Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada
El portavoz del Grupo Popular en el Parlamento, José Antonio Nieto, se reúne en Granada con el comité de empresa

El PP no atempera el temor a la supresión de la Escuela Andaluza de Salud, cuya plantilla pide evitar el cierre y mantener la identidad

Política - Juan I. Pérez - Martes, 14 de Enero de 2020
Con el lema ‘la Escuela no se cierra’, coreado por la plantilla, fue recibido esta tarde el portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Andaluz y firmante de la polémica Proposición de Ley, José Antonio Nieto, quien no atemperó el temor a la supresión de la Escuela Andaluza de Salud Pública, en su reunión en la sede en Granada del organismo con el comité de empresa y los trabajadores. Te informamos.
La plantilla de la EASP organizados para exigir que no se cierre.
Indegranada
La plantilla de la EASP organizados para exigir que no se cierre.

Acompañado solo por la diputada del PP por Granada Ana Vanessa García, el portavoz parlamentario popular, José Antonio Nieto, visitó la Escuela para dar la cara y reunirse con el comité de empresa y los trabajadores y la directora gerente del ente, Blanca Fernández-Capell, dos días después de que El independiente de Granada revela la intención del PP de suprimir el organismo para integrarlo en una nueva agencia administrativa, el Instituto Andaluz de la Salud, como consta en la Proposición de Ley presentada con su firma en la Cámara andaluza, el pasado 30 de diciembre.

Pero su encuentro con la representación laboral y trabajadores no sirvió para tranquilizarlos con respecto al futuro, en una tensa reunión, con un previo recibimiento a las puertas de la Escuela, donde Nieto trató ya de dar explicaciones, entre ellas, que la tramitación parlamentaria puede prolongarse durante tiempo y que está abierto a escuchar para mejorar la propuesta legislativa.

“Garantizamos que todo lo que funcione, y es mucho lo que funciona bien, se va a potenciar y garantizamos, además de eso, que, espacios que no se han cubierto, que se tienen que mejorar, no solo de la Escuela sino de otros organismos, que se integrarán en un instituto, como en otras comunidades, que sea referente de la investigación médica, y creemos que la Escuela juega un papel fundamental, porque lo que pretendemos es obtener el mayor rendimiento con las mayores garantías”

Ante los periodistas, Nieto aseguró que “en ningún caso” la iniciativa popular iba a afectar al personal del organismo que, añadió, “ya llevaban tiempo preocupados por su situación laboral”, como aquellos que no habían consolidado su empleo y que “ponían en riesgo su vinculación laboral”, sin que hubiera habido “este tipo de manifestaciones. Por algo será”, subrayó.

Pero al ser preguntado por si garantizaba la permanencia de toda la plantilla y de la Escuela, tal y como está, que le ha valido ser un referente nacional e internacional, después de su creación en 1985, contestó:

“Garantizamos que todo lo que funcione, y es mucho lo que funciona bien, se va a potenciar y garantizamos, además de eso, que, espacios que no se han cubierto, que se tienen que mejorar, no solo de la Escuela sino de otros organismos, que se integrarán en un instituto, como en otras comunidades, que sea referente de la investigación médica, y creemos que la Escuela juega un papel fundamental, porque lo que pretendemos es obtener el mayor rendimiento con las mayores garantías”.

Y agregó que querían buscar acuerdos y entendimientos para tener un camino conjunto, “que sea bueno para la Escuela, para los que trabajan en la Escuela y, fundamentales, para los andaluces. Porque si la Escuela es buena para sus trabajadores pero mala para los andaluces, no nos sirve, pero si es buena para trabajadores y buena para los andaluces, entonces es la referencia que queremos”. Un equilibrio medido en sus declaraciones para no mojarse ante el futuro.

Dos momentos del encuentro previo de Nieto con trabajadores de la Escuela. En la imagen inferior, facilitada por el PP de Granada, la reunión con el comité de empresa y trabajadores.

Antes, definió la Proposición de Ley como una “propuesta ambiciosa” para “definir Andalucía como referencia en materia de investigación, formación y de impulso de iniciativas médicas, que trata de romper una mala práctica, una atomización de la capacidad de investigación, de formación, de ser referente en esta materia y de ser eficientes en la gestión de esos recursos, para aplicarlos de la forma más inteligente para que sirvan mejor a los andaluces”.

En declaraciones a Onda Cero Granada, el alcalde de Granada, Luis Salvador, dijo que "la Escuela es andaluza y tiene sede en Granada y va a seguir siendo andaluza y su sede en Granada. ¿Alguien está en contra de que se agrupen una serie de institutos y se cree uno andaluz que aumente su capacidad formativa y se asemeje al Carlos III de Madrid? Simplemente va a formar parte de un entorno que va a dar más potencia investigadora, como pasa en el Carlos III. Cada cosa que se intenta hacer para mejorar automáticamente, que no perjudica, automáticamente hay una crítica", agregó.

En su exposición criticó con dureza la “intención clara de algunos de manipularla” la Proposición de ley y pidió que “no se dejen influir por parte formaciones políticas que no buscan el interés general de la sanidad andaluza, sino en concreto, el estrictamente político de algunos”.

En nombre de la representación laboral, la presidenta del comité de empresa, Almudena Millán Carrasco, señaló que la Proposición de Ley “no ofrece garantías de mantener ni la identidad, ni las funciones ni la independencia” y subrayó que también dejaba en el aire la continuidad de los 177 empleados que ahora mismo trabajamos en la Escuela, “cuando una sede fuera de la Escuela se abra a personas que llevamos aquí 30 o 35 años”

Nieto se comprometió frente a ello a “hablar las veces que sea necesario”, “de contar con la voluntad del Grupo Popular de buscar consensos” para que “seamos capaces de tramitar la ley que Andalucia necesita y nos coloque en esa referencia en materia sanitaria, de investigación, de innovación, de formación en esta materia. No queremos que se juegue con un debate en el que algunos buscan enfrentar en lugar de unir esfuerzos para conseguir la mejor ley posible”.

E insistió en que el propósito del PP es “potenciar lo que funcione” y lo que “funcione peor se mejore. El objetivo es lograr la mejor herramienta en las mejores condiciones jurídicas y laborales, en la dirección correcta”, apuntilló.

Sin garantías de mantener la identidad y los puestos de trabajo

En nombre de la representación laboral, la presidenta del comité de empresa, Almudena Millán Carrasco, señaló que la Proposición de Ley “no ofrece garantías de mantener ni la identidad, ni las funciones ni la independencia” y subrayó que también dejaba en el aire la continuidad de los 177 empleados que ahora mismo trabajamos en la Escuela, “cuando una sede fuera de la Escuela se abra a personas que llevamos aquí 30 o 35 años”.

La presidenta del comité de empresa, que dejó claro que nadie les había consultado previamente sobre la propuesta legislativa, señaló que en el texto normativo echaban en falta “muchas consideraciones”, entre ellas, las relacionadas con la función consultora o de cooperación, no solo las investigadoras, “muy apreciadas” hasta por la Consejería de Salud y Familias del actual Gobierno andaluz.

La representación laboral estudiará los cauces para poder “enmendar” la propuesta para que no se apruebe como está escrita, porque de lo contrario, “supone la desaparición de la Escuela, la pérdida de parte de la identidad, de alianzas estratégicas tejidas durante años, con organismos internacionales, financiaciones europeas, acuerdos con universidades o sociedades científicas, en beneficio del sistema sanitario público andaluz, explicó la presidenta del comité de empresa

Pero ahora, tal y como está redactada, señaló, supone la “extinción y supresión” de la Escuela Andaluza de Salud Pública y la sede social del nuevo instituto, en Sevilla.

La representación laboral estudiará los cauces para poder “enmendar” la propuesta para que no se apruebe como está escrita, porque de lo contrario, “supone la desaparición de la Escuela, la pérdida de parte de la identidad, de alianzas estratégicas tejidas durante años, con organismos internacionales, financiaciones europeas, acuerdos con universidades o sociedades científicas, en beneficio del sistema sanitario público andaluz, explicó la presidenta del comité de empresa.

Para Almudena Millán Carrasco, sólo sería posible la supervivencia de la Escuela si en vez de la supresión y extinción para integrarla en el nuevo instituto se creara una red, en la que mantuviera su marca y su sede y le permitiera trabajar con la autonomía con la que hasta ahora han actuado y expresó su deseo de que sea “cierto” la posibilidad de enmendar la propuesta y se revierta con un “planteamiento más lógico y que mejore la Escuela, porque hay áreas de mejora, pero que mantenga la identidad que ha demostrado su utilidad y valía.”

Informaciones relacionadas: