Piropos poéticos
Su estreno como candidata oficial fue desafortunado

Cuatro años de campaña y cinco meses para conocer en profundidad Granada

Política - J.I.P. - Domingo, 8 de Enero de 2023
Un perfil desconocido de la candidata del PP a la Alcaldía de Granada.
Carazo, en sede parlamentaria.
Prensa Junta.
Carazo, en sede parlamentaria.

El próximo 21 de enero se cumplirá los cuatro años desde que Marifrán Carazo fuera nombrada consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio por Juan Manuel Moreno, al frente del primer Gobierno de derechas de la Junta, gracias al pacto entre PP-Cs y con el imprescindible apoyo externo de la ultraderecha.

Los mismos cuatro años que Carazo lleva en campaña, tras revalidar su puesto, ya en el Gobierno de mayoría absoluta del PP, desde el pasado 26 de julio, como consejera de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda.

Carazo no ha desaprovechado la oportunidad de estos cuatro años y se ha convertido en la cara más visible, (y con diferencia), del PP de Granada. Lo de buena gestión ha sido un apelativo lanzado por Moreno y el PP andaluz, que la prensa fiel lo adoptó

No ha habido en este tiempo consejera o consejero con mayor presencia en la provincia (circunscripción) en la que fue elegida, con continuos actos, sobre todo, viernes y lunes, coincidiendo con los fines de semana, en los que se mezclan los de evidente contenido, junto a otros intrascendentes, solo justificados como acciones de propaganda. Carazo hasta en la sopa. En esta legislatura, además, se le unen a sus competencias la gestión de Cetursa, de difícil encaje en su consejería, pero que le agranda su visibilidad en Granada.

Pero seguro que no recogerá el Premio Atila que Ecologistas en Acción le ha concedido este año, unas distinciones clásicas, que el año pasado fue para Paco Cuenca. Una larga lista avala la distinción a la consejera.

Carazo no ha desaprovechado la oportunidad de estos cuatro años y se ha convertido en la cara más visible, (y con diferencia), del PP de Granada. Lo de buena gestión ha sido un apelativo lanzado por Moreno y el PP andaluz, que la prensa fiel lo adoptó.

En esta legislatura, además, se le unen a sus competencias la gestión de Cetursa, de difícil encaje en su consejería, pero que le agranda su visibilidad en Granada

Antes, aún en la oposición, Moreno la eligió como integrante de su círculo más próximo y la nombró portavoz del PP de Educación y portavoz adjunta del grupo popular. Círculo al que también forma parte su marido, José Ramón Carmona Sánchez, concejal en Antequera por el PP durante 20 años, 11 de ellos en el gobierno, que dejó en septiembre pasado para dedicarse en exclusiva a su labor en el Parlamento andaluz, como diputado, y al cargo de secretario provincial del PP de Málaga.

En la imagen de arriba, su toma de posesión como consejera en 2019. Abajo, en julio pasado.

Política profesional, puesto que no se le conoce trabajo fuera del PP, desde que llegó a Granada con 18 años desde su Valladolid natal para estudiar

Política profesional, puesto que no se le conoce trabajo fuera del PP, desde que llegó a Granada con 18 años desde su Valladolid natal para estudiar, primero, la diplomatura en Óptica y Optometría por la Universidad de Granada, y, posteriormente, Ciencias Políticas en 1996, donde coincidió con el expresidente de la Región de Murcia Pedro Antonio Sánchez. Ese año se afilió al Partido Popular. Cuatro años después fue, entre el 2000 y 2005, ocupó el cargo de secretaria provincial de las Nuevas Generaciones.

Moreno la eligió para Granada porque es la mejor baza de la derecha para volver a gobernar una ciudad, que no controla desde 2016, cuando Torres Hurtado salió esposado del Ayuntamiento

Luego formó parte del Gobierno municipal de José Torres Hurtado como alcalde, aunque sin relevancia. Primero, como concejala de Turismo, Deportes y Pymes y vicepresidenta del Instituto Municipal de Formación y Empleo (IMFE), de 2007 a 2011 y, al año siguiente, como responsable de Comercio y Ocupación de Vía Pública. En 2012, abandonó el Ayuntamiento para convertirse en diputada andaluza, que ha ido revalidando hasta la fecha.

En la época municipal, el partido le colocó a Jorge Saavedra como ayudante. Con Carazo ha hecho carrera. Lo nombró gerente del Consorcio Metropolitano. Ahora es diputado andaluz y secretario provincial del PP.

Carazo siempre ha movido hilos desde Sevilla en la organización provincial del PP, al contar con gran influencia en el partido regional. Es la persona de Granada en Sevilla. Por su despacho de Fomento salieron nombramientos en delegaciones provinciales y cargos en la estructura de la Junta, o la gestora creada para dirigir el PP de Granada, tras dimitir el que fuera presidente provincial y último candidato a la Alcaldía de Granada, Sebastián Pérez.

Moreno la eligió para Granada porque es la mejor baza de la derecha para volver a gobernar una ciudad, que no controla desde 2016, cuando Torres Hurtado salió esposado del Ayuntamiento.

Por delante 81 días (4 meses y 24 días) para conocer Granada en profundidad y armar un proyecto sólido de ciudad del que el PP, en la oposición municipal, no ha dado ni tan siquiera pistas, dado su cuestionable trabajo

Por delante 81 días (4 meses y 24 días) para conocer Granada en profundidad y armar un proyecto sólido de ciudad del que el PP, en la oposición municipal, no ha dado ni tan siquiera pistas, dado su cuestionable trabajo. Nada se sabe qué quiere el PP para Granada, salvo las obviedades que aluden a defenderla por encima de intereses partidistas, a ser con Granada como Moreno con Andalucía

Y deberá mojarse sobre el cierre de la Ronda Este o Cierre del Anillo, el teleférico, con el que amaga, para contentar al empresariado -al que dejó helado al rechazar la ampliación de la estación de esquí-, pero no define. O qué proyecto metropolitano defiende, más allá de las vías de aglomeración urbanas (VAUS), que amenazan con darle otro gran bocado a la Vega.

Su estreno como candidata oficial fue desafortunado

Su estreno como candidata oficial fue desafortunado: aseguró que se iba a "esmerar" en hacer una campaña "limpia" en el primer acto tras conocerse su candidatura, muy alejado de sus responsabilidades como consejera de Fomento, al tratarse de una visita a niños hospitalizados en el Materno, y cuya participación fue justificada con calzador.

Carazo, acompañaba a jugadores del CB Granada y explicó que esta visita formaba parte de las acciones de responsabilidad corporativa del contrato de patrocinio formalizado entre el Metro de Granada y la Fundación CB Granada. Se supone que estas acciones son para fomentar el uso del transporte público.

En la visita al Materno con los jugadores y directivos del CB Granada. Junta de Andalucía.

La consejera, a la que suele acompañar un amplio séquito en sus actos, compareció sola para anunciar su candidatura, un gesto simbólico que, sin embargo, no oculta que contará con el apoyo de todo el aparato de la Junta en su camino hacia el Ayuntamiento de Granada.

Lo que nos queda ver y oír hasta el 28 de mayo.

Temabién te puede interesar: