El Patronato Provincial de Turismo de Granada, en Fitur 2022
El PP no quiere volver a cometer errores pasados y ven a la consejera como la única candidata con garantías

La ‘campaña’ de Marifrán Carazo para ser la candidata del PP a la Alcaldía de Granada

Política - J.I.P. - Domingo, 19 de Septiembre de 2021
Despejamos una de las incógnitas políticas de Granada, como es la de quién encabezará la lista municipal de los populares en 2023.
Marifrán Carazo.
Prensa Junta de Andalucía
Marifrán Carazo.

Nadie hay en el PP de Granada mejor posicionada para ser la candidata de este partido a la Alcaldía de Granada en 2023 que la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo.

El PP nacional y andaluz no quiere repetir errores pasados en la candidatura en una ciudad, Granada, que en su suma particular cree que pueda ser mayoritaria si logra el apoyo de los antiguos votantes de Cs, un partido en extinción, especialmente, en esta provincia

Y, aunque aún queda un largo tiempo para las próximas municipales, -un año y ocho meses-, con elecciones autonómicas de por medio y, generales, si el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, decide adelantarlas antes de noviembre de 2023, lo que ahora es poco probable, el PP nacional y andaluz no quiere repetir errores pasados en la candidatura en una ciudad, Granada, que en su suma particular cree que pueda ser mayoritaria si logra el apoyo de los antiguos votantes de Cs, un partido en extinción, especialmente, en esta provincia. Lo de pactar con la ultraderecha, luego, está hecho, pese a que tuviera que soportar los treatrillos, como se observa en Andalucía.

El fiasco de la estrategia para asumir la Alcaldía de Granada, con la ruptura del bipartito, provocada por el PP para forzar a Luis Salvador a que le entregara el bastón de mando, no sólo abrió un irresponsable periodo de inestabilidad institucional, solo comparable al caso Nazarí, que terminó, como entonces, con la elección del socialista Paco Cuenca, como alcalde de Granada. Dejó quemados a los seis concejales populares.

El presidente provincial del PP, Francisco Rodríguez, cuando anunció que rompía el bipartito, ante los seis concejales del gtupo y el secretario provincial. IndeGranada

Y más, cuando el PP de Granada cambió de candidato, Luis González por Francisco Fuentes, en una muestra de debilidad al aceptar el chantaje de Sebastián Pérez, el expresidente provincial popular, que abandonó el partido, precisamente, por sentirse solo y nadie apoyarle en la alternancia, a la que, sin embargo, se agarró la organización en una de las peores estrategias política de la historia de Granada.

Francisco Fuentes, ahora más cerca de abandonar el grupo municipal que de seguir, marcado por su relación con Sebastián Pérez, nunca hubiera sido candidato del PP en 2023, aunque hubiera sido alcalde de fraguar la penosa estrategia del PP de Granada

De haber ocurrido, el PP, que contaba con el apoyo de los dos tránsfugas Manuel Olivares y Lucía Garrido, podría presentarse a las municipales con un alcalde, Francisco Fuentes, ahora más cerca de abandonar el grupo municipal que de seguir, marcado por su relación con Sebastián Pérez. Pero Francisco Fuentes, que no contaba con el respaldo del PP de Granada, difícilmente hubiera sido candidato en 2023. No ofrecía garantías.

Hubiera seguido la lista de errores del pasado del PP, de repetir al frente de la candidatura con José Torres Hurtado y Sebastián Pérez, que son pasado, de recuerdo triste en la ciudad, de su tensa convivencia forzada en el grupo que gobernó con mayoría absoluta Granada, y en el PP.

El grupo municipal que a punto estuvo de gobernar la ciudad, pasa, ahora, un duro trance, desvencijado, que en ocasiones parece hacer más oposición de su tiempo en el bipartito, que de la acción del gobierno municipal de Paco Cuenca

El grupo municipal que a punto estuvo de gobernar la ciudad, pasa, ahora, un duro trance, desvencijado, que en ocasiones parece hacer más oposición de su tiempo en el bipartito, que de la acción del gobierno municipal de Paco Cuenca.

Una candidata de garantía para el PP

Pasará en otras capitales y ciudades donde no gobiernan –en Sevilla lo tienen complicado-. Es la estrategia del PP andaluz. Desvincularse del pasado. Y en Granada un ejemplo para que Juan Manuel Moreno, presidente de la Junta y del PP-A, decida, al fin, tras las pésimas decisiones pasadas de la organización provincial, avaladas por el nacional, a las que no quiso enfrentarse, entonces, a la candidata que en su opinión reúne todas las garantías. Y es Marifrán Carazo.

A Marifrán Carazo la conoce desde hace tiempo. Es diputada autonómica desde hace ya 9 años, desde 2012. Valoró su labor aún con Javier Arenas, y la situó como cabeza de lista en las sucesivas autonómicas y de portavoz adjunta del grupo parlamentario. Fue la voz del PP en Granada en el azote al gobierno socialista de la Junta, junto a Ana Vanessa García

A Marifrán Carazo la conoce desde hace tiempo. Es diputada autonómica desde hace ya 9 años, desde 2012. Valoró su labor aún con Javier Arenas, y la situó como cabeza de lista en las sucesivas autonómicas y de portavoz adjunta del grupo parlamentario. Fue la voz del PP en Granada en el azote al gobierno socialista de la Junta, junto a Ana Vanessa García.

No había dudas de que Moreno la incluyera en el primer Gobierno del PP en Andalucía, como cuota de Granada. Aunque hubo un momento en que pudo caer su nombramiento, cuando no encontraba alguien para asumir la consejería de Salud y buscó también en Granada, -no habría dos consejeros y consejeras de esta provincia-, sin conseguirlo. Al final, se decidió por el cordobés Jesús Aguirre, lo que dejaba la puerta abierta a Marifrán Carazo para asumir una de las áreas de importancia, como es la Fomento, a la que sumó el reiterativo Infraestructuras y Ordenación del Territorio.

Loles López, secretaria regional del PP, y Marifrán Carazo, junto a miembros del PP en la presentaciónd e la campaña 'Granada, ahora'. Prensa PP

Es vallisoletana, su acento le delata, pero granadina desde adopción. Diplomada en Óptica y Optometría, primero, y luego, licenciada en Ciencias Políticas donde coincidió con el actual presidente de la Región de Murcia, Fernando lópez Miras, se afilió en 1996 al PP, donde ha hecho carrera. Fue secretaría general de Nuevas Generaciones (2000-2005), formó parte como relleno de las listas municipales de Granada capital en 2003 y al Parlamento andaluz en 2004. Y en 2007 le llega su primera oportunidad política al salir elegida al frente del gobierno de Torres Hurtado, que la nombra concejal de Turismo, Deporte y Pymes, para, cuatro años después, ser reelegida y desempañar la concejalía de Turismo, Comercio y Ocupación de la Vía Pública.

En 2012 da el salto al Parlamento andaluz, que no ha abandonado hasta el momento. En este tiempo ha desempeñado diversos puestos en la organización provincial, donde es ya miembro de derecho de la ejecutiva como consejera. En el PP-A, coordina la vicesecretaría de Fomento y Ordenación del Territorio.

Hace un tiempo, en una de las habituales encuestas que encarga el PP para ensalzar a Moreno – de GAD3 para Secuoya, empresa granadina que creció con el apoyo de los socialistas y, como tantos, cambió de respaldo del PP- incluyó un apartado granadino secreto, para conocer la opinión sobre líderes locales en busca del candidato. O mejor, de la candidata. Tan sólo incluía a Marifrán Carazo y a Rocío Díaz

A punto estuvo de liderar una gestora para conducir el PP de Granada tras la salida de Sebastián Pérez, quien le reprochó que, en las primarias del PP, apoyara a la exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría.

Hace un tiempo, en una de las habituales encuestas que encarga el PP para ensalzar a Moreno – de GAD3 para Secuoya, empresa granadina que creció con el apoyo de los socialistas y, como tantos, cambió de respaldo del PP- incluyó un apartado granadino secreto, para conocer la opinión sobre líderes locales en busca del candidato. O mejor, de la candidata. Tan sólo incluía a Marifrán Carazo y a Rocío Díaz.

Pero la opción de Rocío Díaz, barajada en el pasado, ha dejado de tener consistencia con su paso por la dirección del Patronato de la Alhambra y Generalife.

Marifrán Carazo y Rocío Díaz, en otros tiempos no lejanos. Indegranada

Pero Rocío Díaz no brilla, como se esperaba, y su relación con los empresarios del sector turístico ha empeorado, tras el episodio del conflicto por la no devolución del importe de las entradas durante la pandemia. La gestión desde Sevilla del monumento, ese lema que quería revertir el PP, tan acusada en el actual gobierno dela Junta, cuyas cuentas maneja a su antojo, le ha restado potencial, al no saberla revertir en Granada. Y así lo percibe el PP andaluz.

La opción de Rocío Díaz, barajada en el pasado, ha dejado de tener consistencia con su paso por la dirección del Patronato de la Alhambra y Generalife

Campaña desde la Junta

Con vía libre desde Sevilla, Marifrán Carazo llena su agenda con actos y actividades en Granada, sabedora de que es la única voz de referencia, con crédito, en el PP granadino. 

A veces, con presencia en actos que llaman la atención porque nada tienen que ver con sus funciones como consejera de Fomento, lo que ha creado suspicacias en el partido. Pero ella va a lo suyo. Cuando se le ha preguntado sobre que sea ella la candidata, siemrpe responde con el consabido: "Ahora no es el momento".

Marifrán Carazo, con el equipo de delegadas y delejados de la Junta en Granada. Indegranada

Y anuncios de estudios y promesas, tan abundantes para Granada, que, más allá de sus intervenciones y comunicados oficiales, precisa una comprobación posterior para asegurar qué hay de novedad, por si son herencia de los gobiernos socialistas, si hay presupuestos o son humo, en una larga campaña hacia la Alcaldía de Granada.

Informaciones relacionadas: