Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19
Mientras PP sigue con su plan de integrarla en el Instituto de la Salud, Cs discrepa y cree que "funciona perfectamente"

El futuro de la EASP abre una grieta en el Gobierno andaluz

Política - Redacción El Independiente de Granada - Sábado, 8 de Febrero de 2020
PP y Ciudadanos discrepan sobre la Escuela Andaluza de Salud Pública, mientras el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, insiste en que no habrá una decisión sobre el futuro del prestigioso organismo hasta que no concluyan las auditorías internas. Frente a las grietas en el Gobierno andaluz, el PSOE pide al presidente Moreno que aclare qué quieren hacer con la EASP.

Trabajadores de la EASP movilizados en defensa de la Escuela. Indegranada

La movilización de los trabajadores de la Escuela Andaluza de Salud Pública, emprendida desde que se conoció la intención del PP de surimirla, -que desveló El Independiente de Granada-, secundada por los sindicatos y PSOE y Adelante Andalucía ha conseguido que trascienda, y conseguir el apoyo unánime de la comunidad científica nacional e internacional.

Este apoyo unánime sitúa al PP en una posición comprometida, y más cuando hasta la Organización Mundial de la Salud le ha trasladado a la Presidencia de la Junta que de seguir con los planes, la EASP perdería la valiosa certificación de agencia colaboradora, un prestigioso marchamo que subraya la calidad de la formación, docencia e investigación de la Escuela

 
Este apoyo unánime sitúa al PP en una posición comprometida, y más cuando hasta la Organización Mundial de la Salud le ha trasladado a la Presidencia de la Junta que de seguir con los planes, la EASP perdería la valiosa certificación de agencia colaboradora, un prestigioso marchamo que subraya la calidad de la formación, docencia e investigación de la Escuela.
 
Tras el debate parlamentario del pasado jueves de la propuesta socialista en defensa de la EASP, al que asistitó una representación del comité de empresa, que al menos consiguió la unamidad de que la EASP mantenga su sede en Granada, las grietas en el Gobierno bipartito se han hecho evidentes.
 
Y mientras el PP sigue con su planteamiento de crear el Instituto Andaluz de la Salud, en el que integrará a la EASP, C´s, su socio en la Junta defiende por sorpresa a la Escuela. Y lo ha traslado a través del vicepresidente y líder andaluz del partido naranja, Juan Marín, en contra del criterio del portavoz del Grupo Popular y firmante de la Proposición de Ley, José Antonio Nieto, y del consejero de Salud y Familias, Jesús Agurrire.
 

Miembros del comité de empresa de la EASP, durante el debate en el Parlamento el pasado jueves. indegranada

Así, Marín señaló que la Escuela "funciona perfectamente tal y como está" y "tiene que quedarse en Granada". Y añadió que  "lo fundamental -en la EASP- no puede cambiar, es mi opinión y la de mi grupo parlamentario".
 

Pero al PP también le sale otra grieta desde dentro del Gobierno andaluz. En concreto, en el portavoz y consejero de Presidencia, Elías Bendodo, quien insistió un día después del debate parlamentario en que hay que esperar a las auditorías que se realizarán en este año sobre el sector público empresarial del Gobierno andaluz para conocer el futuro de entes como la Escuela

Pero al PP también le sale otra grieta desde dentro del Gobierno andaluz. En concreto, por el portavoz y consejero de Presidencia, Elías Bendodo, quien insistió un día después del debate parlamentario en que hay que esperar a las auditorías que se realizarán en este año sobre el sector público empresarial del Gobierno andaluz para conocer el futuro de entes como la Escuela Andaluza de Salud Pública o la Fundación Progreso y Salud, esta última, también llamado a desaparecer, según la propuesta de los populares.
 
Bendodo recalcó que hasta que no estén las citadas auditorías "no corresponde tomar una decisión" y agregó que las auditorías "pueden arrojar todo tipo de informes: mantenimiento tal cual, fusión, absorción, reducción o eliminación y no descartamos ninguna".
 
La Junta prevé que las auditorías estén terminadas antes del inicio del verano o, al menos, las primeras conclusiones.
 
El PSOE, mediante la diputada y exconsejera María José Sánchez Rubio, mantiene la presión en defensa de la EASP y exige al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, ante las discrepancias internas, que aclare qué quieren hacer con el organismo.
 

Diputados socialista y de Adelante Andalucia, junto a miembros del comité de empresa de la EASP, el jueves, en el Parlamento andaluz. PSOE Granada

Tras valorar que la Proposición No de Ley socialista debatida este jueves en el pleno del Parlamento andaluz saliera adelante, Sánchez Rubio advirtió de que el apoyo unánime de todos los grupos para que la sede siga estando en Granada, "no puede ocultar el apoyo tibio del PP y Cs", que "optaron por la abstención en los puntos relativos a que el citado ente mantenga la configuración actual y el modelo de éxito que la ha convertido desde su creación en una referencia nacional e internacional".

"Tras esa posición de voto se esconde una nueva crisis en el Gobierno andaluz de las derechas, que otra vez ha evidenciado su inestabilidad puesto que los 26 diputados del Grupo Parlamentario de Cs se niegan a apoyar la Ley de creación del Instituto Andaluz de Salud, que sigue su cauce parlamentario", señaló

 
"Tras esa posición de voto se esconde una nueva crisis en el Gobierno andaluz de las derechas, que otra vez ha evidenciado su inestabilidad puesto que los 26 diputados del Grupo Parlamentario de Cs se niegan a apoyar la Ley de creación del Instituto Andaluz de Salud, que sigue su cauce parlamentario", señaló.
 
La parlamentaria socialista señaló que el PSOE seguirá "en alerta" hasta que la Junta y, especialmente la Consejería de Salud, "descarten definitivamente" una propuesta que podría tener "graves" consecuencias para el mantenimiento de los 180 puestos de trabajos que hay en la EASP y la labor que desde 1985 ha llevado a cabo.
 
Desde Adelante Andañucía, el diputado miembro de IU Jesús Fernández, volvió a a reclamar que se ponga fin a la incertidumbre a la que se enfrentan los trabajadores y trabajadoras de este organismo, de la que responsabiliza a "la posición ambigua del PP, que no aporta información fiable sobre sus planes de 'racionalización' de espacios en Andalucía".