Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo

La Policía Nacional rescata a una mujer, retenida y agredida por su compañero de piso en Bola de Oro

Ciudadanía - IndeGranada - Sábado, 27 de Febrero de 2021
La Policía acudió al domicilio tras una llamada al 091.
policía nacional/archivo
La Policía acudió al domicilio tras una llamada al 091.

La Policía Nacional ha detenido en Granada a un hombre de 56 años de edad con antecedentes policiales como presunto autor de mantener ilegalmente a su compañera de piso dentro de la vivienda contra su voluntad, además de haberle propinado un golpe en la cara y arrebatarle su teléfono móvil para impedirle narrar a los agentes su situación, después de que ésta realizara una llamada al 091.

Según explica la Policía, el domicilio está situado en la zona de Bola de Oro, desde donde, alrededor de las 09.30 horas, la víctima realizó una llamada al 091 que se entrecortaba y apenas era audible. Los agentes apreciaron claramente que alguien estaba intentando impedir que se mantuviera el contacto telefónico. No obstante y pese a estos intentos, los policías pudieron escuchar el lugar del suceso, por lo que, rápidamente una dotación policial se desplazó para comprobar lo que estaba ocurriendo y actuar en consecuencia.

Una vez en el lugar, los policías escucharon gritos de auxilio que provenían del interior de una vivienda, a cuyo timbre llamaron con insistencia sin obtener resultado, a pesar de haberse identificado como policías. Cuando se disponían a apalancar la puerta del inmueble, repentinamente salió una mujer que se refugió en ellos. Detrás de ella apareció un hombre que fue detenido y trasladado a dependencias policiales.

Según el relato ofrecido por la mujer, residía en el domicilio del hombre desde unas semanas antes, y mantenía con él una relación solamente de amigos. Al parecer el incidente se había iniciado la noche anterior, cuando la víctima se dispuso a salir y su compañero de piso se lo impidió, el cual, además de decirle que no se marchaba, le habría propinado un golpe en el rostro después de mantener una fuerte discusión.

A la mañana siguiente la mujer volvió a intentar salir del domicilio y nuevamente le fue impedido, por lo que se dispuso a realizar la llamada a la Policía Nacional. En ese momento él había reaccionado de forma muy agresiva y le había impedido hacerla al mismo tiempo que le quitaba el teléfono. Poco después, tras la insistencia de los agentes en el sentido de que abriera, le devolvió el teléfono y, en un momento de descuido, la mujer pudo dirigirse hacia la puerta y abrirla, corriendo a refugiarse al amparo de los policías, quienes también detuvieron al varón.

El detenido ya ha pasado a disposición de la autoridad judicial mientras la mujer no ha sufrido lesiones físicas de importancia.