Seamos ejemplares

Pérez cree que Susana Díaz hace suyo el insulto de Villafranca al no destituirla

Política - IndeGranada - Jueves, 14 de Mayo de 2015
El presidente provincial del PP, Sebastián Pérez, se ha mostrado hoy “profundamente decepcionado” por el silencio de Susana Díaz y Teresa Jiménez en torno al polémico comentario en facebook de la directora del Patronato de La Alhambra, María del Mar Villafranca, en el que llamó “tontos del culo” a los votantes del Partido Popular en el contexto del debate sobre el proyecto del Atrio.

En concreto, Pérez ha asegurado que “el silencio de Susana Díaz sobre el exabrupto es también un insulto a muchos granadinos”, porque, a su juicio, “lejos de desautorizar a un cargo de su gobierno que menospreció a más de la mitad de los ciudadanos” la presidenta de la Junta “estaría respaldando implícitamente a Villafranca”, según informó el PP en una nota.

“Susana Díaz sólo tenía una opción, cesar a la directora de la Alhambra y pedir personalmente disculpas a los granadinos. Y ha optado por no hacer ninguna de las dos cosas, por lo que, como presidente del Partido Popular, lo que entiendo es que hace suyo el insulto”, ha asegurado Pérez.

El presidente popular también considera “insatisfactoria” la “nula reacción” del PSOE provincial, aunque en el caso de la secretaria general del PSOE granadino, Teresa Jiménez, Pérez cree que “es más de lo mismo”.“Hace mucho tiempo que Teresa Jiménez no defiende a Granada desde el PSOE, sino al PSOE de Sevilla en Granada. Lo hemos visto en asuntos como la declaración de La Alpujarra como Patrimonio Unesco, lo hemos visto en su nula reivindicación a la Junta en temas como la deuda con los municipios y lo vemos ahora, cuando prefiere alinearse con Sevilla a defender a Granada”, ha asegurado Pérez.

Pérez ha indicado que al estallar la polémica decidió “dejar pasar unos días” para ver si la presidenta de la Junta o el PSOE granadino “mantenían por una vez una postura digna con Granada”. “Pero lo que veo”, ha dicho Pérez, “es que una vez más se da la callada por respuesta, no se asume ninguna responsabilidad y los insultos, cuando son a una determinada parte de los granadinos, se consideran válidos”.

En todo caso, Sebastián Pérez no cree que “la salida de tono de Villafranca” sea un episodio pasajero o casual, sino “una postura premeditada” de la directora de La Alhambra, “que siendo un cargo designado por el gobierno de la Junta se considera por encima del alcalde de la ciudad o del presidente de la Diputación, que son cargos elegidos por todos los ciudadanos”.

“A Villafranca le ha sobrado soberbia. Incluso cuando ha pretendido rectificar, lo ha hecho de manera altanera y prepotente. Pero no es nuevo. Desde hace mucho tiempo viene queriendo imponer posturas en torno a La Alhambra, incluso cuando son contrarias a los intereses de Granada”, ha asegurado Pérez.

Para el presidente del Partido Popular, todo ello no hace sino “confirmar la vigencia” de la propuesta del PP de que Granada tenga más capacidad de decisión en relación con La Alhambra.

“Hay algo en esta postura oscurantista y prepotente en la gestión de La Alhambra del socialismo sevillano, y de su máximas representantes en Granada, Mar Villafranca, y Teresa Jiménez, que hace que la necesidad de que Granada pueda decidir en La Alhambra sea más urgente que nunca”, ha concluido Pérez.