Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada

13 de junio: de la mayoría absoluta a un gobierno local con 11 u 8 concejales

Política - María Andrade - Sábado, 6 de Junio de 2015
En el ecuador del plazo para que se constituya el Ayuntamiento, se intensifican los contactos políticos para cerrar acuerdos en un contexto agitado por el futuro de la Diputación y la posibilidad de una nueva convocatoria electoral en Andalucía. Ya hay algo claro, el futuro alcalde gobernará en minoría tras lograr los apoyos suficientes para la investidura.
Torres Hurtado con su equipo de gobierno y resto de candidatos.
Candidatura PP
Torres Hurtado con su equipo de gobierno y resto de candidatos.

El futuro alcalde de Granada tomará posesión en una semana en una corporación con cinco grupos municipales y un equipo de gobierno que afrontará el inicio del mandato en minoría. 

Es, en el ecuador del plazo que tienen las cinco formaciones para acordar la investidura, el único dato asegurado mientras se intensifican los contactos políticos en un contexto agitado por el futuro de la Diputación, símbolo del poder provincial, y con la sombra de una nueva convocatoria electoral en Andalucía.

Todo apunta a que ninguna de las formaciones que con su voto inclinarán la balanza de la investidura entrará a formar parte del gobierno. Un desgaste que no están dispuestos a asumir los partidos emergentes, con vistas al horizonte de las Elecciones Generales, y tampoco Izquierda Unida, recuperándose ya del castigo a su frustrado acuerdo de gobierno con los socialistas en Andalucía. 

Y un hecho más, igual de cierto, el resultado de las negociaciones poselectorales dejará heridas internas en los dos partidos con alternativas para gobernar, PP y PSOE. En el primero porque la continuidad de José Torres Hurtado ha sido la moneda de cambio exigida en la negociación con Ciudadanos. En el segundo, por el pulso interno para designar al candidato a la presidencia de la Diputación.

Un gobierno de 11 u 8 concejales para una corporación de 27

Un gobierno en minoría, con 11 o con 8 concejales, según prosperen las negociaciones de PP o PSOE, y con muchos retos, entre ellos el de la estabilidad. ¿Cómo gobernar cuando cada iniciativa necesitará del concurso, obligatoriamente, de una o de dos formaciones?

La pelota de la estabilidad está en el tejado del investido. Es lo que piensan desde Vamos Granada e Izquierda Unida, que este sábado han mantenido un encuentro en el que han constatado las coincidencias entre ambas formaciones, que no lograron, sin embargo, cerrar la gran confluencia en la que se trabajó antes de las Municipales. Y la clave para lograr la estabilidad: cumplir los compromisos que se firmarán, con plazos incluidos. Somos fuerzas políticas "responsables", resalta Francisco Puentedura para señalar que no jugarán a la "inestabilidad", en un pleno "mas plural". Su posición será "propositiva", "constructiva" y "muy vigilante", según las palabras empleadas por Marta Gutiérrez. 

Marta Gutiérrez y Francisco Puentedura mantuvieron un encuentro este sábado. vamos granada

Los dos concejales electos hablan abiertamente de su voluntad de favorecer la investidura del candidato del PSOE. Un respaldo que exigen cimentar sobre compromisos concretos, firmados y con plazos.  Y que, en todo caso, tendrán que avalar sus bases o asambleas. Entienden que el acuerdo no es posible con el PP, porque en los 12 años de gobierno ha estado "instalado en la mayoría absoluta". El cambio es "posible" apoyando un gobierno del PSOE, pero "sin carta blanca", advierte el edil de Izquierda Unida. Ir más allá del "cambio de personas" y "marcas", para garantizar que las políticas dejan de hacerse "de espaldas" a la gente, reitera Gutiérrez. 

Porque la izquierda ha tomado ventaja en estas negociaciones. Encuentros a dos, con propuestas sobre la mesa y hasta convocatorias y fotos de esas reuniones, una práctica nada habitual muestra, acaso, de esa voluntad de cambio.

Más transparencia, con la publicación de los movimientos de las cuentas públicas; más participación; freno a los desahucios y excluir a los bancos que los ejecutan; menos altos cargos y con sueldos más bajos; medidas contra la pobreza energética; investigación de las operaciones que acabaron con imputados; y medidas para garantizar los servicios públicos.

 

Teresa Jiménez, Marta Gutiérrez y Paco Puentedura, tras la reunión del pasado lunes. miguel rodríguez

Son medidas que, con más o menos matices, comparte el PSOE, que ha advertido no obstante de la complejidad de concretar alguna de ellas. Conscientes de esa dificultad y también de gobernar con 8 concejales, dado que la intención expresada por las dos formaciones con las que se ha reunido hasta ahora es no ser compañero de viaje en el gobierno local, insisten en la estabilidad. De hecho, Paco Cuenca, que es quien acaricia la Alcaldía tras 16 años de los socialistas fuera del gobierno, ha llegado a decir esta semana que no será alcalde "a toda costa" y que solo aspirará a la Alcaldía si hay "garantía de estabilidad". 

Pero hay una tercera fuerza en juego, Ciudadanos. PP y PSOE necesitan de la formación que lidera Luis Salvador, que ha marcado primero las exigencias a la derecha. Puso como condición para iniciar cualquier diálogo unas disculpas públicas del alcalde, por los ataques en campaña, y las obtuvo. Pero ha dado un paso más exigiendo la marcha de Torres Hurtado para dialogar con el PP. Si no es así, ha dicho Salvador, estará diciendo que la opción de cambio tiene que hacerse "hacia otro lado". Luis Salvador ha dicho que llamará este domingo al alcalde para despejar hacia dónde se inclinarán las conversaciones. 

Luis Salvador en un mitin de Ciudadanos en la campaña de las Elecciones Autonómicas. miguel rodríguez

Torres Hurtado ya le contestó que no se marcharía. Y un día después de esa exigencia de Salvador, Sebastián Pérez rechazó esa "línea roja" que suponía su marcha, como la había calificado el líder del PP andaluz, Juanma Moreno antes de que se pronunciara Pérez. Esa tardanza obligó al presidente del PP granadino a pronunciarse sobre su relación con el alcalde; le puso él mismo calificativos: "magnífica" y "espléndida".

Pese a la exigencia de Ciudadanos y a marcar una línea roja, Juanma Moreno vio "razonable" que se pudiera llegar a acuerdos con Ciudadanos en capitales como Almería o Málaga, en ciudades menores o en la Diputación de Málaga. Y no descartó a Granada en esas declaraciones de ayer viernes. Lo hizo después de señalar que están trabajando con "lealtad" y "claridad" con Ciudadanos, aunque insistió en que habían empezado con propuestas "difíciles de atender" como la marcha del alcalde.

Difícil situación la de Torres Hurtado, pues las dos opciones le dejan fuera de la Alcaldía. Ya dijo que no seguiría si está en la oposición. Mientras, en otras ciudades como Almería, el PP ya ha firmado el compromiso para iniciar las negociaciones con Ciudadanos; en Granada según lo manifestado por Luis Salvador, las conversaciones comenzarán una vez que se despeje la continuidad del alcalde. Y ha desmentido que haya iniciado sin hacerlo público ningún contacto con el presidente provincial de los populares, llegando a asegurar, en una entrevista con Onda Cero, que esas informaciones venían del entorno del alcalde. 

Porque según lo manifestado, ni PP ni Ciudadanos han negociado, mientras la alternativa a su gobierno, liderada por el PSOE, sigue con sus encuentros. El PP se ha quejado del "frente popular" que trata de desalojarlo de las instituciones que gobierna y ha asegurado que está dispuesto a dialogar con todas las fuerzas políticas. 

Diputación, en el foco de atención

Las llamadas efectuadas por un interlocutor del PP al número dos de Vamos Granada, Luis de Haro-Rossi, de las que informó El Independiente de Granada y en las que le habría ofrecido un puesto de responsabilidad a cambio de apoyo en la Diputación, han suscitado polémica. El PP admite que un intermediario llamó a De Haro-Rossi, aunque con la única intención de contactar con la formación para trasladarle su deseo de dialogar. De Haro-Rossi asegura, por contra, que algo olía "mal" en aquella conversación, al haberle asegurado que no tenía que informar a su formación, a lo que se negó cortando la comunicación. El PP de Granada anunció el miércoles que presentaría una querella el mismo viernes si el número dos de Vamos Granada no se retractaba. Finalmente, según confirmó un portavoz del partido, lo hará el lunes. 

Ronda de contactos de Jiménez para consensuar a los diputados

Mientras tanto, el pulso interno por la carrera a la Diputación sigue en el seno del PSOE. El alcalde de Maracena, Noel López, aspira a presidir el organismo provincial y ha postulado su candidatura en contra de la voluntad de la Secretaría General, que le recordó que no tocaba hablar de nombres cuando aún no estaba cerrado ningún acuerdo para que los socialistas tomen las riendas de la institución. La líder provincial, Teresa Jiménez, encabeza estos días reuniones con las agrupaciones locales y ejecutivas para "consensuar" a los once diputados socialistas que se sentarán en la Diputación. Ayer estuvo en la comarca de Guadix, Huéscar y Baza. Precisamente esta última es la localidad de Pedro Fernández, alcalde con mayoría absoluta que podría convertirse en la 'tercera vía' frente a Noel López y José Entrena, la persona por la que siempre había apostado la dirección provincial.