Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19
El próximo 11 de abril se celebrará la Asamblea General

Antonio León volverá a presidir Caja Rural de Granada otros cinco años al retirar Dimas Rodríguez su candidatura, con duras críticas a la transparencia del proceso

E+I+D+i - IndeGranada - Viernes, 23 de Marzo de 2018
Antonio León presidirá los próximos cinco años Caja Rural de Granada, en lo que será su tercer mandato consecutivo, tras retirar su candidatura Dimas Rodríguez, ex director de la entidad, destituido hace ocho meses, con duras críticas a la transparencia del proceso electoral.
Emblemas de la Caja Rural, a las puertas de la sede en Granada.
P.V.M.
Emblemas de la Caja Rural, a las puertas de la sede en Granada.

El actual presidente será el único aspirante, sin posibilidad que opten otros candidatos después de que Dimas Rodríguez se retire de la pugna, puesto que ya está cerrado el plazo legal para presentar nuevas candidaturas.

El que fuera director general de Caja Rural de Granada durante los últimos diez años anunció su retirada del proceso electoral en las redes sociales, con duras críticas y con el agradecimiento a las personas que le han apoyado y animado.

Así, Dimas Rodríguez explicó que la Asamblea General convocada para el próximo 11 de abril, que elegirá al presidente, estará formada por solo 40 compromisarios, en representación de los más de 105.000 socios de la entidad, "la cifra más baja que recuerdo", lamentó el ex directivo de la caja.

Previamente, Dimas Rodríguez escribió en su perfil de Facebook: "Previamente,PLa Democracia no es esto. Nunca puede ser secuestrada, ni tratar como delincuentes a quienes la ejercen por querer presentar una candidatura a Consejo Rector de Caja Rural Granada, y menos de alguien con 27 años de profesional que, comenzando de becario, ha dirigido la entidad durante los 10 años más difíciles de su historia, con unos resultados que ahí están: han sido sobresalientes en todos los ámbitos de la gestión. En la ética también".

"Un éxito que ha sido de todos, y a pesar de unos pocos que ahora creen ostentar, gracias a la mentira, la traición y los chismes, el poder. Y el poder ahora corresponde al personal, cuya libertad se está violando", añadió.

Dimas Rodríguez explicó que el motivo de presentar su candidatura a la Presidencia de Caja Rural de Granada era "un acto de responsabilidad, de democracia, pero ¿qué temores puede haber a que los socios y los empleados, sobre todo, se expresen libremente ante diferentes opciones? ¿Qué miedos tienen?".

"Desde 1990, he vivido media docena de elecciones anteriores, en algunas con hasta 5 candidaturas, pero lo que se está viviendo en la Caja es algo insólito. Un presidente-candidato que, en horario laboral y acompañado por el Director General, reúne a los directores de oficina – eso sí, dejando fuera a los que puedan ser “sospechosos” – para influir con argumentos poco democráticos sobre los que habrán de decidir, por la confianza que les dan los socios-clientes, quién ganará estas elecciones".

Y añadió: "Les han exigido reportes diarios de votos captados de socios con aportaciones voluntarias, señalando quién sí y quién no será compromisario. Inaudito, lo nunca visto. Tú sí, tú no. Y a callar que aquí manda quién manda, y si alguien tiene algún problema, que hable con el Presidente o el Director General, que no tienen empacho en mentir a toda la plantilla sin el más mínimo pudor".

"Siempre he respetado y respetaré el resultado de las elecciones, las que sean, siempre que sean libres y democráticas. Otros no, y han hecho lo que causa rubor solo pensarlo", señaló.