Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19

Arte para apaciguar la campaña

Política - M.A. - Viernes, 15 de Mayo de 2015
Las heridas provocadas por los zarpazos entre la directora de la Alhambra y el PP granadino no pueden curar en un día. Pero esta mañana, acaso por no enseñar en público el boquete, han firmado una tregua. María del Mar Villafranca ha coincidido con el diputado provincial de Cultura, José Torrente, destacado cargo público del PP. Un frío apretón de manos, intercambio de pocas palabras y sin despedida. El bálsamo del arte no ha dado para más.
Torrente y Villafranca conversan en el Centro Guerrero.
Miguel Rodríguez
Torrente y Villafranca conversan en el Centro Guerrero.

"Está todo dicho", ha zanjado la directora del Patronato de la Alhambra, María del Mar Villafranca, cuando los periodistas, al término de la presentación de la exposición de Soledad Sevilla en el Centro Guerrero, le han pedido que se pronuncie sobre la última polémica protagonizada con el PP, después de un insulto en las redes sociales del que se retractó después. Un acto en el que estaba situada a la derecha de José Torrente, diputado provincial de Cultura.

Aunque frío el saludo, lo ha habido. A las puertas del centro, mientras Mar Villafranca aguardaba con la viceconsejera de Educación, Cultura y Deporte de la Junta, Montserrat Reyes, ha llegado Torrente. Se han dado la mano y han intercambiado unas pocas palabras antes de subir a la segunda planta del Centro Guerrero, donde se ha presentado la exposición de Soledad Sevilla. 

Palabras protocolarias y muy institucionales en las que Torrente, tras dar la bienvenida a los asistentes y autoridades, incluida a Villafranca -"cómo no"-, ha destacado la "relación fluida" existente entre el Centro Guerrero, que depende de la Diputación, y el Patronato de la Alhambra, "que continúa, afortunadamente para el arte y para la cultura". Y así se lo ha agradecido a la viceconsejera y a la directora del Patronato, porque al final -ha dicho Torrente- quien se beneficia de esa colaboración es la ciudadanía. 

También con palabras ha lanzado un guante la representante de la Junta, que ha llamado a la colaboración. "En estos momentos políticos tan confusos y con tanta actividad como los que tenemos, quiero reconocer y que conste mi agradecimiento personal y también de la Consejería con este Centro Guerrero", ha dicho Montserrat Reyes para agregar que cuando dos instituciones, con independencia de su color político, trabajan juntas en proyectos como el que los ha reunido en Granada, "marcamos la diferencia". 

Tras las palabras, algunas fotos y poco más. La despedida formal de Torrente ha sido con la viceconsejera. No se han visto apretón de manos, ni besos con la directora de la Alhambra.