Ven, conoce la provincia de Granada.
Entre el 1 de septiembre y el 15 de octubre

Policía Local y Bomberos acumulan 5.000 horas extraordinarias en mes y medio

Política - M.A. - Sábado, 26 de Octubre de 2019
Según los datos facilitados por el gobierno municipal, en respuesta a una pregunta de la concejala socialista Raquel Ruz, el coste de esas horas asciende a 152.331,34 euros.
El alcalde y el edil de Seguridad Ciudadana con la cúpula policial el día del patrón.
J.Algarra/Ayto.Granada
El alcalde y el edil de Seguridad Ciudadana con la cúpula policial el día del patrón.

Las horas extraordinarias en Policía Local y Bomberos de Granada siguen acumulándose, como refleja la información facilitada por el gobierno bipartito a la concejala socialista Raquel Ruz.

La edil solicitó al área de Seguridad Ciudadana que dirige César Díaz datos respecto a las horas extraordinarias contabilizadas por los dos servicios entre el 1 de septiembre y el 15 de octubre. 

Según esta información, facilitada en el pleno celebrado este viernes, los dos cuerpos acumulan en ese mes y medio cerca de 5.000 horas extraordinarias. En coste, para el Ayuntamiento se traduce en 152.331,34 euros.

Desglosados esos datos, los Bomberos han prestado 2.711 horas extraordinarias, lo que según los cálculos del servicio suponen un coste de 71.462,05 euros. 

En la Policía Local son menos horas extraordinarias, pero cuestan un poco más. Así, según se recoge en la respuesta, la Policía Local ha hecho 2.231 horas extra, que suponen 80.869,29 euros. 

Estas horas extraordinarias se han contabilizado en plena reorganización por parte de los nuevos responsables del servicio, una reorganización -tachada de "nefasta" por Ruz- que ahora se pone a prueba con estos indicadores. El coste de estas horas se suma a la deuda que tiene el Ayuntamiento con los dos servicios. Según datos de julio de este año, hechos públicos por el propio teniente de alcalde César Díaz, la deuda ascendía a 2,7 millones de euros, una cantidad que se comprometió a pagar "en el menor tiempo posible". 

La plantilla de los dos cuerpos está mermada por la falta de planificación durante muchos mandatos, una situación agravada después por las limitaciones en la tasa de reposición y en la convocatoria de ofertas de empleo público durante la crisis. A ello se une ahora la jubilación anticipada, a los 55 años, a la que pueden acogerse los agentes de la Policía Local, una histórica reivindicación que se logró el pasado año.