No tienes excusa: recicla

El PP acusa al gobierno municipal de dar datos 'falsos y sesgados' sobre la economía local

Política - IndeGranada - Martes, 31 de Mayo de 2016
El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Granada ha acusado al gobierno socialista que preside Francisco Cuenca de difundir información “falsa, sesgada y demagógica” sobre la economía local y de intentar alarmar a los granadinos alertando de que la deuda es muy elevada, de que será necesario un plan de ajuste y de que existe riesgo de que la institución municipal sea intervenida.
Rocío Díaz y Francisco Ledesma.
Prensa PP
Rocío Díaz y Francisco Ledesma.
  • La portavoz del grupo municipal, Rocío Díaz, le pide al alcalde que en vez de quejarse de la herencia recibida, “venga llorado de casa” y se dedique a gestionar y a dialogar con los partidos que le apoyaron en la investidura, “aunque el problema es que no se quieren hacer la foto juntos”

  • “En los últimos años hemos pasado por una situación delicada, pero en este ayuntamiento ni hemos sido intervenidos, ni lo íbamos a ser”, destaca

  • Francisco Ledesma achaca las críticas de los socialistas a su “incompetencia, su irresponsabilidad absoluta y su miedo a gobernar” y vaticina que en breve, junto a sus socios de Ciudadanos, aprobarán una subida de impuestos

En rueda de prensa, la portavoz del grupo, Rocío Díaz, ha negado que el Ayuntamiento esté al borde de la intervención. “Durante los años que hemos gobernado hemos pasado por momentos muy difíciles, pero ni hemos sido intervenidos, ni lo íbamos a ser. Nos hemos dedicado a gestionar los intereses de los granadinos, que es lo que ahora debería hacer Cuenca”.
 
La portavoz ha lamentado que los demás partidos representados en el Consistorio se pusieran de acuerdo para desalojar a los populares de la Alcaldía pero después “no hayan sido capaces de dialogar para aprobar las estructuras básicas del gobierno”, como se demostró en el pleno del lunes. 
 
Eso denota la “debilidad” de los actuales gobernantes, que además han querido poner el acento en que la reducción del número de cargos directivos, punto que se rechazó en la sesión plenaria, no implicaría necesariamente un ahorro, como han dicho los socialistas. “”La cuestión no es que el número de cargos sea mayor o menor, sino de quiénes sean esos cargos, porque a lo mejor los socialistas quieren traerse a algún ex alcalde o a un ex concejal de fuera y eso nos costaría más dinero”.
 
Esa falta de consenso entre el PSOE y quienes apoyaron la investidura del alcalde va a tener consecuencias a corto plazo. Rocío Díaz vaticina que sucederá, por supuesto, a la hora de elaborar los presupuestos municipales o de aprobar asuntos urbanísticos que requieren mayoría absoluta en el pleno. “No hay diálogo porque no se quieren hacer la foto juntos”, ha recalcado.
 
Rocío Díaz ha sido especialmente crítica con el grupo de Ciudadanos, al que ha calificado de “muleta” del PSOE no sólo en Granada, sino en toda Andalucía. “Lo que hace es seguir los dictados de Juan Marín en Sevilla, que a su vez hace lo que le dice Susana Díaz”. Su discurso, ha añadido, es “muy pobre”, sobre todo si se empeña de hablar de una supuesta ‘pinza’ entre Partido Popular y Vamos Granada. “Cualquiera que lea nuestros programas verá que eso no tiene sentido, que somos partidos opuestos. Cualquiera que revise las actas de los plenos de los últimos meses verá cuántas veces han votado lo mismo Ciudadanos y Vamos Granada”.
 
Pero no ha dejado de lado que quien realmente debe cambiar de actitud es el alcalde Cuenca. “Lo que le digo es que hay que venir llorado de casa, que ahora ya es alcalde, que era su sueño, y lo que le toca no es hablar de herencias sino centrarse en gobernar, y eso significa tomar decisiones. Por ejemplo, pedirle a la Junta que nos pague lo que debe. Cuenca debe asumir responsabilidades y dejarse de vender humo y darse paseos”, ha enfatizado.
 
Por su parte, el concejal Francisco Ledesma ha achacado las críticas socialistas “a su desconocimiento, su incompetencia, su miedo a gobernar y su irresponsabilidad absoluta”, tras lo cual ha rebatido algunos de esos argumentos “demagógicos”. 
 
Para el edil, la situación que han dejado los populares ha sido de “estabilidad presupuestaria” y se ha mejorado en parámetros como el periodo medio de pago a los proveedores, que llegó a estar en 396 días y ahora se sitúa en 93, o el endeudamiento, que es del 104% “si se incluye la deuda de Emuvyssa, porque de lo contrario estaría en el 98%, cuando nosotros nos la encontramos en el 113%”
 
“El PSOE nos habla de que hay que hacer un plan de saneamiento porque en el presupuesto consolidado hay una inestabilidad consolidada de 188.000 euros. Por esa cantidad va Cuenca llorando por las esquinas, cuando nosotros hemos llegado a tener una inestabilidad de 15 millones, hicimos un plan de ajuste, que por cierto nos aprobó la Junta, y al año siguiente tuvimos una estabilidad por la misma cantidad. Nos habla de mala gestión cuando le hemos estado pagando todos estos años 2,2 millones al mes a Inagra por un contrato leonino que se hizo en la etapa del tripartito, nos reprocha una deuda con proveedores que no es sino la normal… Les recordamos a los socialistas que, durante todo el tiempo que hemos estado gobernando, en este ayuntamiento siempre se han pagado las nóminas con puntualidad. Eso es gestionar. A ver lo que hacen ahora ellos”.
 
La situación, ha agregado, sería aún mejor si Ciudadanos hubiera apoyado las ordenanzas fiscales y los presupuestos municipales de 2016. “No lo hicieron porque ya tenían amañado un acuerdo con el PSOE”. Y respecto a eso, ha puesto el acento en que ambos partidos tenían “un documento preparado” que incluía, entre otras medidas, la subida de impuestos municipales. “Ahora van a intentar hacerlo, estoy seguro”, ha vaticinado.