Tu ropa tiene aún mucha vida
La imposibilidad de la moción de la censura con la que amenaza la ultraderecha le resta poder para exigir

El gobierno de Granada se encamina a la bicefalia, con el PP con las áreas de peso, y sin Vox

Política - J.I.P. - Jueves, 20 de Junio de 2019
La incapacidad de Ciudadanos y PP de alcanzar un acuerdo en Madrid, encamina el gobierno municipal de Granada a una inevitable bicefalia, con el alcalde, Luis Salvador, y Sebastián Pérez, del que dependerá las áreas de más peso, y sin Vox, ante su inútil amenaza de moción de censura, imposible de que la impulsen porque no encontrará respaldo.

Luis Salvador, al ser investido de alcalde de Granada. Cs Granada

El acuerdo de mínimos contentará al PP con una mayor tajada de poder, que se materializará con concejalías clave y el control de las sociedades municipales, en la negociación que se traslada al ámbito local, después de cinco días de bloqueo, en el que el oscurantismo del pacto solo lo rompían las direcciones regionales del PP y Ciudadanos, con declaraciones desde Sevilla radicalmente opuestas.

Luis Salvador no dejará la alcaldía dentro de dos años, principal escollo en las negociaciones en Madrid. El alcalde recibió el encargo de Ciudadanos de evitar en la negociación en Granada de mantener la negativa a la alternancia a cambio de ceder en la gestión de las áreas.

Sea como vicealcalde o, en su caso, primer teniente de alcalde, el PP asumirá, con el nombre que finalmente establezcan, las relacionadas con la movilidad, seguridad ciudadana, turismo, urbanismo y hasta hacienda, para controlar el presupuesto. Todas están a su alcance, salvo Cultura y Smart City, que se las reserva Ciudadanos

Aunque Luis Salvador ya anunció la creación de una Vicealcaldía para el PP, la dificultad de hacerla encajar en el Reglamento Orgánico Municipal (Rom), dado que no la recoge, conducen a un mando con dos cabezas, en un complicado equilibrio, pero que de momento salva la cabeza de Sebastián Pérez.

Sea como vicealcalde o, en su caso, primer teniente de alcalde, el PP asumirá, con el nombre que finalmente establezcan, las relacionadas con la movilidad, seguridad ciudadana, turismo, urbanismo y hasta hacienda, para controlar el presupuesto. Todas están a su alcance, salvo Cultura y Smart City, que se las reserva Ciudadanos.

Con indiferencia de la viabilidad de la vicealcaldía, habrá otras dos tenencias de alcaldía, una para Manuel Olivares y otra, para Luis González.

Además, los populares controlarán los consejos de administración de Emasagra, Emucesa, Inagra. De TG7 aún no se ha hablado, pero el PP también la quiere.

La formación de ultraderecha tendrá cabida solo en el segundo nivel de concejalías que asuma el PP y representación en empresas municipales privatizadas. Su amenaza de moción de censura si no obtiene concejalías, tras negar que quisiera poder antes de las elecciones municipales, no inmutó a Ciudadanos, puesto que Vox no sumaría 14 votos necesarios-mayoría absoluta- para que prosperara.

La formación de ultraderecha tendrá cabida solo en el segundo nivel de concejalías que asuma el PP y representación en empresas municipales privatizadas. Su amenaza de moción de censura si no obtiene concejalías, tras negar que quisiera poder antes de las elecciones municipales, no inmutó a Ciudadanos

Si el pasado ayuda a entender el futuro, la comparecencia de ayer de Luis Salvador reflejó la gravedad de la inestabilidad de un acuerdo, verbal, que solo le dio la alcaldía.

El PP, por su parte, quebró su silencio que mantenía desde la celebración el sábado del pleno de constitución para instar a Cs a que cumpla sus compromisos, sin aclararlos, siguiendo con su gestión de la crisis lejos de la transparencia. También salió del letargo Sebastián Pérez, si bien solo en twitter, para elogiar la tradición de la Tarasca o las carocas.

También se pronunció el exalcalde y portavoz socialista, Francisco Cuenca, para exigir “transparencia” y advertir de la parálisis de Granada por el "esperpento" de la negociación del gobierno municipal.

Acostumbrados a la oposición, donde inevitablemente se vive mejor, con todo lo pasado y lo que pasa, sorprendió que Luis Salvador pidiera al PSOE que reduzca la crispación, se "tranquilice" y entienda que le quedan al menos cuatro años en la oposición.

Antes de que llegue el AVE, el próximo miércoles, debe haber nuevo gobierno de Granada. Palabra de Luis Salvador. Por el bien de Granada, que sea ya.

Más reacciones: