Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19
Ayuntamiento y Vitalia salvan los últimos escollos

Principio de acuerdo para garantizar la continuidad de la Huerta del Rasillo

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 30 de Septiembre de 2015
A falta de firmar el documento, la reunión entre los gabinetes jurídicos del Ayuntamiento y de Vitalia, la empresa que aspira a gestionar la residencia de grandes dependientes, ha conseguido salvar los últimos escollos. Antes de celebrarse ese encuentro, los representantes de CCOO y UGT coincidieron en reclamar al gobierno local que demostrara su voluntad de dar una solución y no defraudara a trabajadores y usuarios.
Trabajadores y usuarios han protagonizado una nueva protesta.
IndeGranada
Trabajadores y usuarios han protagonizado una nueva protesta.

En la reunión se ha conseguido un principio de acuerdo que garantiza el futuro de la residencia, que quedó en el aire al conocerse los detalles de la concesión municipal, con cláusulas que la empresa consideraba inasumibles. 

A la reunión de esta mañana se llegaba tras dar dos pasos importantes: la empresa había aceptado los 7,5 años de gestión y, además, podrá pagar en especie el canon por el alquiler -cederá habitaciones a la Junta para emergencia social y esta pagará en dinero al Ayuntamiento-. Pero quedaban otros dos aspectos a solucionar antes de dar por cerrada la adjudicación, que tanto el gobierno local como los sindicatos coincidían en que estaba al alcance de la negociación.

Por ello, esta misma mañana, durante una nueva protesta a las puertas de la Plaza del Carmen, los sindicatos habían reclamado al equipo de gobierno del PP que demostrara su voluntad de dar una solución a trabajadores y usuarios. 

Finalmente y, según ha avanzado la secretaria general de UGT en Granada, Manuela Martínez, a través de su cuenta de twitter, se ha logrado un principio de acuerdo, del que solo queda pendiente la redacción definitiva. 

Durante la protesta de esta mañana ha llegado al Ayuntamiento el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, al que usuarios y representantes de los trabajadores han comenzado a dirigir sus mensajes, reclamándole que nos los abandonara. No estáis abandonados, les ha respondido Torres Hurtado, dirigiéndose a ellos para explicar los pasos que se estaban dando para conseguirlo y la reunión que se iba a celebrar hoy. "Pero no me déis tantas voces, que soy el que menos culpa tiene", les ha pedido. 

En la reunión, los gabinetes jurídicos de empresa y Ayuntamiento tenían previsto abordar, entre otros aspectos, la reclamación de Vitalia de que se eliminara una cláusula que le endosa todas las deudas acumuladas, para aceptar únicamente las que marque la ley. Además veía inasumible que el Ayuntamiento pudiera sacar a concurso en cualquier momento la gestión de la residencia. 

En este último sentido el secretario de Enseñanza de CCOO en Granada, Diego Molina, dijo antes de ese encuentro que era "inasumible" que una empresa, en este caso Vitalia, "limpie de polvo y paja" el centro y "a los dos años llegue otra y se haga cargo". 

Por ello consideró que, jurídicamente, se podía "solucionar".  Dijo que con los que con los últimos avances y la reunión de hoy se había abierto "un soplo de esperanza". "Parece que hay voluntad política, eso es importante", agregó para expresar su confianza en que se solucionaran "los escollos" que faltaban. Si hoy no se consiguía ese acuerdo, opinó, "quiere decir que el Ayuntamiento no quiere dar una solución".

En parecidos términos se expresó la secretaria general de UGT Granada, Manuela Martínez, quien destacó que lo importante era que la negociación estuviese abierta, aunque advirtió: "Hay gestos de voluntad política, pero queremos ver hechos". 

Llamó la atención sobre el hecho de que los representantes de los trabajadores no estén participando en las reuniones, pese a que junto a los usuarios son la otra pata de la residencia. Dijo no entenderlo y aseguró que los sindicatos se han mantenido al margen y no han hecho "ruido" al respecto porque "nos importa mucho la gente" y su prioridad era que se solucionara la continuidad del centro. En su momento, añadió, "se lo haremos saber"; ahora "lo que queremos es que se soluciones cuanto antes". 

Explicó que tanto UGT como CCOO están preocupados por conocer cómo quedan los trabajadores. "En su momento se nos aseguró que se quedaría el 100% de la plantilla, pero importan las condiciones laborales que tendrán", dijo para recordar que llevan mucho tiempo soportando "presión", porque no sabían si al día siguiente continuarían, y esas condiciones "no son de dignidad". 

Esperemos, dijo esta mañana, que hoy sea "el día D" y se demuestre que "existía esa voluntad y no se defraude a trabajadores y usuarios".