Descárgate la nueva App de Sierra Nevada
El convenio incluye también formación para el uso de la banca electrónica

La instalación de cajeros automáticos acabará con la exclusión financiera de 34 municipios de la provincia

E+I+D+i - M.A. - Martes, 22 de Enero de 2019
La Diputación Provincial firma un acuerdo con la Caja Rural de Granada que evitará que los habitantes de estas localidades, que no cuentan ahora ni con oficinas ni cajeros, tengan que desplazarse a otros municipios para sacar dinero o pagar recibos.
Alcaldes y alcaldesas de los municipios que pondrán fin a la exclusión financiera con los representantes de la Diputación.
R.Martínez/Dipgra
Alcaldes y alcaldesas de los municipios que pondrán fin a la exclusión financiera con los representantes de la Diputación.

La exclusión financiera afecta a 33 municipios y una Entidad Local Autónoma de la provincia de Granada, cuyos habitantes no pueden disponer de dinero en efectivo porque en sus términos municipales no oficinas bancarias, no llegan las itinerantes y ni siquiera disponen de un cajero automático. Una situación ampliamente conocida y que complica la vida de sus vecinos y vecinas, muy especialmente las personas mayores, menos acostumbradas a los trámites bancarios a través de internet. La banca electrónica no soluciona, en cualquier caso, el principal problema, como es sacar dinero del banco para las compras diarias. 

La instalación de un cajero automático en esas 34 poblaciones acabará con un problema que ha supuesto un quebradero de cabeza para los ayuntamientos y la Diputación de Granada. La institución provincial ha firmado un convenio con la Caja Rural de Granada para dar ese servicio.

Las localidades que pondrán fin a la exclusión financiera

Agrón; Aldeire; Alicún de Ortega; Almegíjar; Beas de Guadix; Bubión; Busquístar; Calicasas; Cáñar; Carataunas; Cástaras; Cortes y Graena; Dúdar; Ferreira; Gobernador; Gorafe; Huélago; Játar; Juviles; Lentejí; Lobras; Lugros; Lújar; Marchal; Nívar; Polícar; Polopos; Pórtugos; Rubite; Soportújar; Sorvilán; Víznar; Villamena; Bácor-Olivar.

Serán los ayuntamientos los que cedan a la Rural un espacio para colocar el cajero, una mínima infraestructura que supondrá a la entidad una inversión de 2.050.000 euros. 

Tras la firma del convenio, se ha reivindicado a la entidad como la única caja provincial. El resto son nacionales o multinacionales, ha apuntado el presidente de la Diputación granadina, el socialista José Entrena, al señalar que el responsable de la Rural de Granada lleva como "bandera" esa condición. 

Encontrar esta solución y la colaboración de un banco, una caja de ahorros en este caso, no ha sido fácil, como ha apuntado Entrena, que ha elogiado la "responsabilidad social" de la entidad granadina. "Con una situación compleja para las entidades financieras y una operación que no es económicamente rentable para la Caja Rural, agradezco doblemente su gesto", ha añadido el presidente de la Diputación provincial.

José Entrena y Ángel León firman el convenio. r.martínez/dipgra

El convenio incluye la instalación de esos cajeros, un apartado para la formación en banca electrónica y también la posibilidad de que empleados de la entidad, en espacios que serán facilitados por los ayuntamientos, acudan con determinada periodicidad a los municipios para gestionar otro tipo de servicios financieros mediante atención directa. Además, hay un segundo acuerdo entre la Diputación y la Rural destinado a los empleados públicos de la institución. 

Según el acuerdo, el cajero permanecerá un mínimo de 4 años instalado, periodo que podrá prorrogarse. La instalación será paulatina y comenzará, preferentemente, en el primer cuatrimestre del año. Cada municipio tendrá que adherirse al convenio para su ejecución. 

Anteriormente, la Diputación cerró otro acuerdo con Bankia, si bien solo establecía una oficina móvil instalada en un bus para recorrer determinados municipios.

"Hemos tenido etapas de más optimismo y otras más pesimistas", ha reconocido Entrena, quien ha considerado que era "un día muy importante para la provincia". 

La preocupación por la exclusión financiera "es mutua", ha indicado el presidente de la Rural, Ángel León, destacando que se trata de un problema "real", pues en esos municipios no es que no haya oficinas bancarias, es que "ni siquiera tienen un cajero para disponer de liquidez para su día a día". "Somos conscientes de que la Rural es la única caja netamente granadina y tenemos una responsabilidad social", ha subrayado.