostiene el portavoz Antonio Cambril, que se hace eco del malestar general de los profesionales de la salud de Granada. 

Citas telefónicas de 6 minutos

UP denuncia, por otro lado, que además se proponen citas telefónicas de 6 minutos por paciente, partiendo del supuesto, que "la realidad ha desmentido que las citas telefónicas son más fáciles y breves que las presenciales; algo totalmente incierto, según los propios profesionales, como se ha demostrado en estos 18 meses".

“Invertir en una sanidad pública de alta calidad es invertir en el futuro de la ciudad”, añade Cambril, que señala que “es intolerable que se siga machacando a los profesionales de la sanidad, y sobre todo en este momento, cuando han sido los grandes héroes en la pandemia del covid”. El portavoz también hace alusión a la situación de la ciudadanía, que va a ver cómo “la decisión de la derecha en materia de salud va repercutir directamente en los granadinos y granadinas, ya que, como explican los propios sanitarios, va a aumentar la lista de espera y el malestar, los profesionales van a estar desbordados, altamente estresados y quemados” y la atención será menos efectiva.

Desde la confluencia de Unidas Podemos e Independientes, sostienen que, aunque el Ayuntamiento no tenga competencias en la gestión de los centros de salud de la ciudad, sí la tiene en velar por el bienestar de los y las ciudadanas del municipio. “Tenemos la obligación de emplazar al equipo de Gobierno a que reclame a la Consejería de Salud que rectifique y vele por los pacientes de esta ciudad, así como por los sanitarios, que se ven con las manos atadas para dar el mejor servicio”. 

Cambril señala que el nuevo modelo del SAS para la Atención Primaria es “un nuevo golpe a los profesionales del Distrito”, ya que, según sus denuncias, el documento se ha hecho público sin haber sido negociado previamente con las organizaciones profesionales y sindicales. “Ha sido impuesto directamente por la Dirección Gerencia del Distrito de forma autoritaria”, explican los mismos en comunicaciones con este grupo municipal. 

Enfermeras, de filtro

Un sector especialmente damnificado por esta decisión de la Junta es la enfermería, ya que, señalan los sanitrios, “se propone que la dediquen una parte importante de su tiempo a filtrar las demandas de los pacientes dirigidas a los médicos, lo que va a producir sensación de engaño en la ciudadanía, pues pensando en que será atendido por su médica, lo será por su enfermera”. Es fundamental que la enfermería pueda dedicarse a la tarea clave de la Atención Primaria: el seguimiento de los pacientes crónicos (diabéticos, hipertensos, etc) mediante los programas y protocolos y la atención domiciliaria. Su trabajo es clave para reducir la presión asistencial en los centros, de estos pacientes crónicos que llevan 18 meses sintiéndose abandonados.