Sierra Nevada, Copa del Mundo 24
la alhambra, cetursa, el parque de las ciencias, controladas por la Junta desde Sevilla

La mayoría absoluta del PP en la Junta recorta la autonomía de la gestión de las joyas de Granada

Política - Juan I. Pérez - Domingo, 10 de Diciembre de 2023
El PP, respaldado por su mayoría absoluta, acentúa desde la Junta de Andalucía la centralización en la toma de decisiones en Sevilla, mientras deja sin autonomía ni influencia a los organismos autonómicos que gestionan las joyas de Granada. Un análisis necesario.
Carazo y Moreno, en el Consejo de Gobierno celebrado en Sierra Nevada en marzo, en el que el presidente de la Junta y del PP lazó la candidatura de la consejera a la Alcaldía de Granada.
Álex Cámara/EP archivo
Carazo y Moreno, en el Consejo de Gobierno celebrado en Sierra Nevada en marzo, en el que el presidente de la Junta y del PP lazó la candidatura de la consejera a la Alcaldía de Granada.

De aquel mantra del que el PP hizo bandera durante sus últimos años de oposición: “Las decisiones se toman desde Sevilla”, que lanzaban con furor a los cuatro vientos y en cierta forma fue calando, los populares enaltecidos por la mayoría absoluta ha pasado a un control férreo de las instituciones autonómicas que gestionan las joyas de Granada.

En ese desprecio a Granada, la Junta de Andalucía ha llegado a suprimir el Centro de Documentación Musical de Andalucía, de prestigio internacional, como así ha proyectado para la Escuela Andaluza de Salud Pública, contra la oposición de organismos internacionales y nacionales

Desde la Alhambra, Sierra Nevada, al Parque de las Ciencias, el Gobierno andaluz de mayoría absoluta del PP ha ido paulatinamente recortando la autonomía de gestión para controlarlas desde Sevilla o utilizándolas en su propio beneficio, sin el más mínimo pudor, ante el silencio cómplice de la organización provincial, cuya estrategia del enfrentamiento centralista les dio réditos electorales, con aquellos lemas como “Granada no pinta nada en la Junta” ,“se gestiona desde Sevilla, a espaldas de los granadinos” o el hiperbólico "Sevilla nos roba".

En ese desprecio a Granada, la Junta de Andalucía ha llegado a suprimir el Centro de Documentación Musical de Andalucía, de prestigio y reconocimiento internacional, al rebajarla a unidad administrativa dependiente de la Biblioteca de Andalucía. Como ultima la desaparición de la Escuela Andaluza de Salud Pública, contra la oposición de organismos internacionales y nacionales.

Será por eso que la Diputación de Granada, presidida con mayoría absoluta por Francisco Rodríguez, presidente provincial del PP, ha premiado con el nombramiento como Hijo Adoptivo de la provincia al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla, sin explicar los méritos que le hacen acreedor de semejante distinción y limitarse a señalar en la nota de prensa que lo comunicaba la aprobación de la propuesta de reconocimiento a personas, entidades y asociaciones "por su labor, implicación y vinculación con Granada este 2023".

Nombramientos a dedo. Pese a las promesas del PP, que hasta firmó Juan Manuel Moreno con Juan Marín, en el Gobierno de coalición PP-Cs, nada de concursos públicos, abiertos y transparentes para nombrar a los directores generales de la Alhambra y Cetursa. Nombramientos a dedo.

El Parque de las Ciencias, la primera en perder autonomía de gestión

Fue durante el anterior Gobierno andaluz de coalición PP-Cs, con el apoyo parlamentario de la ultraderecha cuando el Parque de las Ciencias, el que era modélico museo interactivo, perdió su autonomía el 1 de enero de 2020 para pasar a ser gestionado directamente desde Sevilla. Lo reveló el entonces concejal y portavoz del grupo Podemos-IU, Antonio Cambril.

El Parque de las Ciencias había presentado en el año anterior, 2019, unas cuentas en las que autofinanciaba casi la mitad de su presupuesto y pagaba 2,4 millones en amortización de créditos

El Parque había presentado en el año anterior, 2019, unas cuentas en las que autofinanciaba casi la mitad de su presupuesto y pagaba 2,4 millones en amortización de créditos

El PSOE se opuso al cambio de gestión al considerar Teresa Jiménez que la modificación suponía un "atentado a la autonomía y al futuro del Parque" que podía tener "graves repercusiones para Granada".

'Abrazo al Parque de las Ciencias', una de las movilizaciones para defender la autonomía del museo interactivo. IndeGranada.

Las réplicas fueron vagas. Mientras Sebastián Pérez callaba, el alcalde de Granada de entonces, Luis Salvador (CS), vicepresidente del consorcio que gestionaba el Parque, restó importancia a los cambios y alegó que el museo se iba a integrar en un programa que tiene como objetivo controlar las cuentas. Todo ello pensando en que no se repitan "agujeros y déficit".

Casi cuatro años después, y pese a la movilización ciudadana que se opuso a la pérdida de autonomía, con un cambio en la dirección, problemas laborales en las empresas externalizadas, que hasta pusieron en riesgo el cuidado de los animales del Biodomo, y críticas al mantenimiento del recinto y la calidad de algunas de las nuevas propuestas

Por su parte, el entonces delegado del Gobierno andaluz en Granada, Pablo García, negó la pérdida del control de la gestión del Parque de las Ciencias desde Granada y aseguró que el único cambio que iba a realizar la Junta en el museo interactivo era el de su sistema contable.

Pero, como se demostró posteriormente, no existía otra forma de intervenir la gestión que no fuera mediante el control de sus cuentas. Y si el deseo hubiese sido concederle autonomía al Parque, lo hubiera tenido sencillo dejado convertirlo en Fundación. Pero no.

Casi cuatro años después, y pese a la movilización ciudadana que se opuso a la pérdida de autonomía, con un cambio en la dirección, problemas laborales en las empresas externalizadas, que hasta pusieron en riesgo el cuidado de los animales del Biodomo, y críticas al mantenimiento del recinto y la calidad de algunas de las nuevas propuestas.

Del PTS, poco. La gestión de Ana Agudo al frente del PTS ha pasado desapercibida. Nombrada en mayo de 2019 por Cs, ahora forma parte del equipo de Carazo, como concejal de Movilidad, Protección Ciudadana, Agenda Urbana, Sostenibilidad y Fondos Next Generation del Ayuntamiento de Granada. El pasado 3 de noviembre, la Junta, a través del Patronato de la Fundación Parque Tecnológico de la Salud, abrió concurso para relevarle. La selección de candidato a este cargo se fundamenta “en los principios de igualdad, mérito y capacidad, unas exigencias” que ya se aplicaron en la designación, a dedo, de la ahora concejal de Granada.

Cetursa, controlada desde Sevilla

Con Cetursa, la empresa pública que gestiona la estación de esquí de Sierra Nevada, pasó otro tanto. Desde este otoño la gestión económica se efectúa desde Sevilla. Una decisión de la consejera de Fomento, Vivienda y Articulación del Territorio, la granadina Rocío Díaz, de la que depende la empresa pública andaluza.

Desde entonces, es el director general de Movilidad y Transportes el encargado del control económico, presupuestario y contable de la estación de esquí. El puesto lo ocupa desde el pasado julio José Miguel Casasola Boyero. Antes había acompañado a Rocío Díaz, cuando dirigía el Patronato de la Alhambra, como secretario general del monumento

El pasado 16 de septiembre, el número dos de la Consejería que dirige Rocío Díaz, que ya era viceconsejero con Marifrán Carazo en la consejería, ahora alcaldesa de Granada, dictó una resolución en la que delegaba las competencias en la Dirección General de Movilidad y Transportes, en una decisión llamativa, por cuanto que se trata de la gestión económica de la estación de esquí, no de una carretera o un sistema de transporte.

Entre las competencias que se le atribuyen destaca la supervisión, junto al presupuesto y los gastos, de los fondos europeos que reciba Cetursa.

Desde entonces, es el director general de Movilidad y Transportes el encargado del control económico, presupuestario y contable de la estación de esquí. El puesto lo ocupa desde el pasado julio José Miguel Casasola Boyero, tras ser aprobado su nombramiento en Consejo de Gobierno. Antes había acompañado a Rocío Díaz, cuando dirigía el Patronato de la Alhambra, como secretario general del monumento.

Rocío Díaz toma posesióndel crago de consejera, en abril pasado, en presencia de Juan Manuel Moreno.FRANCISCO J. OLMO/EP

En la Alhambra, la Junta detrae fondos

En la Alhambra aún es más evidente, si cabe, el férreo control que ejerce el PP desde Sevilla, desde el primer momento en que asumió la gestión del monumento. Así, detrajo fondos de sus cuentas para otras contingencias, hasta el punto de que dejó a la Alhambra al borde de la quiebra, durante la pandemia, lo que le obligó a salvarla con una transferencia de una partida destinada al pago del personal del SAS.

La Alhambra, en marzo de 2020, presentaba un superávit de más de 55 millones, pero cayó, un año después, a 6,4 millones euros por el descenso de venta entradas debido a la pandemia del coronavirus, pero también porque el Gobierno andaluz detrajo 23 millones del Patronato para destinarlo al fondo Covid

La Alhambra, en marzo de 2020, presentaba un superávit de más de 55 millones, pero cayó, un año después, a 6,4 millones euros por el descenso de venta entradas debido a la pandemia del coronavirus, pero también porque el Gobierno andaluz detrajo 23 millones del Patronato para destinarlo al fondo Covid y, según denunciaron los socialistas, de otros 20,4 millones, empleados para “pagar en el municipio granadino de cuya finalización dudamos, y que no tienen nada que ver con el conjunto histórico-artístico, pese a su denominación global de Plan Alhambra”.

La situación del conjunto monumental era de quiebra y la Junta de Andalucía, tras detraer fondos, fue al rescate, inyectando una partida de 5 millones de euros para afrontar sus obligaciones de pago y no comprometer nóminas o la necesaria conservación del monumento. De no recibir esa inyección económica, había alertado el Patronato que dirige Rocío Díaz, se pondrían en riesgo esos pagos. La Alhambra no tenía dinero. 

Luego, ninguna decisión de calado ha sido adoptada por la dirección de la Alhambra, sin el visto bueno de Sevilla

Pero esos 5 millones salieron de la partida para el complemento específico del personal de sanidad. La memoria justificativa de esta transferencia de crédito, que publicó El Independiente de Granada, hacía constar que "los créditos que causan baja no serán necesarios en el ejercicio actual con la finalidad para la que fueron autorizados inicialmente" y que "no altera los objetivos e indicadores de los programas afectados".

La Junta cerró el año con un superávit económico de 206 millones, gracias, en parte, a los fondos transferidos desde el Gobierno para combatir el Covid.

Hasta un verano sin Lorca en el Generalife. La gestión desde Sevilla ha llegado incluso, este verano, al ciclo ‘Lorca y Granada en los Jardines del Generalife’ que, por primera vez en sus 21 años de vida, obvió al poeta universal, quien debe ser el centro de los espectáculos anuales para amenizar las noches de verano de Granada.La Consejería de Turismo, Cultura y Deporte, que dirige Arturo Bernal, lo hizo este año con el espectáculo ‘Picasso y la danza’, estrenado en Málaga, ciudad natal del genial pintor, en el Teatro del Soho, el pasado día 3 de junio, incluido en la conmemoración del 50 aniversario del fallecimiento de Picasso. En Granada, la Consejería forzó la vinculación con Lorca, añadiendo al título -Picasso y la danza- ‘Un encuentro con Lorca en Granada’. 

Un excelente espectáculo, sí, pero sin Lorca, en un ciclo dedicado al poeta y dramaturgo universal. Apenas dos guiños al poeta de Fuente Vaqueros, con una referencia a una romería de El pastor bobo y un baile sobre uno de los dibujos de Lorca, la Saeta del Poemario del Cante Jondo.

Y todo ello, tras la polémica edición de 2022.

Un polémico nombramiento, sin unanimidad y con dudas sobre el perfil, desconocido en Granada, y asesor de empresas, sin formación ni preparación en la gestión cultural, para un monumento como la Alhambra y el Generalife

Luego, ninguna decisión de calado ha sido adoptada por la dirección de la Alhambra, sin el visto bueno de Sevilla.

Al relevar Rocío Díaz a Marifrán Carazo al frente de la Consejería de Fomento, la Junta nombró a dedo en julio de 2023, como nuevo director del Patronato, a Rodrigo Ruiz-Jiménez, tras 101 días con el puesto vacante, por el interés partidista del PP, que esperaba a las municipales, para asegurarse una mayoría en el Patronato.

Un polémico nombramiento, sin unanimidad y con dudas sobre el perfil, desconocido en Granada, y asesor de empresas, sin formación ni preparación en la gestión cultural, para un monumento como la Alhambra y el Generalife.

Marifrán Carazo y Rodrigo Ruiz-Jiménez, en la firma de la prórroga del proyecto del Paseo de Romayla. Ayto. Granada.

Hasta ahora, no se conoce decisión alguna relevante, tan solo una foto más para Marifrán Carazo, al desbloquear la Junta después de cuatro años la ejecución del proyecto del Paseo de Romayla y conceder al Ayuntamiento una prórroga hasta 2027, pero sí su falta de diligencia que ha dejado sin atención sanitaria a visitantes y trabajadores del monumento, al no prever la renovación del acuerdo con Cruz Roja, que cumplió el pasado primero de diciembre.

¿Son acaso ahora más granadinas la Alhambra, Cetursa, el Parque de las Ciencias? ¿O el Centro de Documentación Musical de Andalucía? ¿O la Escuela Andaluza de Salud Pública?

Y toda esa pédidade autonomía, con la "influencia" que, según el PP provincial, ejerce Granada en Sevilla, con Rocío Díaz y Marifrán Carazo. ¿Para qué?

¿Son acaso ahora más granadinas la Alhambra, Cetursa, el Parque de las Ciencias? ¿O el Centro de Documentación Musical de Andalucía? ¿O la Escuela Andaluza de Salud Pública?

¿Hay previsto algún proyecto de relevancia para Granada desde el Gobierno andaluz?

Si ojalá tuvieran influencia, que la apliquen en defender una sanidad y educación públicas de calidad, para empezar.