Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada
Hasta 40 litros por metro cuadrado en algunas zonas

La tromba de agua causa dos muertos en la Costa y numerosas incidencias

Ciudadanía - IndeGranada / E.P. - Lunes, 7 de Septiembre de 2015
Las fuertes precipitaciones de agua que ha azotado durante la jornada a buena parte de la provincia de Granada, de hasta 40 litros por metro cuadrado, ha causado la muerte de dos personas; una al ser arrastrada cuando conducía su vehículo por una riada en una rambla de Polopos-La Mamola, y la otra, en una riada en Albuñol; el corte de siete carreteras por desprendimientos en la Costa e inundaciones en viviendas y garajes de la capital, sobre todo en el Zaidín, y en varias poblaciones de La Vega.
Un guardia Civil vela el cadáver del fallecido en la playa de Casarones.
Paula V.Martín
Un guardia Civil vela el cadáver del fallecido en la playa de Casarones.
La última de las dos víctimas mortales, un varón de 50 años, fue hallado en la tarde de este lunes en un barranco junto al paraje Pago la Luna, en el término municipal de Albuñol (Granada), semienterrado tras haber sido probablemente arrastrado como consecuencia de una riada provocada por las fuertes lluvias caídas este lunes en esta zona de la provincia granadina.
 
Según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, cuerpo que está al frente de la investigación de este suceso, a las 19,30 horas aproximadamente de este lunes han comprobado los hechos que ya habían alertado algunos ciudadanos, incluso, por las redes sociales mediante algunas fotos. El Servicio Coordinado de Emergencias 112 de Andalucía ha recibido una alerta sobre las 17,30 horas, según han detallado.
 
Así, han encontrado el cadáver semienterrado de un varón, de unos 50 años de edad según el 112, tras haber sido arrastrado como consecuencia de una riada provocada por las intensas precipitaciones registradas en esta comarca granadina. El cuerpo sin vida del varón ha sido hallado en una zona de ramblas, en concreto, en el paraje Pago la Luna, de Albuñol.
 
La Guardia Civil, al frente de la investigación, está a la espera de que el juez ordene el levantamiento del cadáver. Además, han abierto las gestiones pertinentes para conocer la identidad del fallecido, pues no existe denuncia previa por desaparición.
 

La otra víctima mortal

La primera víctima mortal es un hombre de 61 años. Su vehículo fue arrastrado por una riada en Polopos-La Mamola cuando se encontraba en el interior de una rambla de este municipio, según han informado a Europa Press fuentes municipales, de la Guardia Civil y del Centro Coordinador de Emergencias del 112.
 
Según los primeros datos que baraja el Instituto Armado, los hechos han ocurrido sobre las 11.00 horas, cuando el fallecido se encontraba trabajando de guarda en una zona de recogida de plásticos de invernaderos, en la Rambla del Trigo de Polopos. Con la tromba de agua decidió refugiarse en el coche, que sin embargo fue arrastrado por la riada.
 
Fueron varios los vecinos que vieron pasar el vehículo arrastrado por el agua los que han avisado a los servicios de emergencia, tras lo que se activó un dispositivo para tratar de localizarlo. Pero solo pudo hallarse el cadáver en la playa de Casarones, en Rubite, fuera del vehículo.
 
La víctima, vecino de Gualchos, se encontraba trabajando de guarda en una zona de recogida de plásticos de invernaderos, en la rambla del Trigo de Polopos. Con la tromba de agua decidió refugiarse en el coche, que sin embargo fue arrastrado por la riada. Su cuerpo sin vida fue hallado en la arena de la playa.
 
La Guardia Civil ha detallado que la riada ha arrastrado varios coches en la zona de la Rambla de la Rábita, sin que se hayan registrado hasta el momento nuevos daños personales.
 
No obstante, agentes del instituto armado rastrean la zona en busca de nuevas víctimas y evaluar la situación.
 
En este vídeo de la Guardia Civil se puede apreciar el raestreo aéreo por el litoral:
 

 
Los alcaldes, consternados
 
Los ayuntamientos de Rubite y el de Gualchos lamentaron el fallecimiento y expresaron su consternación por suceso.
 
En declaraciones a Europa Press, el alcalde de Rubite, Arsenio Vázquez Moreno, relató que algunos vecinos vieron con impotencia cómo el hombre intentaba salir del interior del vehículo mientras era arrastrado por el agua. "Ha sido algo tremendo; ha llovido mucho en muy poco tiempo pero nadie se espera algo así", ha comentado.
 
Por su parte, la alcaldesa de Gualchos, Antonia María Antequera Rodríguez, ha explicado a Europa Press que la víctima residía desde hace poco tiempo en el municipio con su pareja, que "es de la zona de toda la vida". El Ayuntamiento valorará decretar jornada de luto por este trágico suceso.
 
En declaraciones a Europa Press, el alcalde de Polopos, Matías González, también ha lamentado este hecho "tan desgraciado" y confirmaba ya en los primeros momentos que se trataba de un trabajador que ejercía de guarda en esta zona de invernaderos.
 

80 incidencias en la provincia 

Las fuertes tormentas provocaron unas 80 incidencias en la provincia, especialmente en la zona de la Vega, según ha informado a Europa Press el Centro Coordinador de Emergencias del 112, mientras que en la capital, en el edificio judicial de la Caleta, se ha producido la rotura de un codo de las bajantes que ha afectado al Juzgado de Guardia, según detalla CCOO.
 
El sindicato informó en un comunicado de que el personal de mantenimiento está trabajando para tratar de arreglar los desperfectos para que el órgano judicial pueda restablecer su normal funcionamiento a lo largo de la mañana.
 
Las precipitaciones provocaron inundaciones puntuales de garajes y viviendas, sin que se hayan producido daños personales. En la capital, un conductor tuvo que ser rescatado de su vehículo en el barrio del Zaidín al quedar atrapado por la fuerte tromba de agua, según relató el 112, que precisa que las incidencias se han ido solucionando sobre la marcha con la actuación de Bomberos y Policía.
 
Las fuertes lluvias también han causado incidencias en el norte de la provincia y en Almuñécar y La Herradura, los ríos y ramblas del municipio han vertido al mar las aguas. 
 
Las lluvias han causado igualmente incidencias tanto en municipios del área metropolitana de Granada capital como del norte de la provincia.
 

Siete carreteras cortadas

Tráfico mantiene cortadas en estos momentos siete tramos de distintas carreteras de la Contraviesa y Costa granadinas. Los desprendimientos de tierra han invadido la calzada obligando a cerrar las siguentes vías: la GR-6203 en Sorvilán, la N-323 antigua entre los kilómetros 167-175 en Izbor, la GR-5203 kilómetro 4 en sorvilán, la A-4131, cortada en Salas y Contraviesa, la N-340 del kilómetro 364 al 365 en Los Yesos, la GR-0055 del 0 al 1 en Izbor y la la A-345 del 19 al 32.
 
Las máquinas de Diputación ya trabajan para retirar tierra, barro y piedras de estas calzadas en aras de reabrirlas lo antes posible. En la localidad de Rubite, todos los accesos de la Costa se han cortado.
 
Recomendaciones de Protección Civil
Ante lluvias intensas
  • Si va conduciendo, disminuya la velocidad, extreme las precauciones y no se detenga en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua.
  • Si tiene que viajar, procure circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.
  • En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, se debe tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos. El  rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente.
  • Si comienza a llover de manera torrencial, piense que existe riesgo de inundación. No atraviese con su vehículo ni a pie, los tramos inundados, porque desconoce lo que puede haber debajo del agua y localice los puntos más altos de la zona. No intente salvar su automóvil en medio de una inundación.
  • Si se encuentra en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados. Igualmente, debe dirigirse a los puntos más altos de la zona.
Ante el riesgo de tormentas
  • El peligro de las tormentas para las personas se produce, fundamentalmente, en campo abierto. No obstante, en los núcleos urbanos también hay peligro de caída de rayos, por lo que es conveniente colocarse cerca de los edificios para protegerse. En las  viviendas se aconseja evitar las corrientes de aire. Si va conduciendo, un vehículo cerrado puede ser un buen refugio.
  • Si la tormenta le sorprende en el campo, evite correr y permanecer en lugares elevados, como los altos de las colinas, crestas o divisorias. No se refugie bajo los árboles y aléjese de alambradas y objetos metálicos.
Ante fuertes vientos
  • Conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o