Ven al Parque de las Ciencias
Los grupos justifican su voto en contra en que no se compensa la subida del IBI que se aplicará vía Gobierno central

El pleno de Granada rechaza los impuestos y tasas municipales para 2018 y complica las medidas para sanear las cuentas

Política - IndeGranada - Viernes, 22 de Diciembre de 2017
El PP, que ha cambiado su voto respecto a la aprobación inicial votando en contra, ha aprovechado el escenario para destacar "la soledad" del gobierno del socialista Francisco Cuenca.

Sesión plenaria celebrada este viernes en el Ayuntamiento de Granada. vía tg7

El pleno del Ayuntamiento de Granada ha rechazado las ordenanzas fiscales para 2018, con la actualización de impuestos y tasas municipales, al quedarse solo el gobierno socialista con la propuesta. A pesar de que en la aprobación inicial el PP, con once concejales, se abstuvo, finalmente el grupo popular ha votado en contra, al igual que el resto de la oposición, lo que ha impedido sacar adelante las ordenanzas. 

Como en años anteriores, el IBI ha sido el argumento esgrimido por los grupos de la oposición para justificar su rechazo. La subida de este impuesto viene establecida vía Presupuestos Generales del Estado, será de un 4 por ciento, pero lo que reclama la oposición es que el Ayuntamiento la impida modulando los tipos municipales. 

Desde el gobierno local, que ha rechazado la mayoría de las alegaciones amparándose en que se aplicación comprometería los ingresos previstos en el Plan de Ajuste, como certifica la Intervención, se insiste en que su propuesta ha "renunciado a la subida de impuestos". Pero se justifica: "Lo que no se puede permitir esta ciudad es bajar los impuestos, al menos, hasta que no se cumpla el plan de ajuste", ha enfatizado Baldomero Oliver, teniente de alcalde y responsable del área de Economía, para subrayar que estas no son las medidas que le gustaría aprobar al gobierno socialista, pero que 

La portavoz del grupo del PP, Rocío Díaz, que ha cerrado las intervenciones de su grupo, le ha recordado al alcalde, Francisco Cuenca, que el resultado de la votación del último pleno del año evidencia "la soledad" de su gobierno y le ha pedido que se someta a una "cuestión de confianza". 

Previamente, el concejal popular Francisco Ledesma había reprochado al alcalde que hubiera hecho "oídos sordos" y que no se hubiera sentado con la oposición.

Cs al PP: "Voten que no, de lo contrario estarán diciendo sí a la gestión del PSOE"

Desde el grupo de Ciudadanos, su portavoz, Manuel Olivares, ha justificado su rechazo en que las ordenanzas, a su juicio, son "recaudadoras", considerando que era necesario "acabar" con esa política. Por ello, durante su intervención, pidió a los populares que votaran que no, "porque de lo contrario era decir que sí a la gestión del PSOE". 

Vamos, Granada ha lamentado que las ordenanzas fiscales se hubieran convertido en la primera medida del plan de ajuste, porque ello certifica, según su portavoz Pilar Rivas, que se ha renunciado a que el documento plasmara un modelo de ciudad para convertirlo en una medida para mejorar la insuficiencia financiera "sin más. 

Para el portavoz de IU, Francisco Puentedura, las tasas e impuestos municipales presentadas por los socialistas siguen "la senda de la política económica que ha ahogado a los granadinos y ha llevado a la ruina al Ayuntamiento", la del PP. 

Una "traba" para aprobar unos nuevos presupuestos y evitar otra prórroga

Oliver, que ha tenido un enfrentamiento con la concejala de Vamos, Granada Marta Gutiérrez a cuenta de una de sus alegaciones para favorecer, según el edil, a las grandes empresas con el IAE, ha recordado que el expediente que pasaba por el último pleno del año no era "habitual" como en otros ejercicios, recordando la obligación de cumplir con las medidas recogidas en el plan de ajuste. 

Tras recordar en sus intervenciones que alegaciones de los grupos referidas al IBI habían sido rechazadas porque suponían una merma de ingresos de 7 millones de euros, ha recordado que lo que se debatía no era "un titular a ver quién es el mayor defensor de la no subida de impuestos, sino -entre otros aspectos- garantizar un nivel aceptable en la prestación de servicios públicos" a la ciudadanía de Granada o "mantener puestos de trabajo" en el Ayuntamiento. 

También ha advertido de que supone "una traba" para sacar adelante los presupuestos municipales para 2018. El Ayuntamiento de Granada mantiene prorrogados los presupuestos y funciona con los de 2015.

Información relacionada: