Seamos ejemplares
GRANADA ES LA PROVINCIA MÁS AFECTADA POR LA ABSORCIÓN, Y PONE EN RIESGO A UNA PLANTILLA QUE SUMA CASI 1.200 TRABAJADORES

La absorción de Bankia por CaixaBank, capítulo final de CajaGranada

E+I+D+i - Juan I. Pérez - Domingo, 27 de Septiembre de 2020
La creación del gigante bancario Caixabank, tras la absorción de Bankia, amenaza a los casi 1.200 empleados que suman las dos entidades en la provincia granadina, la más afectada por la fusión en todo el país por el solapamiento de sucursales, conlleva más cierres de oficinas, resta competencia, pero también echa la última capa de tierra a la historia de CajaGranada y pone en serio riesgo la continuidad de su Obra Social.
Logo de Caixabank sobre el Cubo.
IndeGranada
Logo de Caixabank sobre el Cubo.

Hay que escarbar muy hondo entre los sustratos del sistema financiero para hallar algún resto de cromosomas de La General, que dominó durante mucho tiempo y hasta un pasado reciente, ya como CajaGranada, la actividad económica de Granada y Jaén, y trataba de medirse con orgullo con las más poderosas cajas andaluzas, con el atractivo de su potente actividad cultural.

Cuando CajaGranada lucía en la sede dfel Cubo. P.V.M.

La creación del gigante bancario Caixabank, al absorber a Bankia, echa la última capa de tierra sobre la historia de CajaGranada, que vivió tiempos de vino y rosas, para no ser menos que el resto de cajas de ahorros-, tiempos dorados, aquellos, en los que se ataban los perros con longaniza, como la celebración de su centenario, en 1992, en el que su consejo de administración e invitados VIP brindaron con el más caro champán francés a bordo de un Concorde

La creación del gigante bancario Caixabank, al absorber a Bankia, echa la última capa de tierra sobre la historia de CajaGranada, que vivió tiempos de vino y rosas, para no ser menos que el resto de cajas de ahorros-, tiempos dorados, aquellos, en los que se ataban los perros con longaniza, como la celebración de su centenario, en 1992, en el que su consejo de administración e invitados VIP brindaron con el más caro champán francés a bordo de un Concorde.

En la última década, la caja granadina pasó de ser un fuerte referente económico y cultural, a ser desnudada por la crisis económica de 2008 y advertir los reguladores que no era oro todo lo que lucía, sino más bien, una losa de cemento y ladrillo, con créditos temerarios, debido a una gestión errática. Así que se hizo inevitable fusionarse para sobrevivir, a lo que había rechazado históricamente.

Pilotada por Antonio Jara, tras consenso de PSOE y PP, el exalcalde socialista renunció tan siquiera a valorar su participación en la creación de un banco andaluz y poder ser su referente social y cultural, y al menos ser cola de león. Dio portazo al plan y optó en 2010 por negociar fuera de Andalucía, para crear con Caja Murcia, Caixa Penedès y Sa Nostra, Banco Mare Nostrum (BMN).

En la etapa del fallido BMN. P.V.M.

Al final, su decisión llevó a La General a ser cola de un ratón bancario, en la que solo la profesionalidad de los trabajadores recordaba a la entidad que fue vital para el desarrollo económico de la provincia y que lució por su apuesta por la Cultura y la Solidaridad.

Si el panorama ofrecía malas opciones, el tiempo demostró que la elegida fue el peor negocio de CajaGranada. BMN debió ser nacionalizada por el FROB, que tuvo que inyectar en dos tandas 1.645 millones para evitar su quiebra. Antonio Jara había certificado la defunción de CajaGranada

Si el panorama ofrecía malas opciones, el tiempo demostró que la elegida fue el peor negocio de CajaGranada. BMN debió ser nacionalizada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, que tuvo que inyectar en dos tandas 1.645 millones para evitar su quiebra. Antonio Jara había certificado la defunción de CajaGranada.

Diluida en el fallido BMN, inevitable fue también la absorción en 2017 por Bankia, el otro banco nacionalizado, al tener que acudir el Estado a rescatarlo de la quiebra con una ayuda de 24.000 millones de euros.

Con el logo de Bankia. P.V.M.

Cuando los antiguos clientes de CajaGranada aún trataban de familiarizarse con las nuevas formas de Bankia, con quejas en su gestión provincial de pymes, ahora experimentarán otro cambio radical, serán clientes de Caixabank, en un proceso similar, si es que se pudiera, de ser seguidores del Real Madrid o del Atlético a ser del Barcelona o del Valencia, donde llevó su sede social el banco catalán en 2018, a causa de la inestabilidad política por el proceso de independencia en Cataluña.

Cuando los antiguos clientes de CajaGranada aún trataban de familiarizarse con las nuevas formas de Bankia, con quejas en su gestión provincial de pymes, ahora experimentarán otro cambio radical, serán clientes de Caixabank, en un proceso similar, si es que se pudiera, de ser seguidores del Real Madrid o del Atlético a ser del Barcelona o del Valencia

La amenaza sobre 1.168 empleos y 431 oficinas en Granada, la provincia más afectada

El pasado 17 de septiembre, los consejos de administración de ambas entidades aprobaron la absorción y creación de uno de los gigantes europeos. En noviembre, deberán refrendarlo las respectivas juntas generales de accionistas. Quedará, entonces, tan solo recibir el plácet de diferentes organismos reguladores para que nazca Caixabank.

Será el mayor banco de España, sí, pero también producirá uno de los mayores reajustes del sistema financiero que se ha conocido, lo que implicará el cierre de numerosas oficinas y la salida de muchos empleados. Llueve sobre mojado en la antigua plantilla de CajaGranada que ya vivió un fuerte reajuste con BMN, con traslados entonces traumáticos a Madrid y Murcia y, posteriormente, con Bankia.

Llueve sobre mojado en la antigua plantilla de CajaGranada que ya vivió un fuerte reajuste con BMN, con traslados entonces traumáticos a Madrid y Murcia y, posteriormente, con Bankia

Si Andalucía será la más afectada en cuanto al empleo, tras Cataluña, por la creación del megabanco, Granada es la provincia donde el solapamiento de oficinas es mayor y hacen temer que sufra el mayor recorte proporcional.

Bankia mantiene en la provincia a un total de 898 trabajadores. De ellos, casi 200 en la sede central del Cubo, y el resto, repartidos entre las 176 oficinas, de las 318 distribuidas por Andalucía.

Caixabank, por su parte, dispone de una plantilla de 269 trabajadores y 66 sucursales, de las 744 en toda Andalucía.  Las dos entidades acaparan el 43,1 por ciento del total de oficinas bancarias en la provincia.

Antonio Jara, el último presdiente de CajaGranada. IndeGranada

En total, según los últimos datos de la CECA, suman 1.167 trabajadores en la provincia de Granada y 242 sucursales, de los cerca de 5.700 empleados de los dos bancos en la comunidad, la mayoría de Caixabank, con casi 4.000 trabajadores, por unos 1.700 de Bankia.

Bankia mantiene presencia en 135 municipios, mientras que Caixabank en 60, la mayoría en territorios donde está la anterior.

Pero Caixabank, abrumadoramente mayoría en Andalucía, dominará el proceso en la operación y Granada y Jaén son las únicas provincias donde hay mayor presencia de Bankia

Pero Caixabank, abrumadoramente mayoría en Andalucía, dominará el proceso en la operación y Granada y Jaén son las únicas provincias donde hay mayor presencia de Bankia.

Los primeros cálculos estiman en desprenderse de entre 8.000 y 10.000 trabajadores, de los 40.000 que suman las dos entidades en toda España, para sanear el nuevo banco. La propuesta inicial para el grupo es aplicar prejubilaciones y rebajarlas hasta los 52 años, pero es un largo camino aún por recorrer.

La incertidumbre de la Obra Social

Tras sobrevivir con dignidad durante la etapa de Bankia, pese a sufrir una drástica merma de sus fondos por la aportación de Bankia, otras de las incertidumbres es la continuidad de la Fundación CajaGranada y su obra social y el futuro de sus 8 empleados.

El gobierno municipal bipartito, PP-Cs, de Granada, ya le asestó un duro golpe cuando unilateralmente decidió no renovar en septiembre de 2019 la cesión a la entidad de las instalaciones de Puerta Real

El gobierno municipal bipartito, PP-Cs, de Granada, ya le asestó un duro golpe cuando unilateralmente decidió no renovar en septiembre de 2019 la cesión a la entidad de las instalaciones de Puerta Real. El Centro Cultural Caja Granada de Puerta Real fue, sin discusión, la principal referencia museística de la capital granadina, por encima, incluso, de recintos gestionados por instituciones. Tras asumirlo el Ayuntamiento, sigue sin actividad, y lo que es peor, sin un plan.

CajaGranada Fundación posee el 0,184 por ciento del capital de Bankia. Ese porcentaje es lo que recibe del banco en su distribución de reparto de beneficios entre sus accionistas, más lo que recibe de otros acuerdos con la entidad. En total, unos 850.000 euros en los últimos ejercicios. De los 27 millones de euros de 2008, aún en solitario, la Fundación gestionó 1,47 millones en 2018, ya en Bankia,

Patio elíptico, con la fachada al fondo del edificio del Centro Cultural CajaGranada. Fundación CajaGranada

En el proceso, habrá que determinar la participación de la Fundación CajaGranada en el futuro banco, que suma a día de hoy más de 664.000 millones de euros de activos.

Bankia asumió en sus entrañas a 10 cajas de ahorro, entre ellas la granadina, y Caixabank, 6 y un banco. En 1990, La Caixa, entró de lleno en Andalucía al adquirir el antiguo Banco de Granada, que un año antes, se había fusionado con el de Jerez. 30 años después, vuelve La Caixa a Granada.

Caixabank se ha distinguido por contar con la más potente obra social de todo el país, con sus CaixaForum como referencia indiscutible de la cultura impulsada por entidades financieras, implantadas en ocho ciudades. En Andalucía, en Sevilla

Caixabank se ha distinguido por contar con la más potente obra social de todo el país, con sus CaixaForum como referencia indiscutible de la cultura impulsada por entidades financieras, implantadas en ocho ciudades. En Andalucía, en Sevilla.

La Fundación CajaGranada dispone de su imponente Centro Cultural con espectaculares instalaciones, entre ellas, el museo, el dinámico teatro y las salas de exposiciones, frente al Cubo, el magnífico edificio de Campo Baeza, desaprovechado que, aunque se planeó, nunca encontró comprador.

Esas instalaciones, inauguradas en 2009, son su principal valedor, pero también el riesgo de que la obra social sea absorbida por la de Caixabank y reconvertirlo en un nuevo CaixaForum.