Seamos ejemplares

El Ayuntamiento instalará más de 300 medidores de la calidad del aire repartidos por la capital

Ciudadanía - IndeGranada - Martes, 27 de Octubre de 2020
El proyecto se iniciará con sensores en 15 calles del entorno de Gran Capitán.
Presentación del proyecto de medidores de calidad del aire.
J. Algarra/Ayto. Granada
Presentación del proyecto de medidores de calidad del aire.

El Ayuntamiento de Granada ha iniciado un proyecto de instalación de nuevas estaciones de monitoreo permanente de la calidad del aire en la ciudad;  una iniciativa incluida en el programa EDUSI granadino `De tradición a Innovación´ “orientado a la mejora  del entorno urbano, el fomento de la eficiencia de recursos y la concienciación ciudadana para la reducción de contaminantes en la atmósfera”, según la concejala de Medio Ambiente, Pepa Rubia. 

Granada es la tercera capital con mayor contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2), emitido principalmente por el tráfico, y la única de Andalucía que cada año supera los límites máximos que establece la legislación, y también tiene altos niveles de polución por partículas en suspensión y por ozono troposférico. 

El proyecto, que persigue "no sólo mejorar la calidad del aire, sino también sensibilizar a la ciudadanía y fomentar buenas prácticas para la disminución de las emisiones”, “complementa y refuerza la información suministrada por las dos estaciones de medición de la Junta de Andalucía y resulta especialmente útil de cara a la toma de decisiones y el establecimiento de medidas y protocolos”, según Rubia.

La edil ha explicado que, con un presupuesto de 45.084 euros, el proyecto está cofinanciado al 80% con cargo a los fondos FEDER en el marco del programa operativo de crecimiento sostenible 2014-2020 y al 20% por el Ayuntamiento.

Según ha indicado, este proyecto ya inició sus trabajos con la instalación de pantallas informativas en edificios municipales y de cámaras de video para captación de imágenes de la capa de concentración de contaminantes en la ciudad y “ahora damos un paso decisivo impulsando la implantación de sensores o medidores en calles de la ciudad”.

Tres fases

Una primera fase piloto comienza ahora y durará 6 meses. Está previsto instalar 15 sensores dobles de medición de dióxido de nitrógeno (NO2) y de material particulado (PM10) en el entorno del área de Medio Ambiente, en distintos puntos y calles cercanas a Gran Capitán “dado que, por cercanía a la concejalía, si hubiera que modificar o actualizar algo, resultan próximas”.

Según ha desglosado el responsable técnico del trabajo del área de Medio Ambiente, Ismael Motos, “se trata de vías residenciales, comerciales y céntricas, si bien se han buscado 4 tipologías de viales, desde las de tráfico intenso, a las de tráfico moderado con restricciones temporales de acceso; así como calles peatonalizadas y entornos o plazas cortadas al tráfico aunque transitadas”.

Así, los 15 medidores se instalarán en plaza de la Trinidad, Tablas, Carril del Picón, Pedro Antonio, Puentezuelas, Obispo Hurtado, Sócrates, Plaza Menorca, Camino de Ronda, San Jerónimo, Misericordia, calle Escuelas o Lavadero de Tablas, además de dos puntos diferentes de Gran Capitán”.

La concejala de Medio Ambiente ha asegurado que, durante este semestre de arranque, los técnicos del área definirán los criterios de despliegue posterior de los más de 300 sensores previstos en los diferentes distritos de la capital. En este sentido, ha manifestado que “será un periodo en que se probará la capacidad de envío de datos del nuevo sistema; se analizarán resultados e incidencia; y sobre todo, se reforzará la toma de decisiones en relación al establecimiento de protocolos de acción ante alertas tempranas de episodios de contaminación”.

Tras esta fase piloto y de definición, empezará la segunda fase de despliegue de un total de 315 sensores de captación en las ubicaciones de los diferentes distritos decididas en la etapa previa. Dicha fase tendrá una duración estimada de tres meses y, tras ella, tendrá lugar el periodo de análisis, control y evaluación de resultados “para la mejora y revisión de las cuestiones que sean necesarias”.