Tu ropa tiene aún mucha vida

Residuos de caza

Cartas al director - Manuel García - Jueves, 9 de Julio de 2020
Vainas recogidas en un radio de 100 metros en la zona de la Venta del Fraile, en Padul. Fotografía: Manuel García

Quiero denunciar ante la opinión pública, este comportamiento incívico, que viene sucediendo año tras año por parte de algunos cazadores de Padul, que para ellos la naturaleza y el medio ambiente, es como su cubo de basura, lo tiran todo, desde los cartuchos de plástico y metal, hasta los residuos de sus tentempiés, bolsas de plástico, latas, botellas de plástico y vidrio, papel de aluminio etc.

No solo los perdigones dejan contaminada toda la tierra y acuíferos, ya que cada cartucho contiene más de 350 perdigones de plomo, sino el plástico y metal de las vainas, que tardan en degradarse hasta más de 400 años.

Hago un llamamiento a la Federación,  Ayuntamiento de Padul, a todas las asociaciones y club de caza, cazadores, titulares y propietarios de cotos, armerías y Autoridades competentes, para que entre todos, tomen conciencia del daño que le hacen al medio ambiente, y por tanto a todos, incluidos sus hijos, nietos, etc. que verán los campos cada vez mas degradados.

Todas las conductas que no son respetuosas con el Medio Ambiente son multadas por la Ley de Caza y además, se denuncia al infractor como al propietario o titular del coto de caza si no impide esta conducta, hay que tener esto muy en cuenta.

Según la Ley 2/2011, de 17 de marzo, de Caza. En el CAPÍTULO II (INFRACCIONES EN MATERIA DE CAZA), artículo 54, Infracciones graves. Se recoge en el apartado 49.- Arrojar o abandonar en el monte o el campo las vainas de los cartuchos usados, u otros residuos, o el incumplimiento del titular del aprovechamiento de impedir tal conducta.

El importe de dicha sanción por arrojar o abandonar las vainas o residuos se recoge en el artículo 58 – Sanciones: Las infracciones graves se penalizarán con multas de 501 a 2.000 euros y anulación de la licencia e inhabilitación para obtenerla por un periodo comprendido entre uno y tres años.

Tener un coto bien gestionado no es sólo tenerlo lleno de caza sino además, tenerlo muy limpio y por consiguiente, lleno de vida.

Adjunto fotos tomadas en la zona de Venta del Fraile (Padul), de los residuos que he recogido en un radio de 100 metros aproximadamente, y agrupados en tres montones, para dar fe de lo anteriormente expuesto. 

Atentamente: Manuel García

Un ciudadano que le molesta ver el campo lleno de basura.