El Marrón Más Caro del Mundo

Granada Laica pide que el día festivo local de Mariana Pineda sea permanente

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 22 de Septiembre de 2021
El colectivo insiste en reclamar la aconfesionalidad de las instancias públicas.
Monumento a Mariana Pineda en Granada.
IndeGranada
Monumento a Mariana Pineda en Granada.

Granada Laica celebra y apoya la propuesta del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Granada de que el festivo local que queda libre en 2022 sea el 26 de mayo, en conmemoración de la heroína democrática Mariana Pineda, y no el día de la ofrenda floral a la Virgen de las Angustias. 

"Nos parece que hay pocas dudas de que la efeméride de Mariana Pineda atañe a toda la ciudadanía, pues se trata de una celebración democrática común, independiente de la ideología política de cada cual (salvo que, claro, ésta sea de signo antidemocrático) y de las creencias o increencias que se sostengan (salvo que sean de carácter fundamentalista)", expone en una nota el colectivo que cree, en cambio, que "la alternativa de la Virgen de las Angustias es de signo confesional, por lo que, además de contravenir la aconfesionalidad del Estado, tiene carácter excluyente para quienes no profesan ciertas creencias religiosas". 

En los asuntos públicos, resalta la asociación, "no debe importar que los creyentes católicos sean una mayoría o no (de hecho, cada vez son menos numerosos), ni deben ser decisivas las tradiciones, que deben rechazarse cuando discriminan por ‘razones’ de orientación sexual, ‘raza’,… o creencias. La laicidad de todas las instancias del Estado -incluidas las municipales- es indisociable de la democracia". 

Por todo ello, Granada Laica defiende la fiesta local de Mariana Pineda no sólo en 2022, sino "con carácter permanente", frente a "las alternativas de tipo confesional o excluyente, como son la del 2 de enero (día de ‘la Toma’) y las festividades religiosas en general".

Granada Laica lamenta que el Ayuntamiento de la capital y una larga lista de instituciones, representantes públicos, cuerpos de seguridad y emergencias y asociaciones profesionales rindan honores a la Virgen de las Angustias "faltando el respeto al conjunto de la ciudadanía (buena parte de ella no es católica, y parte de la católica se siente invadida) y contraviniendo la aconfesionalidad estatal"

"Mientras nos congratulamos por la propuesta del equipo de gobierno, no entendemos que el propio Ayuntamiento continúe exhibiendo comportamientos confesionales a lo largo del año, mediante votos a entes religiosos, medallas a Vírgenes, asistencia a misas y procesiones, donaciones a cofradías, etc., etc. El culmen anual del confesionalismo público en Granada se produce cada mes de septiembre, precisamente con los honores a la Virgen de las Angustias", lamenta Granada Laica. Al respecto, indica que "la lista de cargos y representantes del Estado que un año más rinden honores a la Virgen de las Angustias faltando al respeto al conjunto de la ciudadanía de Granada (buena parte de ella no es católica, y parte de la católica se siente ‘invadida’) y contraviniendo la aconfesionalidad estatal es muy larga. Según el programa de cultos de la Hermandad de Nuestra Señora de las Angustias, incluye, además de al Ayuntamiento de Granada, a la Subdelegación del Gobierno, Guardia Civil, Policía Nacional, Agencia Tributaria, Instituciones Penitenciarias, Fiscalía, Tribunal Superior de Justicia, Fuerzas Armadas (MADOC incluido)…".Y en "la lista negra confesional" tampoco faltan los Bomberos ni Corporaciones de Derecho Público como algunos Colegios Oficiales (Médicos, Farmacéuticos, Enfermería, Notarios, Abogados,…).

A juicio de Granada Laica, "todos ellos ignoran (o desdeñan) que hay que respetar las diversas convicciones de las personas evitando favorecer (o desmerecer) a unas u otras de cualquier modo y, desde luego, prescindiendo de participar a título público en sus legítimos actos privados, como misas, procesiones, ofrendas u otros".

Por supuesto, esas mismas personas a título particular pueden legítimamente, en base a su libertad de conciencia, participar o no en los rituales que deseen. En cambio, cuando se inmiscuyen en ellos como servidores públicos, involucrando instancias de la Administración del Estado, o declaran festividades de carácter religioso, faltan gravemente a su deber de servir a toda la ciudadanía por igual. Exigimos laicidad en pro de la igualdad de derechos y de una mejor convivencia democrática.