El Ayuntamiento de Granada te informa ante el coronavirus
La Junta de Personal logró arrancar los primeros datos en un encuentro este miércoles con el delegado territorial

Educación prepara cambios que implican el cierre de centros y ponen en alerta a la comunidad educativa

Ciudadanía - M. A. - Jueves, 12 de Diciembre de 2019
La Junta afronta la unificación de las etapas de Primaria y Secundaria en un solo centro educativo, los nuevos CEIPSO, escatimando información a los docentes de los centros que se verán afectados y sin mantener encuentros con sus consejos escolares.

El consejero Javier Imbroda, el pasado septiembre, en la inauguración del curso de Secundaria en el Zaidín-Vergeles. ayto.granada

Aunque hace menos de dos semanas el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, aseguró que la unificación de centros de Educación Primaria y Secundaria era una posibilidad que se estaba analizando, la realidad es que los cambios en Granada están en marcha para ponerlos en práctica en el curso 2020-2021 y, a pesar de su calado, el Gobierno andaluz está escatimando información sobre una reforma en toda regla que implica la desaparición de centros educativos y con ello, merma de plantillas docentes y menos unidades (aulas).

Este miércoles, el delegado territorial, Antonio Jesús Castillo, se reunió al fin con la Junta de Personal -que así lo había solicitado insistentemente- para dar algunas pinceladas de unos cambios en los que la comunidad educativa ve 'recortes encubiertos'.

El objetivo del Gobierno andaluz es unificar las etapas de Primaria y Secundaria en un solo centro para que el alumnado complete allí esos estudios obligatorios, 'imitando a la concertada', como el propio delegado ha trasladado a la Junta de Personal en su encuentro. Educación justifica esta iniciativa, sobre la que ha hablado el consejero Imbroda en varios foros, en que es una reivindicación de las familias, y que favorecerá el tránsito de una etapa a otra. 

La fusión de Colegios de Infantil y Primaria con los Institutos de Educación Secundaria dará lugar a los denominados CEIPSO, una modalidad de centros que ya se impulsaron en Madrid y Aragón.

Castillo ha trasladado a los sindicatos de la Junta de Personal, según la información de Ustea, que la Delegación Provincial está buscando "centros de Línea 3 (sic) que hayan perdido unidades y que estén en zonas de centros concertados, para poder convertirlos en CEIPSOs el curso que viene. En otros casos que dependen de obras no superiores a 500.000 euros, la fusión tardaría unos 3 años en realizarse. Hay otra variante de posible aplicación inmediata: los centros de primaria y secundaria que están juntos, apenas separados por un muro". Estas fusiones se harían, según esta información facilitada a la Junta de Personal, "sólo a petición de los consejos escolares de los centros concernidos, al menos en aquellos centros (colegios e institutos) que sean contiguos". 

Centros como el IES Veleta han conocido a través de una reunión con el servicio de Planificación, arañando información que el propio delegado les había ocultado, que desaparecerá. En este caso no ha sido consultado ni el consejo escolar ni el equipo directivo. La fusión, prevista para el próximo curso, se hará con el Colegio Gallego Burín. Las instalaciones de este último serán las que albergarán el CEIPSO -toda Primaria y 1º de Secundaria, cuya implantación será progresiva a medida que vaya avanzando su alumnado en esta etapa-.

Al inmueble del IES Veleta -donde completarían la etapa de Secundaria Obligatoria los estudiantes que ahora ya la están cursando, sin incorporaciones porque ya no ofrecerían el primer curso- irían ciclos formativos de otro centro.

Y a partir de ahí se abren numerosas dudas que no tienen de momento respuesta. Hasta el próximo mes de enero no habrá instrucciones de cómo afrontar un proceso que implica la desaparición del centro y, por tanto, de su equipo directivo, trasvase de profesorado -algunos recién incorporados tras un traslado-, conserjes o limpiadoras.

El caso del IES Veleta supone además un duro golpe a un proyecto educativo que está logrando 'enganchar' al sistema educativo a jóvenes en muchos casos abocados al abandono a través de la lectura o la participación en iniciativas como el torneo LEGO, del que resultaron ganadores con un proyecto de robótica. E incertidumbre para programas educativos en marcha, como un Erasmus logrado por el instituto.

El Veleta, instituto público, está ubicado junto al concertado Juan XXIII. 

El delegado de Educación, en una atención a medios. junta

Hay más institutos que desconocen cómo afrontarán la reorganización. Es el caso del IES Zaidín-Vergeles, cuyas enseñanzas de Secundaria se trasladarán al CEIP García Lorca. Pero, como advierte Ustea, no se sabe si se pedirá opinión al claustro, ni qué pasará con el Bachillerato, ni qué familias profesionales se quedarán en el centro". De momento esos cambios no están plasmados en ninguna normativa, orden o instrucción. Como se ha indicado, Educación prevé tener las instrucciones para enero.

Para Ustea está claro que quieren "eliminar" los llamados 'Semi-D'

La nueva organización afectará también a los llamados 'Semi-D'. Son Colegios de Infantil y Primaria o Colegios Públicos Rurales en los que se ha venido impartiendo 1º y 2º de ESO. Para Ustea está claro que "los quieren eliminar", tras oír al delegado, que los ha calificado como "un anacronismo contrario a la normativa que se implantó desde la Logse, que establecía que a partir de 1º de ESO las enseñanzas correspondían a los institutos" y que también ha asegurado que "ya no existen las especialidades en primaria por medio de las cuales los maestros accedían a estos puestos de secundaria en los colegios".

En el punto de mira de los cambios los Colegios Públicos Rurales, a los que eliminarán las secciones de Secundaria o reducirán las zonas "para ganar en atención directa al alumnado con los cupos que hay”. Según la información difundida por Ustea, hay una tercera opción para estos centros: convertir en Colegios Públicos Rurales (CPR) a los de Infantil y Primaria "con poco alumnado".

"Dado que muchos CPR son también Semidés, es previsible que una parte importante del alumnado vaya a tener que realizar largos viajes desde 1º ESO a institutos muy alejados. En este caso, como en otros, la estabilidad durante el mayor tiempo posible en el centro, aducida para los CEIPSOs, no se tiene en cuenta. Está claro que el proyecto global es concentrar y masificar en zonas urbanas mediante la fusión de centros y ahorrar al máximo en las zonas rurales, obligando al alumnado desde muy pronto a largos recorrido", ha resumido el sindicato tras la reunión de la Junta de Personal con el delegado de Educación y Deporte.

Más información: