Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19

El grupo de granadinos atrapado en Mauritania logra salir del país y regresa a España

Ciudadanía - J. M. M. - Domingo, 22 de Marzo de 2020
Tras arduas gestiones, consiguieron fletar un avión a Canarias y están de vuelta a Baza.
Los seis integrantes del grupo, justo antes de embarcar para salir de Mauritania.
Pata Negra Baza
Los seis integrantes del grupo, justo antes de embarcar para salir de Mauritania.

El grupo de seis granadinos que se quedaron atrapados en Mauritania cuando cuando realizaban un rally solidario por el país y pretendían regresar al empeorar la crisis del coronavirus, han podido al fin salir del país y se encuentran de vuelta a España. 

Según ha explicado uno de sus integrantes del grupo, Rafael Romualdo Azor, a El Independiente de Granada, el grupo logró fletar un avión el viernes por la tarde hacia Canarias, y este domingo vuelan a Sevila para posteriormente viajar en autobús hacia Baza, su localidad natal. 

Pero la salida de Mauritania no ha sido fácil. Primero, tenían cerrada la frontera para pasar por Marruecos, por lo que estaban atrapados en Nuadibú, al norte de Mauritania, en el límite con el Sáhara Occidental marroquí.

Viajaron hasta la capital mauritana, Nuakchot, para intentar fletar un avión y salir del país. Se hicieron la prueba del coronavirus, que dio negativo, para que las autoridades mauritanas les dejaran viajar, pero aún así tuvieron que "remover cielo y tierra" para contactar con el ministro mauritano y que les permitiera abandonar el país. Tras denegarles salir en dos aviones anteriores, finalmente "el ministro nos dejó volar con un permiso excepcional", para lo cual tuvieron que realizar múltiples gestiones, ayudados también por la embajada española y otras autoridades nacionales. 

Certificado del negativo en la prueba del coronavirus. 

El flete del vuelo ha sido costeado por los integrantes del grupo, Los Pata Negra de Baza, y los vehículos han logrado guardarlos en un contenedor que será embarcado próximamente a España -"los vehículos también tienen que pasar una cuarentena", aclara Azor, para recogerlos en Sevilla. Las autoridades del Exteriores españolas ya han avisado estos días que no podían fletar aviones para todos los españoles en similares circunstancias repartidos por el mundo. 

Todo ello ha tenido un gran coste económico para el grupo granadino, "pero lo importante es la salud y poder regresar con nuestras familias", dice Rafael Azor. 

Y es que, justo cuando pudieron volar a Canarias, "las autoridades mauritanas dedicieron recluir a unos 70 españoles que aún quedan en el país en unos barracones en Nuakchot, para ponerlos en cuarentena, en unas condiciones infrahumanas, como si fueran refugiados", cuenta Rafael. "Hemos tenido suerte, por poquito no nos pilla". 

Rafael Romualdo Azor reparte víveres y material escolar en uno de sus trayectos por África. La alegría de recibir esos bienes se aprecia en las caras de los niños y sus madres. Fotos facilitadas por Rafael Azor. 

El grupo, que realiza rallys solidarios en África, donde reparten comida, medicinas, material escolar y otros bienes de primera necesidad, han vivido estos días una experiencia que nunca olvidarán. "Nuestro peor rally", reconoce Rafael.