El Patronato Provincial de Turismo de Granada, en Fitur 2022
MEDIA DOCENA DE MUNICIPIOS SE UNEN EN LA CARRERA

Granada se duerme en la aspiración de ser Capital Cultural Europea en 2031

Cultura - J.I.P. - Domingo, 26 de Diciembre de 2021
El tiempo avanza sin que se haya perfilado aún una estrategia clara, salvo las obviedades de su espectacular patrimonio monumental, con la Alhambra como gran cartel, y la universal figura de Lorca.
Solar reservado para el gran espacio escénico de Granada.
P.V.M.
Solar reservado para el gran espacio escénico de Granada.

Seis años después de que el Ayuntamiento de Granada anunciara su deseo de ser la Capital Cultural Europea en 2031, los pasos dados han sido muy cortos en una carrera a la que se suman ya media docena de ciudades, que deberán presentar sus proyectos, oficialmente, en 2025, antes de la elección de la ciudad al año siguiente por un comité de expertos.

Ya han pasado cuatro equipos de gobiernos municipales y tres alcaldes, sin nada que destacar, salvo la declaración de apoyo del Parlamento andaluz y la -lógica- suma al proyecto de la Universidad de Granada, que el 14 de julio de 2031 cumplirá V Centenario de su fundación y lo celebrará como merece

El tiempo avanza sin que se haya perfilado aún una estrategia clara, salvo las obviedades de su espectacular patrimonio monumental, con la Alhambra como gran cartel, y la universal figura de Lorca.

Ya han pasado cuatro equipos de gobiernos municipales y tres alcaldes, sin nada que destacar, salvo la declaración de apoyo del Parlamento andaluz y la -lógica- suma al proyecto de la Universidad de Granada, que el 14 de julio de 2031 cumplirá V Centenario de su fundación y lo celebrará como merece.

Tras el inicio con José Torres Hurtado, que contó desde el primer momento con el respaldo de la Junta de Andalucía y la Diputación de Granada, el socialista Francisco Cuenca, que lo relevó tras salir el popular esposado del Ayuntamiento, trató de relanzarlo, aunque la actuación final fue tímida, en un momento en que la prioridad era recuperar la normalidad institucional.

Luego, el gobierno municipal bipartito, de Cs y el PP, tras acogerlo con fuerza, dejó aparcado el proyecto; primero, por la pandemia, que le desbordó y no supo cómo afrontarla, y a continuación, por la crisis interna sin precedentes en Granada, que paralizó su acción.

Luego, el gobierno municipal bipartito, de Cs y el PP, tras acogerlo con fuerza, dejó aparcado el proyecto; primero, por la pandemia, que le desbordó y no supo cómo afrontarla, y a continuación, por la crisis interna sin precedentes en Granada, que paralizó su acción

Desde el mes de julio pasado, con Cuenca de nuevo al frente del Ayuntamiento, no hay noticias de la Capitalidad Cultural, que asume, tras el reparto de áreas de los socialistas con los dos exCiudadanos, el exalcalde Luis Salvador, como poderoso, pero inédita hasta ahora, concejal delegado para cometidos Estratégicos Granada para el 2031, que también incluye Proyectos estratégicos para Granada y Área Metropolitana, Anillo Verde, Internacionalización de la marca Granada, GRX Cardioprotegida y Plataforma de Contenidos OTT/GRX TV.

Dos años sin actividad

Hace ya casi dos años que la comisión municipal para la Capitalidad Cultural Europea de Granada no se convoca, como muestra de una relajación en la candidatura, mientras otras ciudades avanzan y con fuerza. Pero a la última, el 6 de noviembre de 2019, le precedió otra, un año y ocho meses antes.

En la actividad del proyecto, tan solo vacuas comparecencias de responsables de organismos culturales, como el Parque de las Ciencias o el Patronato de la Alhambra, cartas enviadas a ayuntamientos españoles para que apoyen a Granada -de momento, solo ha contestado San Sebastián-, el asesoramiento de expertos, y el respaldo de un puñado de entidades nacionales.

De la comisión de infraestructuras culturales, que preside la Junta, nada se sabe desde que gobierna la derecha, y el Palacio de las Artes, llamado a ser la gran obra de la candidatura, no aparece ni en presupuestos andaluces ni en proyecto, sin que, pese a los compromisos, exista voluntad política para construirlo en el solar contiguo al Centro Cultural de la Obra Social de CajaGranada.

De la comisión de infraestructuras culturales, que preside la Junta, nada se sabe desde que gobierna la derecha, y el gran espacio escénico -Palacio de las Artes-, llamado a ser la gran obra de la candidatura, no aparece ni en presupuestos andaluces ni en proyecto, sin que, pese a los compromisos, exista voluntad política para construirlo en el solar contiguo al Centro Cultural de la Obra Social de CajaGranada.

Mientras, la agenda cultural de Granada se recupera tras la crisis del coronavirus, por el impulso mayoritario de la iniciativa privada, que escaso apoyo ha recibido durante y tras la pandemia, y, entre la apuesta municipal, la novedad del Milnoff, un festival que pretende situar a Granada en el mapa mundial del flamenco, pero con dos ediciones aún lejos de la calidad y el prestigio de las bienales de Jerez y Sevilla.

El ranking nacional del Observatorio Cultural de la Fundación Contemporánea no incluye a Granada entre las diez capitales culturales en España y sólo el Festival de Música y Danza se incluye como evento relevante, en una clasificación en la que Málaga arrasa en Andalucía.

El anterior gobierno bipartito, por decisión de Sebastián Pérez, no renovó la cesión de las salas de Puerta Real a la Fundación Caja Granada y con ello puso fin a 30 años del Centro Cultural de Puerta Real, que ha acogido las grandes exposiciones que se han podido admirar en Granada. Dos años después no hay plan definido para abrirlo como centro cultural municipal.

A las puertas del año del Centenario del Festival de Cante Jondo de 1922, no hay una definición acordada, tan solo la voluntad de las instituciones de conmemorar a lo grande el Concurso impulsado por intelectuales de la época, como Manuel de Falla, Lorca o Manuel Ángeles Ortiz

Si hay previsión de crear en la Casa Ágreda, el museo de la ciudad, que Granada tanto anhela, pero se perdió el Festival Cines del Sur, por decisión de la Junta y el gran festival anunciado, Iberseries, se fue antes de celebrarse.

A las puertas del año del Centenario del Festival de Cante Jondo de 1922, no hay una definición acordada, tan solo la voluntad de las instituciones de conmemorar a lo grande el Concurso impulsado por intelectuales de la época, como Manuel de Falla, Lorca o Manuel Ángeles Ortiz. Una muestra de improvisación.

Tampoco se ha logrado la tan anhelada agenda única cultural, para no solapar, como ocurre, activididades culturales en un mismo día.

¿Alguien ha reparado en incluir en la candidatura a la música, a las grandes bandas y solistas de todos los estilos que también dan nombre a Granada y también las diferencias de otras candidatas?

Aumentan los rivales

Granada fue la primera en anunciar la candidatura que una ciudad española en 2031 compartirá con otra de Malta. Pronto se le sumó Burgos.

Las Palmas de Gran Canaria anunció en junio pasado su propósito de concurrir a la carrera, a la que sopesan optar también Toledo, Cartagena y la que con más fuerza ha irrumpido, también en Andalucía, la de Jerez de la Frontera

Las Palmas de Gran Canaria anunció en junio pasado su propósito de concurrir a la carrera, a la que sopesan optar también Toledo, Cartagena y la que con más fuerza ha irrumpido, también en Andalucía, la de Jerez de la Frontera.

Granada merece ser la Capital Cultural Europea y es la favorita, pero solo con un proyecto sólido, participativo y de garantías, puede conseguirlo, lo que exige que sea ya una prioridad en las agendas de las instituciones que impulsaron la iniciativa.

¿Despertamos ya?