'Recomponiendo, que es gerundio'

Blog - Reflexiones del Por Venir - Chema Rueda - Viernes, 12 de Marzo de 2021
Pablo Casado y Santiago Abascal.
Youtube
Pablo Casado y Santiago Abascal.

Tanto valdría decir componiendo, como recomponiendo, o simplemente descomponiendo. La operación en la que andan inmersas las derechas políticas patrias, transmitida en directo para quien quiera observarla, bien puede caber en alguno o los tres verbos citados. O en los tres, tanto monta, monta tanto. Correlativa o consecutivamente. Primero descomponer, para intentar recomponer, el caso es componer. El caso es que el problema y en su caso las soluciones las tienen ellos y ellas, exclusivamente. Basta verlos y verlas, leerlos y leerlas, escucharlos y escucharlas para constatar lo que digo.

Compiten descarnadamente entre ellos y ellas, extrapolan resultados a tutiplén y parecen buscar la rendición por aniquilación del adversario, que sin embargo, es, a la vez, socio. Tal como lo digo. Vean los noticiarios, lean la prensa, oigan la radio. Está a la vista de todas y todos

Se lanzan misiles de largo alcance, incluso allí donde gobernaban hasta ayer y hasta dónde siguen gobernando. Se lanzan OPAS bien hostiles entre ellos, ofreciendo sus puertas para quienes abjuren de su antigua fe y deseen incorporarse a la nueva, mientras dan portazos a quienes parecen querer seguir dentro. Se mocionan, se amenazan de moción, se anuncian mociones y desde luego, se miran de reojo. Parecen querer devorarse o engullirse, en la creencia de que todo es ganancia para quien gane. Compiten descarnadamente entre ellos y ellas, extrapolan resultados a tutiplén y parecen buscar la rendición por aniquilación del adversario, que sin embargo, es, a la vez, socio. Tal como lo digo. Vean los noticiarios, lean la prensa, oigan la radio. Está a la vista de todas y todos.

Y lo hacen, mientras se llenan sin vergüenza la boca de responsabilidad, de decir que lo importante es luchar contra el maldito virus, que la prioridad es lo otro, y no se despeinan ni se inmutan. No necesitan que nadie les eche una mano, el espectáculo corre de su cuenta

Y lo hacen, mientras se llenan sin vergüenza la boca de responsabilidad, de decir que lo importante es luchar contra el maldito virus, que la prioridad es lo otro, y no se despeinan ni se inmutan. No necesitan que nadie les eche una mano, el espectáculo corre de su cuenta. Pero eso sí, sus voceros y voceras mediáticas, con el mismo desparpajo insisten en que quienes discuten y no ofrecen imagen de unidad son los únicos y las únicas que están en lo que tienen que estar, que es el Gobierno de España. La verdad es que las derechas patrias (en sus diferentes versiones, de derechita, derechona y caverna) se están encargando de dejar en el más absoluto de los ridículos a quienes llevan meses llenando sus medios de noticias sobre “desavenencias” o “debates” dentro del Gobierno de la nación. Que es el summun de la concordia, la estabilidad y la armonía si lo comparamos con el aquelarre de las derechas.

La sociedad española no se merece este denigrante espectáculo. Así, pues, conviene que la oferta política de la derecha española se clarifique, en sus objetivos, en sus estrategias y en sus posiciones política

No es, por tanto, cosas de políticos, lo que está ocurriendo, como afirman algunos teóricos de la derecha. Es un proceso político, no sé si natural o forzado, que seguramente necesitan hacer para aclararse entre sí y de cara al electorado, porque no lo han hecho, por mucho que digan que lo han hecho, porque su actuación lo desmiente. Y dadas las circunstancias, conviene que lo hagan pronto y bien. La sociedad española no se merece este denigrante espectáculo. Así, pues, conviene que la oferta política de la derecha española se clarifique, en sus objetivos, en sus estrategias y en sus posiciones políticas. Lo que tiene poco que ver con esta subasta desaforada en la que han entrado, en el peor momento para España. Una democracia sana precisa una opción política de derechas, o de centro derecha, o conservadora, como se quiera denominar. Y la precisa ya. De modo que recompongan rápido y sin hacer tanto y tan desagradable ruido.

Imagen de Chema Rueda

Nacido en Guadix (Granada) en 1963, por tanto de la generación de "A hard days night" y "Satisfaction". Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y funcionario de Administración Local, grupo A, trabaja en el Edificio de Los Mondragones. Fue concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada (desde 2003 y hasta junio de 2015. Ha sido Secretario general del PSOE de la ciudad de Granada entre 2008 y 2017 y es Miembro del Comité Federal del PSOE desde el 39 Congreso. Me apasiona escribir (lo que pienso), debatir y participar en la vida pública, desde todos los ángulos posibles. Me duelen bastantes cosas de la vida y de la política actual, y no pienso dejar de intentar arreglarlas. Me apasiona la vida, la amistad, la Alpujarra y el Atlético de Madrid.