Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19
Las direcciones nacionales desbloquearon el acuerdo que sellaron en un almuerzo “secreto”

Torres Hurtado será alcalde 'interino' tras recular Ciudadanos sobre su marcha

Política - Juan I. Pérez - Viernes, 12 de Junio de 2015
José Torres Hurtado será investido hoy alcalde de Granada por el apoyo de Ciudadanos que, 'in extremis', modificó el rumbo de las negociaciones que avanzaban con el PSOE, tras aceptar que el regidor se marche tras las Elecciones Generales. Así Torres Hurtado se convertirá en alcalde “interino” con mandato de cinco meses, hasta noviembre.
Santiago Pérez y Luis Salvador rubrican el acuerdo.
Miguel Rodríguez
Santiago Pérez y Luis Salvador rubrican el acuerdo.
Comunicado oficial 

Ciudadanos pospone hasta después de las Elecciones Generales el debate sobre Torres Hurtado y acuerda negociar con el PP

El líder de Ciudadanos, Luis Salvador, y el alcalde de Granada en funciones, José Torres Hurtado,  han acordado posponer hasta después de las elecciones generales el debate sobre Torres Hurtado y desbloquear de este modo el posible apoyo de Ciudadanos a un gobierno estable para el desarrollo  de Granada.

Este principio de acuerdo se ha materializado este mediodía durante un almuerzo al que han asistido el alcalde de Granada en funciones, José Torres Hurtado, y el líder de Ciudadanos, Luis Salvador, tras la reunión que esta mañana mantuvieron representantes de ambas formaciones políticas.
Las direcciones nacionales de Ciudadanos y PP desbloquearon el acuerdo al que Luis Salvador nunca cerró la puerta, convencido de que los populares, como así le habían hecho saber, convencerían a Torres Hurtado de que se fuera. Al final, Luis Salvador rebajó el listón de su exigencia y admitió posponer la salida del alcalde que gobernará en minoría con sus 11 concejales y con la amenaza de un rígido acuerdo por la regeneración democrática, firmado a instancias de Ciudadanos.
 

Santiago Pérez y Luis Salvador informan del pacto. Miguel Rodríguez

Acuerdo por la regeneración democrática

Entre otros compromisos, el PP asume  la “separación de inmediato de cualquier cargo, público o de partido, a los imputados por corrupción política", la "prohibición de las donaciones por parte de presidentes, consejeros delegados y otros directivos", la "responsabilidad patrimonial subsidiaria de los partidos en casos de corrupción de sus cargos públicos" o la "elección de los candidatos mediante un sistema de elecciones primarias" .
Un almuerzo “secreto” en el Asador de Castilla, como constata las imágenes del vídeo que publicó este medio, sirvió para rubricar el acuerdo, del que ayer Salvador declaró estar lejos y "más cerca" del PSOE.
 
Ciudadanos, de esta forma, se decantó por la continuidad que representa el PP con una lista de ediles muy similar a la del mandato acabo y con su número 2 y presidente provincial, Sebastián Pérez, a quien le aguarda el sillón soñado de la alcaldía tras perder la presidencia de la Diputación, por los adversos resultados provinciales. Luis Salvador complace también con su decisión a su electorado natural, que en redes sociales empezaba a expresar su descontento por el acercamiento al PSOE.
 
Al término de la reunión con una delegación de concejales del PP, a la que sumó al final el secretario provincial, Santiago Pérez, dijo Salvador que en este “instante” no entrará en el equipo de gobierno, pese al ofrecimiento de los populares porque “no sería creíble”.  Aunque interpelado por el futuro, señaló que “en política se va avanzando” y “en el futuro, ya veremos”.
 

Imagen del almuerzo "secreto".

Y reiteró que no sentía que hubiera "engañado" a nadie, por cuento que nunca dio por cerrado un acuerdo con el PP. Santiago Pérez, por su parte, se congratuló de la apertura de una nueva etapa “en la que habrá cambios importantes en transparencia, en la relación con la oposición y los vecinos”, adelantó. Y agregó que esperaba que esas comisiones se sienten las bases de “una colaboración sincera y eficaz que concluyan con la entrada de Ciudadanos en el gobierno municipal”.
 
Ninguno de los dos dudó de la marcha de Torres Hurtado en noviembre.
 
12 de la oposición frente a 11, pero gana Torres Hurtado

La ley que regula la organización del Ayuntamiento solo prevé que haya una votación en el pleno de investidura. Será alcalde el que consiga en esa única votación alcanzar la mayoría absoluta, fijada en la capital, en 14 de 27. Si Ciudadanos se abstiene, el resultado previsible, puede ser 11 del PP más 12 de Cuenca, si a sus 8 ediles, suma los tres de Vamos Granada y el de IU. Pero no llega a 14, por lo que la ley señala que si ningún grupo alcanza la mayoría absoluta en esa votación, que es secreta, automáticamente se proclamará alcalde el candidato de la lista más votada: Torres Hurtado, al frente de sus 11 concejales.
Con toda la razón, los socialistas se enojaron al conocer antes de la reunión el acuerdo alcanzado en el almuerzo. La delegación del PSOE, con Francisco Cuenca, pese a todo, se sentó a hablar con los representantes de Ciudadanos. La reunión fue tensa. Habló Cuenca muy claro y le reprochó el acuerdo alcanzado con el PP. Luis Salvador lo justificó con su apoyo a la lista más votada, la del PP.
 
A la salida, Cuenca cargó con fuerza contra Luis Salvador y Ciudadanos. Y no porque perdía la alcaldía al cambiar de opinión el partido naranja. Consideró que con su actuación en las negociaciones, el líder de Ciudadanos se había “cachondeado” de una buena parte de los granadinos, “disimulando, en un quítate tú para ponerme yo”. Remarcó su decepción con Ciudadanos pero resaltó el valor, ahora más que nunca, de su partido.
 

Cuenca arremete contra Ciudadanos al término de la reunión. M.R.

"Seguimos dispuestos a seguir defendiendo un proyecto de soluciones, de ideas, y de ilusión para Granada, y, mientras tanto, hay otras formaciones políticas que han estado jugando con los intereses de todos los granadinos", censuró el socialista, para quien Ciudadanos y PP le han "faltado el respeto", no al PSOE, "sino a todos los granadinos" con un "juego" que demuestra que "sólo les interesa su partido" y su "estrategia".
 
"Que los granadinos se planteen ahora quién está jugando con sus intereses. Nosotros hemos aportado documentos con soluciones, lo contrario a esa política antigua que tiene tan decepcionados a los ciudadanos", sostuvo.
 
Un pequeño Parlamento granadino

Los dos partidos han establecido una comisión que será la encargada de “avanzar” en las líneas principales de su acuerdo y en la que Ciudadanos llevará las propuestas de su programa electoral con las que entiende que se puede “mejorar la política municipal”.

Esa comisión trabajará desde la próxima semana, no solo en cuestiones formales como los plenos y comisiones, sino también en políticas “concretas” que permitan adoptar medidas de reactivación económica y de cohesión social.

Y entre los cambios que deberá concretar será precisamente el del funcionamiento de los plenos y comisiones. La idea, según ha explicado Luis Salvador, es “darle más importancia a la semana de pleno municipal”, para cambiar una dinámica que ahora deja a los plenos con “poca relevancia” .Hacer “un pequeño Parlamento granadino” en el que los concejales, en contacto con la sociedad civil, estén “activados durante una semana”, trabajando en comisiones y obteniendo “mejoras ostensibles”.
Pero el candidato socialista sale fortalecido de un largo proceso negociador, extremadamente complicado, y no solo por la calculada indefinición de Ciudadanos. 
 
Con 8 concejales, pese al acuerdo entre PP y Ciudadanos, puede ejercer una sólida oposición constructiva y mantener vigente la alternativa de cambio que ha estado cerca de liderar.
 
Vamos Granada firmará una hora antes de que comience el pleno el documento programático socialista, con las incorporaciones que el partido ha añadido.
 
“Trileros con la gente”

El secretario general del PSOE de Granada, José María Rueda reflexionó sobre la negociación con Ciudadanos y consideró que han actuado como “trileros” pero no con el PSOE, sino con Granada. Rueda lamentó la actitud del líder de Ciudadanos porque ha jugado con “las esperanzas de cambio de la gente” y reclamó “respeto” hacia la ciudadanía y siempre “a ser claros con las posiciones políticas”.

Recordó que el PSOE siempre ha ido a todas las reuniones con “el pecho al descubierto” y, por ello, señaló que su partido se sentía orgulloso, primero, de la campaña electoral, y, luego, del proceso negociador.