Granada llena de vida.
Análisis de la acción del gobierno municipal y de la oposición, en el arranque del mandato

Ciudadanos y oposición arrinconan al PP en los primeros cien días de gobierno municipal

Política - Juan I. Pérez - Lunes, 21 de Septiembre de 2015
Ciudadanos, y toda la oposición, liderada por los socialistas, pero con gran relevancia de Vamos Granada e IU, han protagonizado los primeros cien días del gobierno municipal de la capital, en los que el grupo popular, en minoría, apenas ha sabido abrir espacio para destacar, arrinconado por el pacto suscrito con la formación que encabeza Luis Salvador y que acapara, fuera del gobierno, lo relevante de una acción de gobierno.
Torrres Hurtado, Salvador y Cuenca, protagonistas de la actividad municipal.
Miguel Rodríguez
Torrres Hurtado, Salvador y Cuenca, protagonistas de la actividad municipal.

La firme decisión de reabrir la Biblioteca de las Palomas y la puesta en marcha, aunque con las serias dudas de que la participación de la ciudadanía será decisiva, del Observatorio de la Movilidad, son los logros del arranque del mandato, pero cuentan con el sello de Ciudadanos y de toda la oposición, puesto que son reivindicaciones ‘históricas’ de la ciudad, a las que el PP fue ajeno, y que ha aceptado en el nuevo rol que asume.

También alcanza relevancia las comisiones delegadas que debatirán para su aprobación muchos de los asuntos que pasaban por los plenos. Las comisiones, como gran novedad,  se abrirán a la ciudadanía y a los medios de comunicación. Se celebrarán lunes, martes y miércoles de la semana anterior al pleno, fijado para cada último viernes de mes.

El pleno evidenció la minoría del gobierno local al aprobar por 15 votos a favor y 11 abstenciones la moción sobre el soterramiento del AVE de los vecinos de La Chana, presentada por el PSOE. Aunque el PP prefería zanjar el soterramiento con la declaración institucional aprobada por unanimidad previamente, el apoyo de toda la oposición, incluido Ciudadanos, hará que los vecinos estén presentes en la delegación que se constituya para defender los intereses de la ciudad ante Fomento, pidiendo garantías de que los trabajos serán compatibles con el futuro soterramiento para que no se "derroche" la inversión.

Junto a ello, la difusión de optar a la Capitalidad Cultural Europea en 2031, primer año libre disponible que volverá a tocar a España, y que compartirá con una ciudad de Malta. Pero este proyecto, que ya debió ser cumplido hace lustros, es tan lejano en el tiempo y requiere de tanta capacidad de aunar consensos en la Junta y en el Gobierno central, que apenas, ahora, puede despertar ilusión.

Un gobierno ‘atado’ a un pacto

Luis Salvador y José Torres Hurtado sellan el pacto programático. Miguel Rodríguez

El gobierno municipal del PP aún no ha cogido el mando porque aún no ha sabido establecer una estrategia que abra hueco con la atadura de pacto programático suscrito con Ciudadanos, y que permitió a José Torres Hurtado, afrontar su cuarto mandato como alcalde. Apenas tiene posibilidad de margen, de impulsar proyectos propios y autóctonos, que le devuelvan liderazgo político.

Y ante una ocasión que se le presentó, como sumarse, al Eje Sevilla-Málaga de desarrollo, o encabezar una alternativa, de momento, la ha dejado pasar por alto, con declaraciones ambiguas y poco determinantes, como si no advirtiera la importancia de un proyecto que amenaza con relegar más aún a Granada, y al que han pedido sumarse o abrir una seria reflexión los agentes políticos y sociales, el resto de partidos políticos y la Junta y la Diputación.

El nuevo rol del alcalde de aglutinar a todos los grupos, ha pasado inadvertido en los primeros cien días de gobierno

Dijo el alcalde en su toma de posición, que quería ser, en este mandato, el que aglutinara el consenso, el que se situara por encima de todos los grupos y desatascara los proyectos que beneficien a la ciudad. 

Pero este nuevo papel que asumió ha pasado inadvertido en los primeros cien días de gobierno.

La actividad del  gobierno municipal también se ha visto mermada por la maltrecha situación económica del Ayuntamiento, a la que llevó el PP, que impide a la Concejalía de Urbanismo, de Isabel Nieto, impulsar proyectos que visualicen la mejora de la ciudad.

Una oposición que crece

Ante la debilidad del gobierno municipal, la oposición, en su labor fiscalizadora, se ha crecido alentada por una no resuelta bicefalia (PP y Ciudadanos) que manda en la ciudad.

El PSOE, encabezado por Francisco Cuenca,  lidera la oposición, con la fuerza de sus ocho concejales, que se han distribuido áreas y distritos, como un gobierno en la sombra. Con el apoyo de la agrupación local, el primer lunes tras la constitución del Ayuntamiento, los socialistas marcaron su propia agenda y siguen con ella, interrumpida por los inevitables pronunciamientos para salir al paso de actuaciones o declaraciones del gobierno.

Grupo del PSOE con la secretaria provincial, Teresa Jiménez. IndeGranada

Preparados para liderar, si las condiciones lo propician, una moción de censura que de un vuelco al gobierno local, y que amenazará al PP durante el mandato, y con mayor fuerza tras las Generales de diciembre, y las incógnitas de pactos estatales que se abren y que, desde el otro lado, también pueden afianzar al PP y sus relaciones con Ciudadanos.

Vamos Granada, liderada por Marta Gutiérrez, ya ha tenido tiempo en estos cien días de conocer la dinámica municipal para armar su papel en la oposición, dura, que alterna con propuestas.

Pilar Rivas, Marta Gutiérrez y Luis de Haro-Rossi; Vamos Granada. Miguel Rodríguez

Francisco Puentedura, al frente de IU, -que cuenta con categoría de grupo, gracias a Ciudadanos-,  se multiplica en su acción de oposición y de plantear alternativas. Un permanente azote al gobierno, constructivo, a la vez.

Puentedura en campaña. Miguel Rodríguez

Ciudadanos es la referencia. En su doble rol de sustentar al gobierno y de conducirle desde la oposición. Luis Salvador se erige en el duodécimo concejal del gobierno, y primerísimo teniente de alcalde, por la influencia decisiva que ejerce, pero adscrito al partido que lidera. Lo que le hace obtener un rédito desproporcionado para los cuatro concejales con que cuenta el grupo. Pero ese era el alto precio del pacto programático. Marca el paso del gobierno, desde fuera. Pero es una situación delicada que le exige una habilidad política que le pone a prueba diariamente.

Los cuatro concejales de Ciudadanos. IndeGranada

Tensión rebajada con la Alhambra

Isabel Nieto y Reynaldo Fernández, en la Cuesta de los Chinos. MIguel Rodríguez

Ciudadanos es la referencia y Salvador, como el decisivo duodécimo concejal del gobierno

La acertada elección de Reynaldo Fernández como director del Patronato de la Alhambra ha reportado consecuencias en muchos aspectos. Indirectas, como la marcha de la política activa después de 33 años del socialista Manuel Pezzi, hasta la más directa: se ha rebajado la tensión entre el PP, el  gobierno municipal, y el monumento.

La pérdida de un referente de confrontación para el gobierno local, que junto a Ciudadanos, centró su campaña electoral con Mar Villafranca al frente, entonces, de la Alhambra, ha reducido el margen de maniobra política del PP.

No obstante,  en la reunión del grupo parlamentario del PP volvió a reivindicar el alcalde volvió a reclamar los dos euros de las entradas para acceder al monumento a la rehabilitación del Albaicín. Muestra de que el alcalde no olvida sus reivindicaciones con la Alhambra, pero ahora sopesa enmarcarlas en reuniones bilaterales con la dirección del monumento o en el seno del Patronato, lo que era una quimera con Villafranca.

En ese contexto, queda por resolver si mantendrá la consulta popular sobre el Atrio, una de sus propuestas más llamativas en campaña, apoyada por Ciudadanos, o la suspende, si la Junta da el paso definitivo de anunciar la suspensión del proyecto, al que ya ha hecho numerosos guiños, con las continuas llamadas al consenso, como seña de identidad en la nueva etapa que se abre en la gestión del monumento.

Lamentable gestión en TG7 y el desliz del alcalde

La ex directora de TG7, Cristina García. IndeGranada

En cien días ha habido tiempo también de alimentar polémicas. La más llamativa la lamentable gestión de TG7, resulta, de momento, tarde y mal, con la destitución de la directora de la televisión municipal, trasladada al área social del Ayuntamiento, en virtud del cuestionable estatus de personal laboral, y la dimisión del concejal Fuentes, como consejero delegado del ente público de comunicación, que pasa, ahora, a depender de Francisco Ledesma.

Pero la oposición, con Ciudadanos incluido, no se conforma solo con ello, y exige abrir una nueva etapa de pluralidad para convertir a TG7 en una televisión realmente plural, participativa, transparente, de calidad y de servicio público. Seguirá dando que hablar.

La otra lamentable polémica la protagonizó el alcalde con sus más que desafortunadas declaraciones machistas: "Ya sabéis que las mujeres cuanto más desnudas, más elegantes, y los hombres cuanto más vestidos, más elegantes".

Como no podía de otra forma, dio la vuelta a España, pese a las disculpas de un alcalde avergonzado por sus propias declaraciones y que volvió a sentir la soledad de su grupo y de la organización provincial.

La lucha contra el botellón y las juntas de distrito, entre las grandes lagunas

Gestionar es decidir prioridades. Entre ellas, el gobierno municipal no incluyó a la lucha contra el botellón, probablemente porque confiaba en que en verano disminuía su presencia, lo que, como publicamos, no fue del todo cierto, por la presencia de numerosos jóvenes en el ‘botellódromo’ los fines de semana de julio y agosto.

Si no convoca con rapidez la mesa antibotellón, y con la presencia de afectados, se convertirá, de nuevo, en un problema con el inicio del curso escolar y, pronto, del universitario. 

Tampoco impulsó en los primeros cien días las juntas municipales de distrito. El principal órgano de participación vecinal, sigue sin haber contabilizado reunión alguna en alguno de los distritos de la capital. Es de suponer, que próximamente comience su actividad, nombrados ya los concejales de distrito.

La alargada sombra del relevo

Sebastián Pérez, delante de Fuentes, en su única aparición pública. Miguel Rodríguez

No es un debate que Ciudadanos quiera reabrir, el de la marcha de Torres Hurtado, pese a que fue exigencia del partido para pactar. Pero el PP, con su presidente provincial, Sebastián Pérez y su secretario, Santiago Pérez, está al acecho, entre otras consideraciones, porque el beneficiario sería Sebastián Pérez, como alcalde de Granada, sin pasar por las urnas.

La actividad pública de concejal de Transparencia se limita a una sola aparición, de pie, acompañado de Fuentes, para explicar cómo quiere convertir al Ayuntamiento de Granada, a la cola en transparencia de España, a la vanguardia. Apenas pasa por dependencias municipales, más preocupado como presidente provincial del PP, en rearmar su partido de cara a las Generales.