Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada

El tráfico en las carreteras granadinas crece menos que la media de Andalucía

E+I+D+i - Europa Press/IndeGranada - Domingo, 7 de Mayo de 2017
El año pasado circularon un 2,7% más de vehículos por las vías de la red autonómica en la provincia, mientras que en toda la comunidad el aumento fue del 4,7%.
Salida de la Ronda Sur hacia La Zubia, Huétor, Cájar y Monachil.
aopandalucia.es
Salida de la Ronda Sur hacia La Zubia, Huétor, Cájar y Monachil.

Las carreteras de Granada pertenecientes a la red autonómica registraron el año pasado un incremento en la circulación de vehículos del 2,7 por ciento respecto a 2015. Según la Junta, este dato consolida la tendencia de recuperación de las intensidades de tráfico de los dos ejercicios anteriores, después de años de continuado descenso debido a la crisis económica.

Sin embargo, el crecimiento del tráfico en Granada es menor al del conjunto de Andalucía, ya que en la comunicad la Intensidad Media Diaria (IMD) de las vías autonómicas aumentó un 4,7%, frente al 2,7% de Granada, según los datos del Plan General de Aforo 2016, elaborado por la Consejería de Fomento y Vivienda.

En la provincia de Granada los vehículos ligeros (motos, turismos y furgonetas de pequeño tamaño) y los pesados (camiones, autobuses y otros) recorrieron un total de 2.447 millones de kilómetros, de los que 2.150 millones corresponden a los primeros, lo que equivale al 88 por ciento del total; mientras que los vehículos pesados recorrieron el 12 por ciento restante (297 millones).

El incremento del tráfico de vehículos pesados, con el 2,8 por ciento, ha sido ligeramente superior al de vehículos ligeros, del 2,7 por ciento. De este modo, la medición de la demanda de tráfico está ligada concretamente a la red de vías básicas y a la de carácter intercomarcal.

La malla básica es la que da soporte a los desplazamientos de largo y medio recorrido, y en Granada se extiende a lo largo de casi 395 kilómetros; y la red intercomarcal, con una longitud de 536 kilómetros, está compuesta por aquellas vías que complementan a la anterior y canalizan los tráficos interurbanos de medio recorrido entre ámbitos subregionales. En conjunto, ambas redes suman 931 kilómetros, distribuidos en 23 carreteras.

Teniendo en cuenta estas tipologías, el incremento se registró fundamentalmente en la red básica, mientras que en la intercomarcal fue inferior. Así en 2016 la red básica soportó una circulación de 2.047 millones de kilómetros, lo que implica un incremento del 3,1 por ciento respecto del año 2015; mientras que la red intercomarcal canalizó un tráfico de 400 millones de kilómetros, equivalente a un alza del uno por ciento.

La A-92, la vía con más crecimiento

En cinco de las siete carreteras de la red básica de la provincia se registraron subidas de tráfico comprendidas entre el 0,9 por ciento y el 4,4 por ciento. Concretamente en la A-92 (4,4%), la vía con mayor aumento de vehículos; la A-334 (4,3%), la A-330 (2,0%), la A-92N (1,9%) y la A-92G (0,9%). Redujeron su tráfico la A-308 (-2,9%) y la A-401 (-45%).

Por su parte, el 75 por ciento las carreteras de la malla intercomarcal de la provincia aumentaron su tráfico en 2016.Los comportamientos variaron en una horquilla que oscila entre un alza del 8,2 por ciento y una caída del -22,4 por ciento, aunque la mayoría se sitúan entre el 7,2 por ciento y el -7,0 por ciento.

Los incrementos más significativos se registraron en la A-326 (8,2%), la A-335 (7,2%), la A-336 (5,4%) y la A-402 (5,3%). Los descensos, en la A-323 (-22,4%) y la A-341 (-7,0%).

Planes de aforos

La Consejería de Fomento y Vivienda realiza desde el año 1992 los Planes Generales de Aforos de las Carreteras de Andalucía, que tienen como objetivo el conocimiento, lo más detallado y completo posible, de los flujos que recorren los diversos tramos de carreteras de la red andaluza.

Se trata de una información muy valiosa para evaluar nuevas inversiones en infraestructuras y para la planificación de prioridades en las tareas de conservación y mejora de la red.

Los parámetros estudiados y los resultados obtenidos constituyen además una ayuda inestimable para los estudios de accidentalidad y los relacionados con los impactos ambientales (ruidos, emisiones de gases, etc.).

Las intensidades de tráfico medidas en estos planes son registradas a intervalos de una hora durante todo el día a través de diferentes estaciones, que se fijan en función de la jerarquía de la carretera y el volumen de tráfico que canaliza.

Esas estaciones pueden ser permanentes, cuando registran el tráfico los 365 días al año; primarias, si aforan cuatro días (jueves a domingo) cada dos meses; secundarias, si la recogida de datos se lleva a cabo durante un día laborable cada dos meses; y de cobertura, si se analizan los tráficos durante un día laborable al año.