Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada
Incertidumbre sobre la continuidad del personal y la sede en Granada

Nuevo frente de la Junta con Granada: el PP quiere suprimir la Escuela Andaluza de Salud Pública para integrarla en un Instituto Andaluz de la Salud

Política - Juan I. Pérez - Domingo, 12 de Enero de 2020
Después de la contestada reforma educativa y el control de la gestión del Parque de las Ciencias, la Junta de Andalucía, gobernada por la derecha, abre otro frente con Granada al pretender eliminar la Escuela Andaluza de Salud Pública para integrarla en un organismo de nueva creación, el Instituto Andaluz de la Salud. Te lo avanzamos.
Escuela Andaluza de Salud Pública, con sede en Granada.
EASP
Escuela Andaluza de Salud Pública, con sede en Granada.

Sin que haya resuelto los frentes abiertos en Granada por la contestación social que han provocado la reforma educativa que la Consejería de Educación plantea en la provincia, con el cierre de centros, o el control de la gestión del Parque de las Ciencias de Granada, el Gobierno andaluz pone el foco ahora en la prestigiosa Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP), con sede en la capital granadina, desde su fundación, en 1985.

El PP quiere eliminar la Escuela para integrarla en una agencia administrativa de nueva creación: el Instituto Andaluz de la Salud. En este nuevo ente, que dependerá de la Consejería de Salud y Familias, también integrará a la Fundación Progreso y Salud, con sede en Sevilla, pero que en Granada cuenta con personal y servicios, con el CMAT

El PP quiere eliminar la Escuela para integrarla en una agencia administrativa de nueva creación: el Instituto Andaluz de la Salud. En este nuevo ente, que dependerá de la Consejería de Salud y Familias, también integrará a la Fundación Progreso y Salud, con sede en Sevilla, pero que en Granada cuenta con personal y servicios, con el CMAT -Complejo Multifuncional Avanzado de Simulación e Innovación Tecnológica-, como referencia, ubicado en el Parque Tecnológico Ciencias de la Salud (PTS), dependiente de Iavante - Línea de Adquisición y Evaluación de Competencias Profesionales de la fundación-.

La decidida intención del PP plantea la incertidumbre sobre la continuidad de la Escuela Andaluza de Salud Pública, la permanencia de la sede en Granada, y la continuidad del personal del organismo y de los otros afectados.

Decisión firme del PP

La decisión del PP es firme y para materializarla presentó el pasado 30 diciembre una Proposición de Ley en el Parlamento andaluz de “creación del Instituto Andaluz de la Salud”, como viene siendo habitual en las actuaciones que conciernen a Granada, con secretismo y sin publicitarla previamente.

La Proposición de Ley, a la que ha tenido acceso El Independiente de Granada, -que ya avanzó la polémica reforma educativa que Educación plantea en Granada a espaldas de la comunidad escolar-, especifica que la norma “procede a la fusión de la Fundación Progreso y Salud, la Escuela de Salud Pública de Andalucía y la Secretaría General de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud de la Consejería de Salud y Familias en un nuevo y potente Instituto Andaluz de Salud (IAS)”.

Según la propuesta, el nuevo ente dotará “a la Comunidad Autónoma de una herramienta que le permita impulsar estrategias y líneas de actuación que potencien la investigación e innovación en la Comunidad, posicionándola en los sitios relevantes que le corresponden dentro del panorama nacional e internacional y transformándola en punto de referencia en la gestión y generación de conocimiento en salud”.

La decisión del PP es firme y para materializarla presentó el pasado 30 diciembre una Proposición de Ley en el Parlamento andaluz de “creación del Instituto Andaluz de la Salud”, como viene siendo habitual en las actuaciones que conciernen a Granada, con secretismo y sin publicitarla previamente

“La evolución histórica de la generación de conocimiento y las tecnologías, así como con los cambios normativos acontecidos hace necesario la creación de una Agencia Administrativa que aglutine, organice y oriente la investigación, desarrollo e innovación en salud del territorio andaluz, poniendo racionalidad y coherencia, optimizando los recursos e infraestructuras, evitando con ello la duplicidad y redundancia de· organismos y tareas”, señala el documento en la exposición de motivos.

La propuesta normativa del PP “llevaría a Andalucía a estar dotada de un· Instituto de Salud potente y singular, jurídicamente establecido y regulado. Ello hará de nuestra Comunicad un referente nacional e internacional, siendo capaz de dar respuesta ágil, certera y óptima a los grandes retos y paradigmas establecidos en el panorama nacional e internacional”.

Artículo 7. Sede.

“El Instituto Andaluz de Salud tendrá su domicilio legal en la sede de la Consejería competente en materia de salud. o en el lugar que determine su Consejo Rector, sin perjuicio de que las estructuras organizativas que la componen puedan tener distintas dependencias”

La Ley que promueve el PP se organiza en cinco capítulos, cuatro disposiciones· adicionales, tres disposiciones transitorias y dos disposiciones finales.

El primer capítulo acuerda y organiza la creación del Instituto de Salud de Andalucía “mediante la fusión y transformación de la Fundación Progreso y Salud y la Escuela Andaluza de Salud Pública, dando lugar a un nuevo organismo público de investigación andaluz en el que se integrarán, además, los medios materiales y humanos de la Secretaría General de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud de la Consejería de Salud y Familias”.

La Escuela Andaluza de Salud Pública se crea por acuerdo de gobierno el 2 de mayo de 1985. Se constituye como empresa pública, con carácter de sociedad anónima y capital fundacional íntegro de la Junta de Andalucía. Se inaugura el 19 de julio de 1985 quedando adscrita entonces a la Consejería de Salud, en la actualidad, tambien de Familias. Es centro colaborador de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana de la Salud. Es miembro de las principales asociaciones internacionales de escuelas de salud pública y de gestión sanitaria tanto en Europa como en Latinoamérica: EHMA (European Health Management Association), ASPHER (Association of School of Public Health in the European Region) y ALAESP (Asociación Latinoamericana de Escuelas de Salud Pública).

Desde 1988 existe un acuerdo con la Universidad de Granada por el que ésta reconoce como propios cursos Máster y Expertos impartidos por la EASP. Gran número de instituciones y universidades nacionales y de otros países mantienen también convenios de colaboración con la EASP. Sus principales clientes en la comunidad autónoma andaluza son la Consejería de Salud y Familias y el Servicio Andaluz de Salud. La Escuela trabaja también para sociedades profesionales, hospitales y servicios regionales de salud de toda España así como para terceros países a través de proyectos de la Unión Europea, la Organización Panamericana de la Salud y el Banco Mundial.

En marzo de 2019, fue nombrada como directora Blanca Fernández-Capel. Con un extensísimo currículum, en el que destaca que es doctora en Medicina y Cirugía y licenciada en Filosofía y Letras, Historia y Filología Semítica (árabe y hebreo), fue diputada del PP durante cinco legislaturas. Durante esa larga etapa ocupando cargos públicos, en los que otras responsabilidades asumió la de portavoz de la Comisión de Educación y Ciencia, Fernández-Capel, de 73 años, defendió las posiciones más conservadoras de su partido. Sustuyó a Reyes Álvarez-Ossorio, quien a su vez, reemplazó a Joan Carles March, quien bajo su mandato, la escuela creció y logró el prestigio y reconocimiento nacional e internacional, se creó el Registro del Cáncer, así como la Esciuela de Pacientes.

Además, quedarán adscritas al Instituto Andaluz de Salud las fundaciones públicas pertenecientes a la Red de Fundaciones Gestoras de la Investigación del Sistema Sanitario Público de Andalucía, compuesta por siete fundaciones, entre ellas FIBAO, con sede en Granada, que da cobertura también las provincias de Jaén y Almería

“Esta transformación -continúa la proposición de los populares- implica la cesión e integración global, en unidad de acto, de todo el activo y el pasivo de las entidades transformadas, con sucesión universal de derechos y obligaciones”.

Además, quedarán adscritas al Instituto Andaluz de Salud las fundaciones públicas pertenecientes a la Red de Fundaciones Gestoras de la Investigación del Sistema Sanitario Público de Andalucía, compuesta por siete fundaciones: junto a FIBAO, con sede en Granada, que da cobertura también las provincias de Jaén y Almería; FCÁDIZ (Cádiz), FIBICO (Córdoba), FABIS (Huelva), FIMABIS (Málaga) y FISEVI (Sevilla) y la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud (FPS), que coordinaba la Red.

El segundo capítulo establece la organización, mientras que los capítulos tercero, cuarto y quinto se ocupan de regular el régimen económico-financiero y patrimonial, el régimen del personal y el régimen de propiedad intelectual e industrial del nuevo Instituto.

El Instituto Andaluz de Salud estará adscrito a la Consejería competente en materia de salud a través de su Viceconsejería.

Órganos de gobierno del nuevo ente

Los órganos de gobierno del Instituto Andaluz de Salud son el Consejo Rector y la Dirección. El Consejo Rector estará integrado por diez personas, nombradas por la Consejería de Salud y Familias. Su principal misión será aprobar el Plan Anual de Actuación del Instituto, a la vista de la propuesta elaborada por la Dirección y las sugerencias elevadas por el Consejo Asesor, que completa el organigrama el Consejo Asesor, como órgano consultivo y de asesoramiento de carácter técnico, científico y formativo. Estará también formado por 1O miembros, “personalidades relevantes del campo técnico, científico y formativo en el sector sanitario”.

La Dirección del Instituto Andaluz de Salud tendrá rango de Viceconsejería. Su nombramiento se realizará entre personal funcionario de carrera de la Administración de la Junta de Andalucía, del Estado, de las Comunidades Autónomas o de las Entidades Locales, perteneciente a cuerpos, grupos o escalas en los que se exija para su ingreso el título de licenciatura, grado o equivalente; o bien, entre personal estatutario fijo de los servicios de salud, para cuyo ingreso se exija el título de licenciatura, grado o equivalente. Pero deberá estar en posesión del título de Doctor o equivalente.

Continuidad de la plantilla

La permanencia de las plantillas de la Escuela y de los otros organismos afectados por la creación del Instituto andaluz de Salud queda especificado en la Disposición adicional cuarta, “Régimen de integración del personal al servicio de la Fundación Progreso y Salud y de la Escuela Andaluza de Salud Pública, S.A.”.

“El personal laboral que viniera prestando servicio en la Fundación Progreso y Salud y en la Escuela Andaluza de Salud Pública, S.A., queda integrado en el Instituto Andaluz de Salud, con todos los derechos y obligaciones laborales y sociales inherentes, de acuerdo con lo establecido en el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores sobre sucesión de empresas”

Así, sostiene que “el personal laboral que viniera prestando servicio en la Fundación Progreso y Salud y en la Escuela Andaluza de Salud Pública, S.A., queda integrado en el Instituto Andaluz de Salud, con todos los derechos y obligaciones laborales y sociales inherentes, de acuerdo con lo establecido en el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores sobre sucesión de empresas.” Y precisa que este “personal tendrá la consideración de personal laboral del Instituto Andaluz de Salud, sin que pueda ser considerado personal laboral de la Junta de Andalucía”.

Aclara que “el acceso de este personal a la condición de personal funcionario o laboral de la Administración General de la Junta de Andalucía solo podrá efectuarse mediante la·participación en las correspondientes pruebas selectivas de acceso libre convocadas en ejecución de ofertas de empleo público”.

Además, “el Instituto Andaluz de Salud se subroga en los derechos y obligaciones derivados de los contratos de trabajo del personal laboral de la Fundación Progreso y Salud y de la Escuela Andaluza de Salud Pública, S.A., y de los convenios colectivos vigentes, así como de los acuerdos derivados de la interpretación de los mismos, en tanto se apruebe un nuevo convenio colectivo de aplicación”.

Eso sí, advierte la proposición de Ley que “la masa salarial del personal laboral al servicio del Instituto Andaluz de Salud procedente de las entidades objeto de fusión y transformación no podrá superar la masa salarial del personal de tales entidades”.

El régimen jurídico del personal del Instituto Andaluz de Salud será el establecido con carácter general para la Administración General de la Junta de Andalucía, sin perjuicio de las especialidades establecidas en la presente Ley.

En el capítulo cinco de la propuesta legislativa, especifica que el personal del Instituto Andaluz de Salud estará formado por el personal funcionario y estatutario destinado al nuevo ente, de acuerdo con lo que establezca la presente Ley y su relación de puestos de trabaje y el personal laboral fijo y temporal del Instituto Andaluz de Salud que se determine igualmente en su relación de puestos de trabajo.

El Instituto Andaluz de Salud podrá contratar personal investigador de carácter laboral y personal técnico.

El sistema selectivo de acceso al empleo público para el personal investigador funcionario al servicio del Instituto Andaluz de Salud será el de “concurso basado en la valoración del currículo de los candidatos,

La oferta de empleo público, aprobada cada año por el Consejo de Gobierno para la Administración de la Junta de Andalucía, contendrá las previsiones de cobertura de las plazas con asignación presupuestaria precisas de personal funcionario al servicio del Instituto Andaluz de Salud mediante la incorporación de personal de nuevo ingreso, así como las de personal laboral fijo.

El sistema selectivo de acceso al empleo público para el personal investigador funcionario al servicio del Instituto Andaluz de Salud será el de “concurso basado en la valoración del currículo de los candidatos, valoración que tendrá en cuenta la adecuación de su especialización, formación, capacitación y experiencia profesional a las características de las líneas prioritarias de investigación y las funciones de las plazas a las que pretendan acceder”.

Para el personal investigador del Instituto Andaluz de Salud se establece la regulación de la movilidad del personal de investigación establecida en la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, en sus propios términos.

La propuesta de Ley crea, además, las especialidades de Investigación Sanitaria y Biosanitaria y Laboratorio Sanitario y Biosanitario en los Cuerpos Superior Facultativo y de Técnicos de Grado Medio de la Junta de Andalucía.

Informaciones relacionadas: