Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19
Espera tener "cuanto antes" a la nueva persona que deberá recomponer las relaciones con sindicatos, docentes y AMPA

Imbroda recula sobre la reestructuración de centros pero deja la puerta abierta si hay "consenso" con la comunidad educativa

Política - María Andrade - Lunes, 27 de Enero de 2020
En una comparecencia en Granada, el consejero atribuye a un "exceso" del anterior delegado la alarma creada entre familias y docentes por el posible cierre de colegios e institutos asociados a la creación de los nuevos CEIPSO, una vía que no obstante considera "interesante de explorar" y "a tener en cuenta".
El consejero Javier Imbroda con la viceconsejera María del Mar Castillo.
IndeGranada
El consejero Javier Imbroda con la viceconsejera María del Mar Castillo.

La Consejería de Educación y Deporte no reorganizará los centros educativos el próximo curso. El intento de poner en marcha esos cambios se ha visto frustrado por la respuesta de la comunidad educativa granadina al conocerse los planes para la provincia, que implicaban cierre de centros, tanto en el ámbito rural como en la capital, como desveló El Independiente de Granada. No habrá por tanto CEIPSO el próximo curso, los centros con los que pretenden imitar a la concertada impartiendo todas las etapas obligatorias. Pero es una idea que no se descarta durante la legislatura, en un paso que, obligada por lo ocurrido en Granada, la Junta dará con el "consenso" de la comunidad educativa. No se tocarán tampoco los Semi-D, salvo -y es un detalle importante- que descienda el alumnado.

Mes y medio después de hacerse públicos esos planes y con una dimisión, la del delegado territorial, el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha comparecido en Granada para tratar de dar explicaciones. Venía a "clarificar", ha dicho.

Según ha trasladado a los periodistas, la Consejería no tenía "ninguna decisión" tomada respecto a la implantación de esos nuevos centros y tampoco sobre los Semi-D. Lo que había hecho en todas las provincias es pedir "estudios", un trabajo que ha enmarcado en la gestión habitual para planificar el curso escolar. 

En Granada ha habido un "exceso" a la hora de "avanzar en el análisis". "No se tenía que haber llegado" a dar nombres de centros, porque "intranquiliza" a docentes y familias

¿Qué ha ocurrido entonces en Granada? ¿Por qué se comunicó oficialmente a centros educativos que el próximo curso dejarían de matricular a alumnado de Primero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO)? En palabras de Imbroda, en Granada ha habido un "exceso" a la hora de "avanzar en ese análisis". Y eso ha provocado "una situación un tanto extraña". "No se tenía que haber llegado" a ese punto, dando nombres de centros, porque "intranquiliza" a docentes y familias. 

Pero la creación de esos CEIPSO "no es una ocurrencia" de la Delegación Territorial. Imbroda ha reconocido que es un debate abierto en su Consejería. No puede negarlo porque él mismo y su partido en el Parlamento han dado pasos para su implantación. Ha defendido que es "producto de las reuniones mantenidas este año con familias y claustros". Es una vía que ha considerado "interesante de explorar" y "a tener en cuenta". Pero, como ha reconocido, "no todo el mundo está de acuerdo" y por ello ha abogado por "buscar consenso". 

No hay "ningún plan oculto". No se tomarán "decisiones unilaterales". Eso es "un error". "Sería absurdo". Por ello, cuando se aborde, no desde luego para el próximo curso, se hará "si la comunidad educativa está de acuerdo". 

Se estudiará, según las palabras de los responsables de la Consejería, "caso a caso, pueblo a pueblo, y centro educcativo a centro educativo", para analizar con la comunidad educativa, dónde se pueden implantar. 

Para los llamados Semi-D, colegios del ámbito rural en los que, además de Infantil y Primaria se imparten los dos primeros cursos de la ESO, tampoco habrá cambios el próximo curso. Pero el matiz en estos casos viene derivado por la propia planificación educativa. Porque si no hay alumnado, no se mantendrán abiertas las unidades. Y es un aspecto muy importante a tener en cuenta. 

Los centros Semi-D, a diferencia de lo que sostuvo el delegado territorial en la misma sala de prensa en la que este lunes ha comparecido Imbroda acompañado por su viceconsejera, María del Mar Castillo, y por el delegado del Gobierno andaluz en Granada, Pablo García, "no son ilegales". Lo ha dicho la viceconsejera, que es la que ha recordado que es la planificación la que determina el devenir de estos centros. También que la Junta apuesta por el medio rural y tiene en marcha medidas para frenar la despoblación, dato al que ha recurrido para indicar que evidencia la apuesta del Ejecutivo por estas escuelas. 

Protestas "instrumentalizadas" por el PSOE

El consejero ha asegurado que detrás de la movilización ha estado el PSOE, partido al que acusa de "tergiversar y manipular", también en el debate sobre la pérdida de autonomía del Parque de las Ciencias, que este lunes celebraba consejo extraordinario. Según Imbroda, con esa capacidad del PSOE instrumentaliza las protestas "llevar a sus intereses" a "colectivos fuertemente ideologizados".

En el caso de la educación, Imbroda ha recurrido a datos al periodo 2016-2018, bajo gestión socialista, para asegurar que se cerraron entonces 324 unidades en las escuelas rurales de toda Andalucía por descenso de la natalidad. "No creo que las quisieran cerrar, fue consecuencia de la planificación", ha dicho para defender que, por contra, su gobierno ha incrementado en más de un centenar los docentes como mil estudiantes menos.

La Consejería de Educación y Deporte no tiene de momento tomada la decisión sobre la persona que se pondrá al frente de la Delegación de Granada. Se hará "cuanto antes". Es posible que esta misma semana, porque a diferencia de otras, el Consejo de Gobierno no se celebrará el martes, sino el jueves, y puede que en este tiempo se dé con la tecla. Se están haciendo entrevistas, ha dicho Imbroda. 

Quien tome las riendas de la Delegación tendrá que recomponer las relaciones con profesorado, sindicatos y familias y entender "el consenso como algo habitual". 

Información relacionada: