Vive Sierra Nevada. Ahora, también esquí nocturno
avance en telemedicina

El Hospital Virgen de las Nieves controla las arritmias a más de 1.500 pacientes de forma remota en su domicilio

E+I+D+i - IndeGranada - Jueves, 10 de Febrero de 2022
El servicio de Cardiología cuenta con una aplicación telemática que registra toda la actividad cardíaca sin necesidad de que el paciente se desplace al hospital.
Parte del equipo de la Unidad de Arritmias del Virgen de las Nieves.
Prensa HVN.
Parte del equipo de la Unidad de Arritmias del Virgen de las Nieves.

El Hospital Universitario Virgen de las Nieves controla a diario, en su casa, a más de 1.500 pacientes que tienen implantado un dispositivo para tratar las arritmias que padecen a través de una aplicación telemática que registra toda la actividad cardíaca sin necesidad de que el paciente acuda a la consulta. De estos, durante el pasado año, en plena pandemia Covid, se evitaron más de 400 visitas al hospital.

Se trata de un proyecto de telemedicina que permite detectar en tiempo real si el paciente sufre alguna alteración del ritmo cardíaco para tratarla en el menor tiempo posible

Se trata de un proyecto de telemedicina que permite detectar en tiempo real si el paciente sufre alguna alteración del ritmo cardíaco para tratarla en el menor tiempo posible.

El procedimiento consiste en que, a aquellos que, tras sufrir una arritmia cardíaca, han necesitado dispositivos como marcapasos o desfibriladores, se les entrega un transmisor conectado a un USB, que no requiere ni conexión telefónica ni a internet. Este aparato registra toda la actividad del corazón mientras duerme y envía una alerta en caso de percibir alguna anomalía, que se registra en el programa informático específico del hospital.

Así, en una consulta especializada, las enfermeras revisan los parámetros clínicos y el funcionamiento de los dispositivos, por si hay alguna incidencia. Para la enfermera responsable, Mercedes Fernández, “la importancia de detectar con prontitud las arritmias que pueden pasar desapercibidas, radica en poder poner con rapidez tratamientos anticoagulantes y evitar posibles ictus”.

Cardiólogos analizan imáganes.
El ccordinador de Arritmias, Miguel Álvarez, a la izquierda, junto al jefe de servicio Cardiología, Luis Tercedor.

Este programa innovador, que el servicio de Cardiología ya usaba en pacientes con desfibriladores, ha permitido monitorizar también a pacientes con marcapasos y, con la irrupción de la pandemia Covid, introdujo un cambio muy importante. Antes se citaban a estos pacientes cada seis o doce meses para acudir a consulta de revisión en la que se comprobaba el buen funcionamiento de los dispositivos que portaban y se analizaban los datos registrados.

Ahora, esta vigilancia se hace diariamente a través de una plataforma digital, por lo que como ha indicado el jefe de servicio de Cardiología, Luis Tercedor, “cualquier anomalía se detecta sobre la marcha y se activa el protocolo de tratamiento más adecuado con mayor rapidez. Aporta mayor seguridad y tranquilidad para los usuarios que han mostrado una gran satisfacción con este sistema”.

Otra de las ventajas es que evita desplazamientos innecesarios al hospital, algo que “en los dos últimos años marcados por una situación sanitaria muy compleja ha evitado acudir a consulta presencial con las máximas garantías de seguridad para los afectados y un mayor control de esta patología cardíaca”.

Unidad de arritmias referente

Las arritmias cardíacas son una de las patologías cardíacas más frecuentes. Su tratamiento puede consistir en la implantación de un marcapasos o desfibrilador. El primero trata las pérdidas de latido cardíaco mediante el envío de señales eléctricas y, el segundo, las arritmias producidas por un exceso de latidos mediante la liberación de latidos y choques internos de energía.

Ambos dispositivos tienen una programación individualizada para cada paciente con la conexión a un programador externo que manejan los cardiólogos y enfermeras especializadas en las arritmias cardíacas

Ambos dispositivos tienen una programación individualizada para cada paciente con la conexión a un programador externo que manejan los cardiólogos y enfermeras especializadas en las arritmias cardíacas.

El coordinador de la unidad de arritmias, Miguel Álvarez, ha señalado que “los avances en la fiabilidad de estos dispositivos y su conectividad a monitores de transmisión de la información permiten que la información, en cuanto a la aparición de arritmias, se pueda transmitir desde el domicilio del paciente a una central de datos que, de forma segura, lo retransmite a una web donde es consultada por los especialistas”.

Para Álvarez, este programa “evita a los pacientes traslados al hospital para realizar revisiones de sus dispositivos. Además, periódicamente reciben un mensaje al móvil para informar de que su dispositivo funciona correctamente; por otro lado, el paciente puede estar confiado en que se le comunicará cualquier anomalía que requiera algún tipo de intervención”.

“La monitorización remota ha demostrado ser muy eficiente ya que cualquier anomalía se detecta antes y se puede actuar de manera casi inmediata; es como tener al médico en casa”, ha subrayado el especialista quien también ha aclarado que “la seguridad cibernética de estos dispositivos está garantizada al no ser posible la modificación remota del funcionamiento que, obligatoriamente, debe ser realizada de forma presencial”.

Este experto ha incidido en que “los pacientes acogen con gran entusiasmo el hecho de no tener que desplazarse para que se le revise el funcionamiento del dispositivo; además, la mejora de la eficiencia es notable al reducir los costes derivados del transporte de pacientes dependientes y de la pérdida de horas laborales de los acompañantes”.

Satisfacción del paciente. Entre los usuarios que se benefician de este avance y que, cada noche se conecta al transmisor, se encuentra Salvador Perpiñá, prestigioso escritor y guionista de varias series televisivas muy conocidas, que hace más de un año “se llevó un gran susto y gracias a que llevaba un desfibrilador interno conectado a la plataforma digital, puede contar su historia”, tal y como como ha narrado.Este paciente se ha mostrado muy satisfecho con esta monitorización que “le hace sentir tranquilo y seguro” con el seguimiento profesional y especializado constante. En la imagen, Salvador Perpiñán conversa con enfermeras que llevan su seguimiento.

Más avances

Existen otros dispositivos, conocidos como holter insertable, que se implantan debajo de la piel y cuya única función es la de diagnosticar arritmias que puedan ser la causa de la pérdida de conocimiento, - síncope-. El paciente, o un familiar, pueden activar mediante un pulsador externo la recogida de la señal eléctrica que se produjo unos minutos antes de dicha pérdida de conciencia.

El Hospital Universitario Virgen de las Nieves fue uno de los nueve hospitales españoles que, el pasado 19 de enero, implantó de forma pionera y simultánea, un nuevo tipo de holter que permite seguimiento y programación remota y la identificación de varios tipos de arritmias de alto riesgo

El Hospital Universitario Virgen de las Nieves fue uno de los nueve hospitales españoles que, el pasado 19 de enero, implantó de forma pionera y simultánea, un nuevo tipo de holter que permite seguimiento y programación remota y la identificación de varios tipos de arritmias de alto riesgo.

Este monitor insertable de última generación es un pequeño dispositivo inalámbrico indicado para pacientes en los que se sospeche la presencia de episodios de fibrilación auricular, el tipo de arritmia más común, o personas que han sufrido un accidente cerebrovascular de causa desconocida, que pueden necesitar un seguimiento a largo plazo o gestión continua. También está indicado y recomendado por las principales guías de práctica clínica para pacientes con síncopes recurrentes de origen desconocido

Este hospital granadino prevé implantar una treintena de holters durante este año, lo que, junto con los marcapasos y desfibriladores convencionales, convierten a la unidad de arritmias en referente en este proyecto de telemedicina que mejora la atención sanitaria y la calidad de vida de los usuarios.