'Gobernar ha de ser lo importante'

Blog - Reflexiones del Por Venir - Chema Rueda - Martes, 27 de Julio de 2021
Imagen de la primera Junta de Gobierno Local del nuevo gobierno de Granada.
Ayto.Granada
Imagen de la primera Junta de Gobierno Local del nuevo gobierno de Granada.

La verdadera clave de todo lo acontecido en el Ayuntamiento de Granada durante los 2 últimos años, y sobre todo, los 2 últimos meses, no debería ser otra que otorgarle todo su significado al verbo "gobernar". Es decir, ejercer la dirección, la administración y el control de una ciudad y de una colectividad, en este caso, la ciudadanía granadina. Sobre la base, más o menos cierta, que lo ocurrido desde junio de 2019 hasta hace escasas fechas, no encajaba en la definición de gobernar.

"Es preferible gobernar con una mayoría suficiente que hacerlo con una mayoría exigua, y no digamos sin esta mayoría"

Y esa clave ha de ir unida a la obviedad que resulta, en política, señalar que gobernar suele ser mejor que no gobernar. Cualquier opción política, medianamente seria, aspira a ejercer el gobierno, al menos, una parte de él, y desde luego, a influir decisivamente en el mismo. Por tanto, es mejor gobernar que no hacerlo. Es preferible gobernar con más instrumentos políticos que con menos instrumentos políticos, sean éstos unos presupuestos, unas ordenanzas fiscales, una estructura administrativa y organizativa, recursos humanos suficientes, etc. Es preferible gobernar con una mayoría suficiente que hacerlo con una mayoría exigua, y no digamos sin esta mayoría. Es preferible (casi necesario) gobernar con un alto grado de lealtad interna que con un escaso grado de la misma. La búsqueda del gobierno se antoja más legítima, y su ejercicio más destinado al bien común, en la medida en que los instrumentos, las mayorías y las lealtades aumentan.

"La responsabilidad del caos, el desastre y la vergonzosa imagen que la ciudad de Granada ha ofrecido al exterior, con motivo de la crisis municipal reciente, tiene 14 nombres y apellidos, que nadie se engañe. Las y los 14 concejales que pusieron alcalde en junio de 2019 y que han protagonizado el vodevil que nos han sonrojado. Ni otras ni otros ni diferentes, exactamente esas 14 personas"

La anterior obviedad ha de mezclarse adecuadamente, en el caso de Granada, con otra no menor obviedad, y es que la responsabilidad del caos, el desastre y la vergonzosa imagen que la ciudad de Granada ha ofrecido al exterior, con motivo de la crisis municipal reciente, tiene 14 nombres y apellidos, que nadie se engañe. Las y los 14 concejales que pusieron alcalde en junio de 2019 y que han protagonizado el vodevil que nos ha sonrojado. Ni otras, ni otros, ni diferentes, exactamente esas 14 personas. La adecuada y mesurada, además de responsable y atinada mezcla de las dos obviedades citadas, nos ofrecerá las claves para atisbar la importancia que en estos 2 próximos años se le otorga al verbo gobernar.

Del sentido que ofrezca el término "gobernar" en el inmediato futuro granadino, también será una muy importante pista el cómo se analicen y desarrollen, incluso en clave granadina, los razonamientos de estrategia política nacional, con la necesaria autonomía y soberanía granadina para establecer sus propias prioridades. Es decir, no creo que a nadie se le escape que dentro de la actual "desbandada" en la que se mueven los restos del partido Ciudadanos, y vistas las preferencias por encontrar cobijo de la mayoría de huidas y huidos del naufragio, constituya un importante elemento político, en clave nacional, el hecho de conseguir que no todas las huidas tengan el mismo destino. Al menos, que parezca que alguna de esas huidas, de momento, no tiene estación término. Pero ello ha de atemperarse, mesuradamente, con la evidencia de que la situación granadina, requiere máxima atención a las peculiaridades nazaríes y precisa abundantes dosis de soberanía local para abordar la situación. Es decir, que el dicho tan repetido en las últimas semanas "las cosas de Granada se resuelven en Granada", adquiera cierta consistencia de cara a la ciudadanía.

Combinar, en sus justas medidas, obviedades y realidades. Mezclar con sabiduría anhelos, deseos y razones. Con un único y exclusivo objetivo, que es lograr el buen gobierno de los asuntos granadinos, procurar la satisfacción de las necesidades de las gentes de Granada e introducir sensatez, racionalidad y sentido común en nuestro Ayuntamiento, tan falto de todas ellas últimamente. Y sacar egoísmos, golpes de pecho e intereses personales, desgraciadamente tan presentes estos 2 años pasados.

"Lo importante para Granada es que ahora se gobierne. Que se proyecte una imagen de trabajo y seriedad, desterrando disputas, celos e insidias inútiles"

Lo importante para Granada es que ahora se gobierne. Que se proyecte una imagen de trabajo y seriedad, desterrando disputas, celos e insidias inútiles. Para que en la medida de lo posible, la ciudadanía recupere su confianza en la institución municipal y en quienes dirigen la misma, de modo que ese trabajo se vea recompensado, de forma indudable, en la próxima cita electoral. Esta ciudad no merece ser gobernada según los vaivenes de las acciones judiciales, ni según los estallidos de las recomposiciones o descomposiciones políticas y personales de las derechas. Merece reconocerse en un buen gobierno. Es el momento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



 

Imagen de Chema Rueda

Nacido en Guadix (Granada) en 1963, por tanto de la generación de "A hard days night" y "Satisfaction". Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y funcionario de Administración Local, grupo A, trabaja en el Edificio de Los Mondragones. Fue concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada (desde 2003 y hasta junio de 2015. Ha sido Secretario general del PSOE de la ciudad de Granada entre 2008 y 2017 y es Miembro del Comité Federal del PSOE desde el 39 Congreso. Me apasiona escribir (lo que pienso), debatir y participar en la vida pública, desde todos los ángulos posibles. Me duelen bastantes cosas de la vida y de la política actual, y no pienso dejar de intentar arreglarlas. Me apasiona la vida, la amistad, la Alpujarra y el Atlético de Madrid.