Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19

USTEA, CGT y SAT, junto a Fampa Alhambra y otros cuatro colectivos rechazan el decreto de escolarización y piden blindar las unidades públicas

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 26 de Febrero de 2020
Representantes de sindicatos y familias, este miércoles.
educagranada
Representantes de sindicatos y familias, este miércoles.

En un manifiesto, los sindicatos USTEA, CGT y SAT, además de Fampa Alhambra, la Unión Sindical Estudiantil y los colectivos Por Primaria, Granada Laica y Marea Verde rechazan el Decreto de Escolarización y exponen sus motivos para secundar la huelga del próximo 4 de marzo, jornada en la que protagonizarán una manifestación. 

Este ese el manifiesto hecho público por USTEA, CGT, SAT, Fampa Alhambra, USE, Por Primaria, Granada Laica y Marea Verde:

El Decreto de admisión del alumnado recientemente aprobado por el gobierno andaluz ha conseguido generar el rechazo unánime de toda la comunidad educativa andaluza. Prácticamente todas las organizaciones sindicales, asociaciones de familias y de estudiantes se han posicionado en su contra pese a que, según el Sr. Consejero Imbroda, se había contado con un consenso amplio para su elaboración.

Desde las organizaciones firmantes entendemos este decreto como un torpedo a la línea de flotación de la Escuela Pública, que propicia el camino de su progresivo hundimiento bajo la excusa de la “libertad de elección” de centros y el imperativo de la “demanda social”, para la que se “garantizará la existencia de plazas suficientes” (art. 4.2); eufemismos ambos de la función de selección social que este gobierno atribuye a la escuela. Cantos de sirena de un más que previsible neoliberalismo que se niega a entender que los pilares del Estado del Bienestar: Educación, Sanidad, Servicios Sociales… no pueden gestionarse desde planteamientos puramente mercantilistas, ni mucho menos al servicio de los intereses de la escuela privada-concertada. Lejos de una escuela compensadora de desigualdades, al servicio de la diversidad social y la pluralidad ideológica, este proyecto pretende perpetuar las diferencias sociales y homogeneizar las aulas seleccionando al alumnado, tal y como se comprueba en artículos como el dedicado al alumnado NEAE, que no tendrá derecho a su inclusión desde la “libertad de elección”, o el referido al cómputo en el baremo del expediente de bachiller, que propiciará esa selección.

Llaman la atención sobre la escandalosa "hegemonía" de la red concertada en la capital, con más de un 60 por ciento de las aulas de las etapas obligatorias concertadas

Como es sabido, el nuevo decreto de admisión introduce un sesgo claramente favorable a la red concertada -esta red es el primer factor de segregación de nuestro sistema educativo-, a la que se aplica un criterio de discriminación positiva en las áreas de influencia, de tal modo que todo el mundo pueda solicitar un centro de estas características en primera opción, allá donde esté implantada. A este respecto, es preciso recordar la escandalosa situación de hegemonía de esta red en nuestra capital (más del 60% de las aulas de las etapas obligatorias están concertadas) y la no menos preocupante en localidades como Santa Fe, Motril o Guadix. A nadie se le escapa que con el nuevo decreto, la “demanda social” llevará a la creación de más unidades concertadas en detrimento, como siempre, de la red pública.

Con todo, este Decreto de admisión, no es el único responsable del  estado de postración en el que se encuentra actualmente la red de centros públicos andaluza, que en la última década de gobiernos socialistas ha sufrido la pérdida de 1.488 unidades de Educación Infantil y 808 unidades de Educación Primaria, acarreando la supresión de 7.480 puestos docentes. En el mismo período, las unidades concertadas en centros privados se han incrementado, así como sus plantillas docentes. Bien lo sabe el colectivo de profesorado interino, especialmente de Infantil y Primaria, maltratado sistemáticamente por la administración y que ha sido el principal afectado por esta pérdida de empleo público.

Dicho esto, consideramos que este nuevo Decreto de escolarización no es el único mal que aqueja a la Educación Pública andaluza, y aunque no podemos dejar de manifestarnos y llamar a la huelga contra él, no queremos dejar de lado en nuestras reivindicaciones otros aspectos que, con independencia del mismo, la están minando. Por eso, desde aquí queremos hacer un llamamiento a la Huelga el 4 de marzo y a la manifestación que realizaremos a las 11h desde la Plaza del Carmen, pidiendo a toda la comunidad educativa que demuestre en las calles su rechazo a esta política y su defensa de una Escuela Pública libre, democrática, laica y de calidad. 

MANIFESTACIÓN 11 horas, desde Plaza del Carmen a Delegación de Educación

NO

  • Al Decreto de Admisión
  • A los conciertos educativos
  • Al cierre de unidades en centros públicos

EXIGIMOS

  • El blindaje y aumento de las unidades escolares públicas
  • Cumplimiento estricto de las ratios y progresiva disminución de las mismas
  • Más inversión en infraestructuras y recursos humanos para la Escuela Pública.
  • Aumento de plantillas
  • Garantía de estabilidad y proceso de acceso diferenciado a la función pública para el profesorado interino

SUSCRIBEN

USTEA, CGT, SAT, FAMPA Alhambra, USE, Granada Laica, Por Primaria, Marea Verde

Más información: