Ven al Parque de las Ciencias
12 años de tragedia, sin una solución que repare una injusticia

El Distrito Norte sigue en lucha para exigir con derecho que acaben los cortes de luz

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 7 de Octubre de 2021
Dos años después del encierro por la dignidad del Distrito Norte, que protagonizaron el párroco de La Paz y el Defensor de la Ciudadanía de Granada, para despertar conciencias, vecinas y vecinos se concentraron para exigir que acaben los cortes de luz, tras doce años de una tragedia, en el que ni Endesa ni las administraciones, han solucionado un problema que afecta gravemente a las barriadas afectadas. Pero advierten que siguen en lucha para que se les reconozca un derecho.
Una vecina de la zona Norte exhibe un cartel en la concetración.
Indegranada
Una vecina de la zona Norte exhibe un cartel en la concetración.
Sin avances de importancia, ni la Junta de Andalucía, ni el Gobierno, ni por supuesto la compañía Endesa, han solucionado los cortes de luz que registra el Distrito Norte de Granada, tratados como si fueran de segunda catgoría por las administraciones y la compañía eléctrica.
 
Este jueves, vecinas y vecinos afectadis se han vuelto a concentrar coincidiendo con el segundo aniversario del encierro que mantuvieron durante una semana el párroco de La Paz, Mario Picazo. y el Defensor de la Ciudadanía de Granada, Manuel Martín, como llamada de atención para que se produjeran avances.
 
Este es el manifiesto íntegro, leído por una de las vecinas, que resume el grave problema que padecen, al que se suma El Independiente de Granada que con sus numerosos análisis e informacones críticas ha mantenido viva la llama.
 
Un encierro que se denominó “ENCIERRO POR LA DIGNIDAD DEL DISTRITO NORTE” y que entre otros objetivos tenía los siguientes:
  • Solidarizarse con los vecinos afectados por los cortes de luz,
  • Dar visibilidad al problema
  • Protestar por la falta de soluciones contundentes y efectivas
  • Pedir soluciones a todas las partes implicadas.
  • Concienciar a la Ciudadanía.
Es cierto que el encierro marcó un antes y un después, es cierto que ha habido avances.
 
Pero tras aquella semana de encierro y transcurridos dos años, muchos vecinos y vecinas de Norte SIGUEN AÚN CON INTERRUPCIONES DE LUZ.
  • Siguen sin la luz de Endesa necesaria para alumbrar sus hogares, encender sus electrodomésticos, levantar las persianas de sus negocios y dar vida a sus hogares.
  • Desde entonces (desde antes de aquel encierro también), el distrito Norte no estuvo, no ha estado solo, no está solo en esta lucha necesaria.
  • Mucha gente de Granada apoya al distrito; de Granada y otros lugares de la geografía.
Resulta imposible enumerar, una a una, las entidades sociales, políticas, económicas, universitarias, sectoriales, vecinales, sindicales, religiosas, empresariales, profesionales, mediáticas que, en este tiempo han  mostrado sus apoyos a esta causa.
 
En estos dos años han sido muchos los gestos y compromisos alcanzados en nombre y a favor de las familias de Norte afectadas; ha sido inmensa la cadena de apoyo.
 
PERO LA TRAGEDIA SIGUE.
 
Se han dado pasos, pero la gente sigue sufriendo apagones; el reloj sigue sumando días, semanas, meses sin suministro eléctrico.
  • Negocios que, de buenas a primeras se quedan en penumbra: caja registradora desconectada, ordenadores desconectados, luz de techo desconectada, probadores desconectados.
  • Alumbrados públicos que, en plena noche dejan de dar luz y hay que regresar a casa a oscuras.
  • Personas dependientes de una máquina de oxígeno; dependientes de una silla de ruedas eléctrica.
  • Mayores que han de subir escaleras porque el  ascensor ha dejado de funcionar
  • Niños que hacen sus deberes escolares con un  camping gas.
  • En plena ola de calor, ventiladores que no funcionan o neveras que se apagan. O en plena ola de frío, braseros que no se encienden.
  • Vecinos y vecinas con sus contratos en la mano y sus facturas pagadas, se ven privados de suministro eléctrico.
En resumen: pagas y no te dan el servicio. Y si lo reclamas, entras en un laberinto burocrático para el que no todo el mundo está preparado.
 
Resulta imposible cuantificar la cifra de personas afectadas por estos cortes de luz: imposible e inefectivo porque el frío como el hambre no son cuestiones numéricas y porque los cortes de luz en esta zona de la ciudad van cambiando de un día para otro como una mancha de aceite que se extiende sin avisar.
 
Casería de Montijo, Molino Nuevo, La Paz, Cartuja… Y poco a poco va alcanzando a otros barrios y municipios cercanos.
 
Pero si se trata de datos, el distrito Norte de Granada lleva más de 12 años padeciendo este problema especialmente visible en los meses fríos; sacude a gente de todas las edades y con las mismas necesidades que cualquiera. Todos sabemos la influencia que tiene en demasiados aspectos de la vida.
 
En estos años ya se ha dicho casi todo y se ha probado casi todo. Sólo queda actuar.
 
Actuar en lo urgente e inmediato: instalar sistemas de alimentación ininterrumpida en ciertas viviendas y generadores eléctricos provisionales para “salvar” el frío polar o las olas de calor.
 
Pero, sobre todo, actuar a corto y medio plazo y de manera integral. Algo que corresponde de lleno al Gobierno de España y a la Junta de Andalucía, pues a los ayuntamientos sólo corresponde exigir en nombre de los vecinos, liderar y coordinar actuaciones.
 
Hoy estamos aquí para hacer una nueva llamada a la responsabilidad de Endesa y de las autoridades políticas para que actúen de manera coordinada; abandonen la dialéctica y la confrontación y aporten soluciones integrales.

Es también una llamada a la responsabilidad de los medios de comunicación: su ayuda es primordial para los vecinos y un modo de llegar a la ciudadanía. Granada entera tiene que saber lo que allí está pasando porque solo será posible erradicar esta situación con la implicación de todos.

Pero, una mayor participación social no puede servir como nueva excusa para diluir más el problema o pasarlo de mano en mano: llevamos años enredados en lo mismo.
Este  encuentro  de hoy en el mismo  lugar  donde se realizó el ENCIERRO POR LA DIGNIDAD DEL DISTRITO NORTE es un nuevo llamamiento para que no se olviden.
 
Estamos aquí para volver a pedir soluciones de emergencia a las administraciones. Porque nada cambia sino cambiamos nada.
 
Acabar con los cortes de luz no es utopía sino obligación.
 
POR TODO ELLO:
 
Tenemos que seguir exigiendo a ENDESA:
  • Que de luz a todas las familias que pagan su factura
  • Que garantice el suministro eléctrico a todas las personas mayores, personas dependientes y personas con tratamientos y cuidados especiales de salud. Por supuesto a colegios, escuelas infantiles, centros de salud, alumbrado público y servicios sociales
  • Que indemnice a las familias afectadas. Resulta abusiva e injusta la falta de reciprocidad en la obligación del pago y Endesa no cumple.
  • Que aplique de verdad el bono social de la luz a las familias sin recursos.
  • Que ponga a disposición de todos los vecinos afectados un teléfono de atención específico y directo para que dejen de ser atendidos por una máquina cuando haya incidencias.
  • Que en todas sus actuaciones e intervenciones públicas nunca criminalice, estigmatice ni alimente prejuicios sobre todo un barrio, ya que además de ser sesgado y a veces falso, refuerza la fractura social, el miedo, el rechazo y la exclusión social.
Tenemos que seguir exigiendo a la JUNTA DE ANDALUCÍA:
  • Que acabe con el parque irregular de viviendas; que  se acabe de una vez con “el mercado negro de viviendas” y realice el debido control y seguimiento de las viviendas públicas.
  • Que supervise y sancione a la empresa cuando no cumpla con los contratos de los usuarios y cuando la red eléctrica no reúna la calidad adecuada.
Tenemos que seguir exigiendo al GOBIERNO DE ESPAÑA:
  • Que “tome cartas en el asunto” y restablezca de inmediato la electricidad a los hogares afectados.
  • Que destine los recursos económicos que sean necesarios para dar alternativas y soluciones de empleo, vivienda, servicios sociales y educación a la población de este distrito.
Tenemos que seguir exigiendo al AYUNTAMIENTO DE GRANADA:
  • Que actúe como mediador entre las partes y lidere la labor de intermediación.
Y tenemos que seguir exigiendo a TODAS LAS ADMINISTRACIONES JUNTAS:
  • Que dejen de culparse para esquivar sus responsabilidades.
  • Que trabajen este gravísimo problema y se ocupen de verdad y de forma integral y coordinada con alternativas integrales para estos barrios en materia de empleo, vivienda, educación, servicios sociales, etcétera, para que las personas de este distrito  puedan vivir de forma digna y en igualdad con el resto de la población.
  • Que en todas sus actuaciones e intervenciones públicas nunca criminalicen, estigmaticen y alimenten prejuicios sobre todo un barrio, ya que además de ser sesgado y a veces falsos, refuerzan la fractura social, el miedo, el rechazo y la exclusión social.
En septiembre de 2019 hicimos el primero de los encierros y deseamos que sea el último.
 
Pero, en caso de que el problema no se resuelva, seguiremos actuando, recabando apoyos e impulsando cuantas medidas y actuaciones estén en nuestra mano para acabar por completo, con esta lacra social que afecta a un distrito de la ciudad y, con él y desde él, afecta a toda Granada.
 
El apoyo, la unión y la acción resultan determinantes.
 
LA LUZ ES UN DERECHO Y NO UN PRIVILEGIO EL DISTRITO NORTE TAMBIEN ES GRANADA
 
Gracias a toda la ciudad y a cuantas personas e instituciones de otros lugares de España se han puesto al lado de Norte".

A la concentración han asistido los concejales del gobierno local Jacobo Calvo y Nuria Gutiérrez, el concejal del PP Carlos Ruiz Cosano, acompañado por el parlamentario de su partido Rafael Caracuel, la edil de Unidas Podemos Elisa Cabrerizo y Manuel Morales, de Izquierda Unida.

La movilización ha finalizado con un minuto de silencio en memoria de todas las personas que han fallecido "a oscuras" y con el agradecimiento a los agentes de la Policía, tanto Local como Nacional, que habían velado por la seguridad de la concentración.