Ven al Parque de las Ciencias
La propuesta deja en el 3 por ciento la subida, frente al 4 previsto vía Presupuestos Generales por el Gobierno central

El gobierno local lleva a pleno extraordinario una propuesta para amortiguar la subida del IBI en un 1%

Política - IndeGranada - Viernes, 5 de Enero de 2018
Los socialistas tratan de salvar el plan de ajuste, tras "el revés" que supuso el rechazo a las ordenanzas fiscales, con modificaciones de los tipos, tanto de los diferenciales como del general.

Baldomero Oliver en un pleno municipal. miguel rodríguez

El equipo de gobierno socialista de la capital ha puesto sobre la mesa una nueva propuesta para el IBI, que amortigua en parte la subida del 4 por ciento que deberá aplicarse según lo establecido vía Presupuestos Generales por el Gobierno central, para tratar de salvar el plan de ajuste tras "el revés" que supuso el rechazo a las ordenanzas fiscales en el último pleno de diciembre. 

El acuerdo no fue posible entonces porque toda la oposición rechazaba la subida del IBI y pedía que el Ayuntamiento la compensara. El gobierno socialista argumenta que la delicada situación económica impide congelar esa subida que viene impuesta a través de los valores catastrales por el Gobierno central, y que es del 4 por ciento. La ciudad no puede renunciar a esos ingresos del IBI, que son parte fundamental del plan de ajuste con el que se trata de taponar el agujero económico de las cuentas municipales y evitar la quiebra.

La nueva propuesta que el gobierno local llevará a pleno extraordinario el próximo martes amortigua en parte ese incremento y compensa el 4 por ciento de subida con la bajada del 1 por ciento en el tipo general del IBI. Es la primera vez que se toca el tipo general en los últimos veinte años, según ha destacado el primer teniente de alcalde y responsable del área de Economía, Baldomero Oliver. Según ha explicado, la bajada de este tipo beneficia a toda la ciudadanía en general y sitúa las magnitudes en los niveles de 2010. El tipo general pasará del 0,673 por ciento al 0,667.

Se hace, según ha señalado, para "paliar la subida prevista por el Gobierno de Rajoy". En el caso de Granada, ha reiterado a preguntas de los periodistas, la situación municipal impide compensar al completo ese 4 por ciento. 

La propuesta se completa con modificaciones en los tipos diferenciales. Es la manera de compensar esa merma de ingresos que representará bajar ese uno por ciento.

Ese IBI diferencial, que era del 0,7 por ciento, se cobra a edificios singulares, de uso comercial; oficinas; de ocio y hostelería; almacenes y estacionamientos; e inmuebles de uso industrial. En este caso, subirá de ese 0,7 por ciento al 1 por ciento. Aunque no será para todos, fundamentalmente para evitar que recaiga en los pequeños y medianos comercios. 

Así, según ha explicado, se aplicará al 10 por ciento que tiene mayor valor castatral. Y, además, se suben los umbrales de manera importante. Todo ello, según Oliver, hará que la subida en este IBI diferencial la soporten fundamentalmente instituciones como la Junta y la Diputación, propietaria de inmuebles singulares con esos valores catastrales, grandes bancos, grandes superficies y propietarios de inmuebles con valores catrastrales muy altos. 

Según los datos que ha puesto como ejemplo, hasta ahora el tipo diferencial se aplicaba a 7.500 sujetos pasivos. Con los cambios que introduce la propuesta que se someterá a pleno serán 400 en toda Granada los que pagarían el incremento. El resto, pasará al tipo general y tendrá por tanto, como el resto de la ciudadanía, una bajada del uno por ciento.

En el caso de almacenes y estacionamientos, ahora el valor castastral para pagar el tipo diferencial del IBI estabe en 8.600 euros, y con la propuesta se pasa a 350.000 euros de valor catastral. Esto haría que de 6.584 sujetos pasivos se pasara a 78.

Para oficinas, antes el valor se situaba en 178.000, ahora en 400.000 euros. Antes lo pagaban 201 oficinas, ahora -si sale adelante la propuesta- lo harán 90.

En inmuebles de uso comercial, de 100.000 euros se pasa a 400.000. En este caso, antes este tipo diferencial se aplicaba a 1.623 inmuebles y ahora afectará solo a 287.

 

Según ha resumido Oliver, con esta medida la subida del IBI afectará a un menor número de contribuyentes, experimentará una bajada para el tejido comercial sobre el que se sustenta la actividad económica de la ciudad y tendrá, además, un efecto general en toda la ciudadanía. 

"Intentamos salvar el plan de ajuste", ha insistido. Según Oliver, con los cambios en los tipos diferenciales del IBI, los que afectan a usos comerciales, singulares o para almacenes y estacionamientos, se traducirán en una subida de ingresos entre 2 y 2,5 millones de euros, "una vez restada la bajada del tipo general y la bajada a comerciantes". 

La propuesta obedece a "un triple objetivo", según el teniente de alcalde. Por un lado, atender aunque sea en parte "la insistencia de grupos políticos"; se mueven dentro del "margen estrecho de maniobra" que marca el plan de ajuste, que obliga a incrementar ingresos; y con el criterio de "incidir lo mínimo posible en la ciudadanía a través de la carga impositiva".

"Alguien tiene que soportar las circunstancias en la que nos encontramos, y que nos gustarían que fueran otras", ha dicho asegurando que el gobierno local está dispuesto a recibir propuestas de mejora, pero advirtiendo de que no caben "planteamientos demagógicos". 

Más información: