Vive Sierra Nevada. Ahora, también esquí nocturno

'Mujeres fusiladas entre Víznar y Alfacar. ¿Quiénes eran? (I)'

Blog - Foro de la Memoria - Silvia González - Sábado, 8 de Octubre de 2022
La memorialista Silvia González nos ofrece el primer capítulo de una excepcional serie, fruto de sus investigaciones sobre las mujeres asesinadas en uno de los parajes más representativos de la cruel y sanguinaria represión franquista. Un trabajo de relevancia que te recomendamos.
Mujeres costureras.
Crónica 17/1/1932. Biblioteca Nacional
Mujeres costureras.
"Grita para llenar el silencio con la historia, con su historia, la suya".

Dulce Chacón, La voz dormida

Debo confesar que en ningún momento pude imaginarme que esta segunda campaña de Víznar daría lugar al hallazgo de casi un 50 por ciento de las mujeres que están documentadas en la zona y recibí la noticia con profunda emoción e inquietud. La intención con esta serie de tres artículos es dar a conocer toda la información que nos ayude a comprender quiénes eran ellas y sus familias.

Es fácil hacerse una idea de cuál es la diferencia entre las víctimas mujeres y las víctimas hombres sabiendo que de las veintiuna mujeres asesinadas entre los días 6 y 7 de octubre solo en tres casos estaba inscrita la defunción en el Registro Civil

Es fácil hacerse una idea de cuál es la diferencia entre las víctimas mujeres y las víctimas hombres sabiendo que de las veintiuna mujeres asesinadas entre los días 6 y 7 de octubre solo en tres casos estaba inscrita la defunción en el Registro Civil. Del resto no había nada, con excepción de dos de las mujeres cuyos datos se recogen en sendos trabajos locales.

Si sobre las víctimas del franquismo en general ha habido un denso silencio, en el caso de las mujeres nos encontramos con un ámbito mucho menos estudiado en los casos concretos, desidia e incluso con una mitificación sin el mínimo estudio.

Una de las características que podemos observar en la elección de las mujeres asesinadas entre Víznar y Alfacar es su implicación política o sindical

Una de las características que podemos observar en la elección de las mujeres asesinadas entre Víznar y Alfacar es su implicación política o sindical, algunas, como veremos, muy activas políticamente, y, además, se da la coincidencia de que un gran número de ellas pertenecía a los principales gremios en los que trabajaban las mujeres, las profesiones más feminizadas.

Las mujeres granadinas se dedicaban primordialmente a tres ocupaciones: servicio doméstico, al sector textil y al campo[1]. Son muchísimas las mujeres inscritas en el padrón de Granada que tienen como profesión la de modista o sirvienta, sin embargo “sus labores” engloba a muchas mujeres que trabajan en el campo.

De las veintiuna mujeres que conforman estos dos grupos nueve trabajan en el sector textil, tres son sirvientas, dos vendedoras, una trabaja en el sector del tabaco y cinco mujeres se dedican a “sus labores

De las veintiuna mujeres que conforman estos dos grupos nueve trabajan en el sector textil, tres son sirvientas, dos vendedoras, una trabaja en el sector del tabaco y cinco mujeres se dedican a “sus labores”.

De cómo ocurrió todo tenemos pocas certezas y muchas preguntas. Sabemos que detuvieron a la mayoría en sus domicilios, pero los expedientes judiciales para la inscripción fuera de plazo de defunciones de las mujeres son muy pocos, apenas nueve de 440 que he estudiado, y dan datos muy someros.

De cómo ocurrió todo tenemos pocas certezas y muchas preguntas

Los encarcelamientos se produjeron en un primer momento en Torres Bermejas, pero debido a las malas condiciones en las que se encuentra se habilita el Convento de San Gregorio como nueva cárcel. Allí las presas, según cuenta Antonina Rodrigo, eran rapadas, lo que coincide con información que da algún familiar y con el testimonio de Rosario Lozano, hija de Enriqueta García de la Plata, y en algunos casos, maltratadas.

De las cárceles a las fosas

En el Gobierno Civil se realizaban las listas de las personas presas que debían ser conducidas a Víznar. Subían en coches, camiones o incluso el grupo más numeroso del 23 de noviembre subió, según testigos, en un autobús de la Alsina.

Muestra de una de las declaraciones de Expedientes Judiciales de inscripción de defunción fuera de plazo.

En principio sabemos que hubo numerosos asesinatos en la carretera entre Víznar y Alfacar siendo, según diversos testimonios, el primer grupo fusilado en Puerto Lobo el de 7 de agosto

En principio sabemos que hubo numerosos asesinatos en la carretera entre Víznar y Alfacar siendo, según diversos testimonios, el primer grupo fusilado en Puerto Lobo el 7 de agosto. Posteriormente se utilizaría el Prado de la Casilla y, a partir del 24 y el 25 de agosto, los pozos de Víznar, pero también aparecen inscritos en el Cementerio de la localidad.

Sin embargo, lo único que comunicaban al puesto de mando del sector era el número de “trajes” que iban a recibir. A partir del 14 de agosto de 1936 el capitán Nestares ordena al escribiente que recoja los datos de los reos.

“El Gobierno Civil no entregó nunca listas en Víznar, ni tampoco la Guardia Civil, y mucho menos la Comandancia Militar, ya que lo que se pretendía con los fusilamientos era que no se conocieran los reos ejecutados y crear más desconcierto".[2]

Luego eran conducidas a la Colonia, aunque no en todos los casos, pues a veces eran trasladadas directamente, y después salían en un vehículo hacia el Barranco donde eran fusiladas.

Voy a comenzar con los días 6 y 7 de octubre que, si bien, no son los primeros en los que se asesina a mujeres en la zona, sí son los primeros que se anotan y en los que los grupos de mujeres son más numerosos. Son, por lo tanto, los que posiblemente correspondan con alguna de las fosas encontradas.

Día 6 de octubre

>Teresa y Elena Gómez Juárez tienen 32 y 37 años, respectivamente. Viven junto a su madre, Elena, y a su hermano Rafael de 43 años, viudo.

En Fonelas, Chimeneas, Albuñol, además de Granada, toma parte en los mítines de las campañas de los años 1933 y 1936, concienciando especialmente a las mujeres de la importancia de su voto con un discurso cercano, respetuoso con la mujer rural y marcadamente feminista

Teresa es modista, militante del PSOE y de la UGT. Participa en el grupo de Teatro Proletario con el que estrena la obra, ¡¡Arriba los pobres del mundo¡¡, con una actuación en la que demuestra, según la prensa, considerable “temperamento artístico”.[3]

Es una de las mujeres granadinas en intervenir en las campañas electorales. En Fonelas[4], Chimeneas[5], Albuñol[6], además de Granada, toma parte en los mítines de las campañas de los años 1933 y 1936, concienciando especialmente a las mujeres de la importancia de su voto con un discurso cercano, respetuoso con la mujer rural y marcadamente feminista. En marzo de 1936 es la única mujer elegida por la agrupación socialista como suplente en la lista para las elecciones municipales.[7]

Manifestación del Primero de Mayo de 1931, con mujeres al frente y flores para el monumento a Mariana Pineda. Fuente: Revista Estampa, 9 de mayo de 1931.

El periódico El Defensor de Granada recoge el día 13 de febrero el mitin de mujeres celebrado el día anterior ante la Casa del Pueblo de Granada y la intervención de “la modista” Teresa Gómez Juárez.

“La incorporación de la mujer a la lucha política y sindical tiene gran importancia, ya que por el número de las que estamos, superior al de los hombres, hemos de decidir la contienda".

Según narra en una entrevista la profesora Enriqueta Barranco[8], que pudo hablar con un familiar, Elena quiso acompañar a su hermana cuando la detuvieron. Teresa será fusilada el día 6 de octubre y Elena, al día siguiente, el 7.

Rafael Gómez Juárez.

Su hermano Rafael Gómez Juárez, escritor, ugetista y concejal por el Partido Socialista, es detenido el día 1 de octubre cuando “estaba tendido en la cuesta Beteta del Albaicín después de intentar suicidarse cortándose las venas”[9]. Aparece inscrito en el libro de entierros como “recogido en las inmediaciones del Cementerio” el día 2 de octubre de 1936.

>Eloísa Martín Cantal, de 19 años, de profesión modista y natural de La Malahá. Vivía con su padre Francisco, su madre Carmen y sus hermanos Nicolás, Francisca, Ceferino y Mario Martín Cantal.

“Se la llevaron detenida desde su domicilio un grupo de seis o siete hombres el día 6 de septiembre de 1936”, “el día 7 de septiembre del año 1936, meses después del alzamiento del GMN mi hija Eloísa Martín Cantal, de 15 años, soltera natural de la Malahá fue muerta por causas que el dicente ignora”

Francisco Martín narra la detención de su hija en el expediente fuera de plazo presentado en el año 1955 y, todavía, diecinueve años después, asoma la perplejidad; “se la llevaron detenida desde su domicilio un grupo de seis o siete hombres el día 6 de septiembre de 1936”,el día 7 de septiembre del año 1936, meses después del alzamiento del GMN mi hija Eloísa Martin Cantal, de 15 años, soltera natural de la Malahá fue muerta por causas que el dicente ignora”. Eloísa no estaba inscrita en el Registro Civil.

Sin embargo, en esta declaración, no coincide ni la fecha ni la edad que consta en el padrón de 1935. Son dos las mujeres que son inscritas como fallecidas en este lugar, que podemos suponer que pudo ser un lugar conocido de ejecución.

Expediente de inscripción de defunción fuera de plazo de Eloisa Martin Cantal.

La vinculación con la política de la familia viene a través de su hermano Nicolás Martín Cantal, albañil, como su padre, y conocido ugetista, que fue elegido compromisario por Granada para la elección del presidente de la República. Durante la guerra fue secretario general de las JSU y gobernador civil de Granada, exiliándose al finalizar la guerra en Londres.

Tengo que decir que este es el caso que más me ha obsesionado estos años desde que encontré el expediente. Es la mujer más joven junto con Pilar Rodríguez Acosta.

>Francisca Fernández Navarro tenía 33 años, estaba soltera y trabajaba como costurera en una famosa camisería de hombres. Vivía con la familia de su hermana Trinidad y sus padres en la calle Nicuesa 9, donde fue detenida sobre las 10 de la noche del día 2 de octubre de 1936 víctima de una falsa acusación, siendo llevada al Convento de San Gregorio y posteriormente fusilada.

Es la primera familia que realiza este trámite, oficialmente, para la identificación de una mujer en Víznar

En 2009, a raíz de la búsqueda de los restos de Lorca, su sobrino solicita oficialmente a la Junta la exhumación. Es la primera familia que realiza este trámite, oficialmente, para la identificación de una mujer en Víznar.[10]

>Encarnación Estévez Martin tiene 24 años cuando es detenida, apenas unos días antes de cumplir los 25. Vive con su marido José Fernández Tarifa, de 31 años, y su hijo Antonio de cinco. Tanto su marido como sus hermanos son activos militantes confederales.

En mayo de 1933 se produce un registro en la casa familiar que da como resultado el hallazgo de “27 cartuchos de dinamita” en la cuna del niño, elementos para la fabricación de explosivos, además de varias armas

En mayo de 1933 se produce un registro en la casa familiar que da como resultado el hallazgo de “27 cartuchos de dinamita” en la cuna del niño, elementos para la fabricación de explosivos, además de varias armas. En un ataque de pánico al verse envuelta en esta situación Encarnación delata a su hermano Santiago y a otro de los implicados, Antonio Cañete. También se producirán registros en casa de su hermano Luis donde se encuentra numeroso material explosivo. Este grupo, vinculado con las Juventudes Libertarias[11], se considera el responsable de una cadena de atentados con explosivos.

José Fernández Tarifa[12]es uno de los presos fugados de la Prisión Provincial de Granada[13]  el 2 de abril de 1934, siendo detenido en Morón de la Frontera el día 12 de ese mismo mes.

Es uno de los defensores del Albaicín, cayendo herido por disparos de arma de fuego en el pecho y la pierna el día 21, falleciendo esa misma tarde[14]. Será inscrito el 24 de julio.

Foto del grupo de detenidos entre los que se encuentra Antonio Cañete y José Fernández Tarifa. Ideal.

Ideal recoge la detención de Luis Estévez el 5 de agosto de 1936 al ser denunciado por disparar contra la fuerza pública al paso de los aviones enemigos. Sería fusilado el 28 de agosto[15]. También sería fusilado otro hermano, José Estévez, el 5 de enero de 1937[16] con 18 años. Residía en casa de su hermana.

>Enriqueta García Plata de 49 años tenía, según su hija Rosario, nueve hijos, pero el censo del año 1935 solo recoge como convivientes con ella y Antonio Lozano Ordúñez, su cónyuge, de oficio zapatero, seis: Josefa, Bernardo, Carmen, Rosario, Trinidad y Concepción Lozano García.

Rosario la define como una mujer peleona y llena de generosidad que compartía todo lo que tenía con todos

Marta Osorio contó su historia en un artículo[17] en el que recoge una entrevista realizada por Fernando Berenguer en el Diario de las Palmas el 22 de octubre de 1984 a Rosario, una de las hijas de Enriqueta, que pasó su vida en los escenarios como “Charito de Granada”. Una entrevista posterior, realizada por Marisol Ayala, para La Provincia el 30 de mayo de 1989, que no se recoge en este artículo y a la que he podido acceder, concreta, con algunos detalles más, esta historia.

Enriqueta García de la Plata.

En ellas se describe a una mujer militante del Partido Comunista y que participaba en la vida política de la ciudad asistiendo a mítines y reuniones. Rosario la define como una mujer peleona y llena de generosidad que compartía todo lo que tenía con todos.

Al parecer, primero fueron a por su hijo Antonio, que trabajaba en el Café Suizo, para que les diera la dirección de su madre. Al negarse a ello debieron golpearle ya que, según relata Rosario, sufrió un derrame en los ojos que le provocaría una ceguera, posteriormente.

“La rabia y el dolor los llevo aquí dentro, en mi corazón porque esa noche, y por culpa de los falangistas, la miseria y el hambre, entraron por la puerta de mi casa"

En ambas entrevistas se dice que fue un grupo de falangistas el que llevó a cabo la detención de Enriqueta. De hecho, en la segunda entrevista, Rosario declara que “la rabia y el dolor los llevo aquí dentro, en mi corazón porque esa noche, y por culpa de los falangistas, la miseria y el hambre, entraron por la puerta de mi casa".

Al ser detenida les dijo a sus hijos: “No os preocupéis, mis hijos, que vuelvo.” Ellos al enterarse de que estaba en el Convento de San Gregorio se acercaron a verla. “Iba en una fila con las otras presas que estaban en capilla.” Pero en la segunda entrevista Rosario da un dato más, y es que su madre además de ser rapada tenía la cara hinchada porque había sido golpeada “y estaban como en otro mundo.”

"Mi madre tenía puesto un vestido azul marino con unos lunares blancos, todos los hermanos nos echamos a llorar cuando vimos los fusiles de los guardias".

Tras la guerra llegaron muchas dificultades a una casa repleta de niños y con un padre enfermo. Las dos entrevistas a Rosario son un relato terrible de penalidades, trabajo y sufrimientos de los que esta mujer no se pudo librar ni en la vejez sumida en la pobreza.

>Josefa Puertas Salinas tenía 23 años, sastra, era natural de Granada y vivía con su madre Teodora y su hermano Antonio, de 16 años[18]. Solo sabemos que Antonio se enrola en las milicias de FET de las JONS y, posteriormente, como soldado en el Regimiento de Infantería número 3 de Badajoz, siendo juzgado dos veces en Consejo de Guerra por intento de deserción, la primera, en plena guerra, le costará un recargo en el servicio de cuatro años; la segunda, en 1940, la condena a dos años de cárcel “militar correccional”[19].

>María Delgado Zapata tenía 40 años y trabajaba como sirvienta para mantener a su familia. Vivía con sus dos hijos, Concepción y Francisco de la Rosa Delgado, de 11 y 7 años, respectivamente, y un familiar, Miguel, del que no aparecen los apellidos. Había sido multada el 8 de julio de 1928 por blasfemar contra la Virgen de las Angustias[20] en un episodio muy publicitado en los medios locales.

>Ana Estévez Flores de 31 años era una modista natural de Almuñécar. Vivía con su madre Teresa, viuda, que trabajaba de portera.

Placa, "En memoria de todas las mujeres fusiladas en este Barranco, ejemplo de valentía, libertad y democracia". Víznar. Noviembre de 2010.

>Ascensión Garrido Jaime tiene 31 años y trabaja como bordadora. Vivía con su padre, Antonio, viudo, su abuela Encarnación y sus hermanos Francisca, Antonio, Miguel y Constancia.

>Ascensión Collantes Rosillo tiene 25 años, es soltera y trabaja como tejedora, es natural de Lanjarón. Vivía con su padre Francisco y su hermano José.

>Candelaria Reyes Martínez de 29 años, trabaja como sirvienta y es natural de Granada.  Está casada con José Rodríguez Ávila y no tienen hijos.

>Adoración Muñoz Maya. De Escoznar (Íllora), vendedora. De momento, carezco de más datos.

Si tienes información sobre alguna de estas mujeres agradecería mucho poder completar sus historias. Escríbeme a entreviznaryalfacar1936@gmail.com
A todos los familiares de las fosas de Víznar-Alfacar. Gracias por tanto.

Esta serie de artículos no sería posible sin los consejos, ayuda y soporte de Jacqueline López, Remedios Palomo, Mariluz Barrios, Clemente Talavera, Pepe Peña, Agustín Jiménez y mi querida Amalia Gijón.

©Silvia González Alcalde

Notas bibliográficas:

________________________________________________________________________

  • [1] José Antonio Alarcón Caballero, El movimiento obrero en Granada en la II República (1931-1936), Diputación Provincial de Granada, Granada, 1990, págs.
  • [2] Federico Molina Fajardo, García Lorca y Víznar. Memorias del general Nestares. Granada, Ultramarina, 2012,págs. 244
  • [3]El Defensor de Granada, 24 de julio de 1934
  • [4]El Defensor de Granada, 12 de noviembre de 1933
  • [5]El Defensor de Granada, 11 de febrero de 1936
  • [6]El Defensor de Granada,14 de febrero de 1936
  • [7] El Defensor de Granada, 24 de marzo de 1936
  • [8] Ideal, Granada, 12 de octubre del 2008
  • [9] Ideal, Granada, 2 de octubre de 1936
  • [10] Ideal, Granada, 30 de noviembre 2009
  • [11] José Antonio ALARCÓN CABALLERO: El movimiento obrero en Granada en la II República (1931-1936), Granada, Diputación, 1990. pág. 284
  • [12] Gil Bracero, Rafael, y Brenes Sánchez, María Isabel, Jaque a la República. Granada, 2009, Ediciones Osuna, págs.518
  • [13] El Defensor de Granada, 3 de abril de 1934
  • [14] Archivo de la Diputación de Granada. Libro de Heridos 1936
  • [15] Gil Bracero, Rafael, y Brenes Sánchez, María Isabel, Jaque a la República. Granada, 2009, Ediciones Osuna, págs.504
  • [16] Gil Bracero, Rafael, y Brenes Sánchez, María Isabel, Jaque a la República. Granada, 2009, Ediciones Osuna, págs.504
  • [17] Granada Hoy, 10 de octubre del 2010
  • [18] En este caso la edad que consta en el Padrón es errónea y la ha sido corregida tras encontrar el Expediente de Responsabilidades Políticas.
  • [19] ACHGR Expediente de Responsabilidades Políticas de Antonio Puertas Salinas
  • [20] El Defensor de Granada, 10 de julio de 1928

_______________________________________________________________________

Del grupo de nietas que "arman la memoria". Lleva una década dando apoyo a familiares de víctimas del franquismo e investigando la represión en Granada.

_______________________________________________________________________

Este es un espacio para el recuerdo y el homenaje a las víctimas del franquismo.

Para que nunca se olvide. Para que nunca se repita.

En colaboración con  y con las asociaciones memorialistas de la provincia de Granada. 

_______________________________________________________________________
 

Aquí puedes leer más reportajes de la nueva temporada, la cuarta, del Foro de la Memoria:

 

Si no tuviste oportunidad o quieres volver a leerlos, puedes leer aquí los reportajes de la tercera temporada del Foro de la Memoria:

Si no tuviste oportunidad o quieres volver a leerlos, estos son los reportajes de la segunda temporada del Foro de la Memoria:

Puedes consultar también los reportajes de la primera temporada del Foro de la Memoria en los siguientes enlaces:

 

 

 

 

 

 

Imagen de Silvia González

Del grupo de nietas que "arman la memoria". Lleva una década dando apoyo a familiares de víctimas del franquismo e investigando la represión en Granada.