Ven al Parque de las Ciencias
El PSOE de Granada mantiene el mismo poder pero en dos consejerías

Susana Díaz acentúa el 'centralismo' en la Junta sin tocar el peso de Granada

Política - Juan I. Pérez - Miércoles, 17 de Junio de 2015
Susana Díaz desveló al fin la composición del nuevo Gobierno que preside, por primera vez tras pasar por las urnas y ganar. Para afrontar una legislatura difícil, la décima, ha preferido apoyarse en la agrupación socialista de Sevilla, que aporta a cuatro consejeros y de gran importancia, y dos de la de Málaga. Al resto de provincias contenta con un consejero. A Granada no le da más peso que el que ya tenía pero repartido en dos carteras.
Susana Díaz atiende a los periodistas.
PSOE
Susana Díaz atiende a los periodistas.
María José Sánchez pierde Salud para seguir al frente de Igualdad y Políticas Sociales, pero como departamento independiente. Salud la recoge su ex viceconsejero Aquilino Alonso, cuya gestión como técnico de nivel ha estado vinculada a Granada y a Salud, pero que carece de galones en el PSOE. 
 
De esta forma, Granada parece obligada a asumir en el Gobierno andaluz las áreas relacionadas salud, políticas sociales y educación –Francisco Álvarez de la Chica, Teresa Jiménez, Cándida Martínez y, Manuel Pezzi-. Atrás quedan las legislaturas en las que desde aquí se asumió la gestión de Justicia –María José López y Begoña Álvarez- o Medio Ambiente –Manuel Pezzi-. Y más lejos en el tiempo las de Obras Públicas – Juan José López Martos-, Cultura –Javier Torres Vela- o Economía –Julio Rodríguez, en el primer gobierno andaluz- .
 
María José Sánchez deja Salud sin poder inaugurar el nuevo Hospital Clínico situado en el PTS. En la última visita de Susana Díaz a Granada, para estrenar la Facultad de Ciencias de Salud y Medicina, la presidenta se dirigió a la entonces consejera de Salud para decirle que ya tocaba abrir el hospital.
 

Composición del nuevo Gobierno andaluz.

También empañó su final en la Consejería el fallo en el Diraya, el sistema informático del SAS, que provocó el caos hace una semana en hospitales y centros de salud, sin que la respuesta fuera acertada.
 
María José Sánchez, consejera de Políticas Sociales e Igualdad

Nacida en 1954 en Casarabonela (Málaga), es licenciada en Psicología y diplomada en Trabajo Social y Gerontología. Funcionaria de carrera desde 1978, pertenece al Cuerpo de Administradores Generales de la Junta de Andalucía. Hasta ahora desempeñaba el cargo de consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, para el que fue nombrado en 2013.



Con una dilatada trayectoria en la Administración autonómica vinculada a los servicios sociales, Sánchez Rubio ha sido delegada del Gobierno de la Junta en Granada (2010-2013); delegada de Asuntos Sociales en la misma provincia (1997-2003), y jefa del Servicio de Gestión de Servicios Sociales de la Delegación de Igualdad y Bienestar Social.

La nueva titular de Igualdad y Políticas Sociales también fue concejala en el Ayuntamiento de Granada (2003-2004) y parlamentaria en el Congreso de los Diputados (2004-2010). En esta última etapa, fue portavoz de la Comisión de las Políticas Integrales para la Discapacidad y portavoz adjunta de la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los acuerdos del Pacto de Toledo.

La trayectoria profesional de María José Sánchez Rubio ha sido reconocida con distinciones como el Premio Nacional del Trabajo Social 2011, el Diploma de Honor e Insignia de Oro de Trabajo Social (2010) o el premio CAMF de Oro de la Confederación Andaluza de Discapacidad Física (2002). Es vicepresidenta primera de la Fundación del Parque Tecnológico Ciencias de la Salud de Granada y miembro nato del Comité Provincial de Cruz Roja.
El encargado de completar el proceso que aún queda para inaugurar el nuevo Hospital Clínico e impulsar el área biosanitaria del PTS será Aquilino Alonso, un especialista de prestigio en gestión sanitaria, pero carente de peso político, aunque es militante del PSOE y pertenece a la Agrupación socialista de Ljao. El desarrollo de la marca “salud” que la Junta quiere para Granada dependerá de él.
 
Aqulino Alonso, consejero de Salud



Nacido en Santa Cruz de Mieres, Asturias, 1960, es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Oviedo, máster en Salud Pública y Administración Sanitaria por la Universidad de La Habana (Cuba) y máster en Prevención de Riesgos Laborales por la de Granada. Desde 2013 era viceconsejero de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía.

El nuevo consejero de Salud andaluz fue director de Servicios Sanitarios del Servicio de Salud del Principado de Asturias (2012-2013). Con una dilatada experiencia en gestión sanitaria, Alonso Miranda fue con anterioridad director-gerente de los distritos Metropolitano de Granada (2003-2012) y Loja (1988-2003).

Ha compatibilizado esta trayectoria en la Administración con actividades docentes en la Escuela Andaluza de Salud Pública y en la Escuela de Trabajo Social de Gijón, donde impartió la asignatura de Medicina Social.
Para María José Sánchez queda el reto de la dependencia. Un asunto espinoso que, aunque la Junta he hecho bandera, el recorte presupuestario desde el Gobierno central la ha dejado también muy resentida. También Igualdad, otra de las banderas de la Junta tantas veces repetidas por la presidenta.
 
Entre las nuevas incorporaciones destaca la ex alcaldesa de Córdoba y ex ministra Rosa Aguilar que vuelve al Gobierno andaluz como consejera de Cultura. Su anterior paso fue al frente de Obras Públicas, tras aceptar la llamada de José Antonio Griñan.  Dada la importancia cultural de Granada, con la Alhambra como referente, esta Consejería estará estrechamente vinculada con Granada.
 
Otra consejería de especial relevancia para Granada es la de Turismo y Deporte, por la trascendencia en estas materias de la estación de Sierra Nevada, que recae en el sevillano Francisco Javier Fernández Hernández, ex delegado del Gobierno y persona muy próxima a la presidenta.
 
Espinas para IU y Podemos

En otra lectura del nuevo Gobierno aparece la incorporación de dos nuevos consejeros con ls que dos partidos han tenido polémicas. Es el caso de Rosa Aguilar, la nueva consejera de Cultura, con IU, y Adelaida de la Calle, la titular de Educación, con Podemos.

En el caso de Rosa Aguilar, su incorporación al Gobierno andaluz, a petición de José Antonio Griñán, desde la Alcaldía de Córdoba, causó duras críticas desde IU, partido al que siempre estuvo vinculada como un referente nacional. En el Gobierno andaluz dejó IU. Posteriormente, fue ministra con Zapatero de Fomento y, en la actualidad, diputada socialista por Córdoba.

En el caso de Adelaida de la Calle, el asunto que le enfrentó a Podemos fue el expediente abierto al número 2 de partido, Íñigo Errejón, aunque la rectora trató de mantenerse al margen y fue la Junta quien asumió la defensa de la Universidad. El expediente fue abierto por el incumplimiento del contrato que le vinculaba a la Universidad de Málaga de forma presencial.
Otra de las novedades ha sido la incorporación de rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle, que llegó a presidir la Conferencia de Rectores de las Universidades de España, que asume la consejería de Educación. También dejará el cargo de rector pero de la Universidad de Sevilla, Antonio Ramírez de Arellano, para desempeñar la consejería de Economía y Conocimiento.
 
Entre los nuevos consejeros con peso político figura Felipe López, el que fuera diputado, actual senador y presidente de la Diputación de Jaén, que ocupará Fomento y Vivienda.
 
Mantiene Susana Díaz como mano derecha al gaditano Manuel Jiménez Barrios, muy activo en el proceso de negociación para conseguir la investidura de la presidenta, como vicepresidente y consejero de Presidencia. Además, deberá asumir de forma interina la Presidencia de la Junta cuando Díaz dé a luz en las próximas semanas.
 
También permanece en el Gobierno otra de las fijas junto a Díaz: Maria Jesús Montero, al frente de  Hacienda y Administraciones Públicas, así como el mentor de la presidenta, el consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera. Repite en el Gobierno, finalmente, el malagueño José Sánchez Maldonado, como consejero de Empleo, Empresa y Comercio. 
 
Desde Almería, la nueva consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, María del Carmen Ortiz Rivas, y de Huelva, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. José Fiscal.
 
Salen del Gobierno las dos responsables de estas dos últimas consejerías, Elena Víboras y María Jesús Serrano, con un discreto papel. Y Luciano Alonso, tras su dilatada estancia por el Gobierno andaluz como consejero de Cultura, Turismo, Deporte y Educación. 
 
Muy poco deja para el recuerdo este consejero, que se vio desbordado al asumir Educación, sin estar cómodo por desconocimiento. Tampoco en Cultura, salvo el lucimiento que conlleva el cargo, como en el área de Turismo y Deporte. A él se le atribuye el error de estrategia de precipitar la presentación del Atrio de la Alhambra, a las puertas de las elecciones autonómicas, por un simple afán mediático.