Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada

El empresariado de Loja, Guadix y Baza expresa a la Junta su "preocupación" por el cierre de oficinas liquidadoras de impuestos

E+I+D+i - Europa Press/IndeGranada - Viernes, 17 de Enero de 2020
"Cada vez que se habla de racionalizar y mejorar la eficacia se recortan los servicios en los pueblos", afirman los representantes empresariales.
Reunión con el delegado de la Junta en Granada.
cge
Reunión con el delegado de la Junta en Granada.

Los representantes empresariales de las comarcas de Loja, Guadix y Baza, integrados en la Comisión de Desarrollo Provincial de la Confederación Granadina de Empresarios, han mantenido un encuentro con el delegado de la Junta en Granada, Pablo García, para tratar el futuro de las oficinas liquidadoras de impuestos en las cabeceras de comarca de la provincia.

Según ha informado la Confederación Granadina de Empresarios en una nota de prensa, esta reunión se produce después de que la Consejería de Hacienda haya decidido reducir las competencias y funciones que desempeñan los registradores de la propiedad en este servicio.

En este sentido, los empresarios han expresado a la máxima autoridad de la Junta en Granada su "preocupación" ante el impacto económico y social que esta modificación del funcionamiento de las 14 oficinas liquidadoras de la provincia "pueda causar en estos territorios".

Los representantes han evidenciado su temor a que esta decisión "suponga un nuevo varapalo para las zonas rurales que endurezca la situación de la 'Granada vaciada', en lugar de adoptar iniciativas para luchar contra la despoblación".

"Cada vez que se habla de racionalizar y mejorar la eficacia se recortan los servicios en los pueblos", han recordado estos representantes de las zonas más alejadas de la capital de Granada.

No obstante, los miembros de la patronal han escuchado los argumentos que justifican esta decisión de la Consejería de Hacienda y la afirmación del delegado de que no perjudicará a los ciudadanos y han concedido un plazo prudencial para valorar las consecuencias reales de la medida.

Los empresarios y el delegado han acordado volver a reunirse en seis meses, comprometiéndose ambas parte a aportar datos fehacientes sobre los efectos generados por el nuevo modelo de gestión y, en base a ellos, adoptar las medidas oportunas.

Asimismo, García también ha mostrado su interés en colaborar con la Comisión de Desarrollo Provincial de la CGE para tratar tanto este asunto, como otros temas relacionados con la despoblación de las comarcas y el impulso del desarrollo rural.

A la reunión han asistido el vicepresidente de la Confederación Granadina de Empresarios y presidente de la Asociación de Empresarios del Altiplano, Jose Lucha, el presidente de la Asociación Lojeña de Comercio e Industria (ALCI), Antonio Campos; el presidente de la Asociación Intersectorial de Empresarios Comarcal de Guadix, Francisco Pleguezuelos; y la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios, María Vera.