No tienes excusa: recicla

Sánchez rechaza un Gobierno de la "pereza" o la "intransigencia" y aboga por un cambio sin "intermediarios"

Política - Europa Press - Lunes, 23 de Mayo de 2016

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha considerado en la noche de este lunes que el próximo 26 de junio será un "referéndum" por el cambio, que, según ha dicho, no tiene intermediarios", y ha abogado por una España que no esté gobernada por la "pereza", que representa el PP, o la "intransigencia", que encarna Podemos.

En el primer acto de precampaña que comparte con la presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, en Granada, Sánchez ha ofrecido "algo que no tiene Mariano Rajoy", que es "ganas de cambiar el rumbo de este país". "Lo mejor está por venir y lo vamos a cambiar los socialistas a partir del 26 de junio", ha indicado.

En el Anfiteatro del Palacio de Congresos de Granada, que ha concentrado a unas mil personas, el candidato socialista ha cargado contra un PP que tiene "todo en B", como el programa electoral, la contabilidad, y contra un presidente del Gobierno cuyo "estado natural" es estar en funciones, y que encabeza un ejecutivo "multado por la Comisión Europea" y un partido "embargado por los jueces". "España es mucho mejor que Rajoy, por eso vamos a ponerle punto y final", ha indicado.

También ha censurado la actitud del líder de Podemos, Pablo Iglesias, del que ha rechazado sus "chantajes" para que siga gobernando Rajoy. "Si dependo de los votos de Iglesias, sé que no voy a ser presidente del Gobierno", ha reiterado Sánchez, quien ha considerado que "después de ocho años de dura crisis, no estamos ante una simple era de cambios, sino ante un cambio de era".

Sánchez, que ha puesto como ejemplo el "buen hacer" de Susana Díaz al frente de la Junta de Andalucía, ha asumido los "grandes desafíos" a los que se enfrenta si es elegido presidente del Gobierno en las próximas elecciones generales, y ha aludido a las tareas que tiene por delante, en lo relativo a la modernización de la economía, o a la creación de empleo.

"¿Quién ha dicho que España no puede tener el sistema educativo de Noruega, la formación profesional de Francia, el estado de bienestar de Suecia, o la potencia industrial de países como Alemania? No vamos a ser como Francia, Sueca o Alemania, vamos a ser mejores. En ilusión, en ganas y en capacidad no hay país como España", ha sostenido.

Sánchez ha desgranado algunas de las medidas que pondría en marcha un Gobierno del PSOE, como la derogación de la reforma laboral, un gran acuerdo por la educación, que incluya la paralización y derogación de la LOMCE y la congelación de las tasas universitarias, entre otras cosas, un pacto contra la desigualdad y contra la violencia de género, la derogación de la 'Ley Mordaza', el desbloqueo de las listas electorales, la limitación de los mandatos, la reconstrucción del Pacto de Toledo o el fin de los aforados. "Aquellos que roban, que devuelvan lo robado", ha agregado.

Asimismo, el candidato socialista se ha comprometido a copiar a otros países europeos para que las grandes rentar paguen un recargo solidario que permita garantizar las pensiones; a reformar la Constitución; a blindar la sanidad; o a negociar con la UE unos objetivos de déficit acordes a la situación del país.

"Vamos a poner fin a este Gobierno de Mariano Rajoy y vamos a decir sí al cambio", ha mantenido el secretario general del PSOE, quien ha considerado que tras las elecciones del 20 de diciembre la opinión pública ya sabe "quién ha trabajado por el cambio y quien lo ha bloqueado".

"España no se merece un país gobernado ni por la pereza ni por la intransigencia, sino por principios y valores social-demócratas", ha incidido.