No tienes excusa: recicla
Análisis sobre la posición de los grupos en el pleno de organización

El pleno desvela la estrategia de los partidos en el nuevo mandato

Política - María Andrade - Viernes, 10 de Julio de 2015
Nuevas voces y nuevos equilibrios en el pleno municipal, que este viernes celebró la primera sesión del mandato, de carácter extraordinario. La organización del Ayuntamiento, que era el objeto del pleno, concitó un inusual consenso en esta etapa municipal en la que la falta de mayoría para el gobierno local y una oposición integrada por cuatro grupos cambia los tonos del debate, que ha llegado a tener más roces entre los portavoces de la oposición que con el equipo de gobierno.
El alcalde conversa con Luis Salvador y Paco Cuenca.
Miguel Rodríguez
El alcalde conversa con Luis Salvador y Paco Cuenca.

Los portavoces de los nuevos grupos se estrenan en un pleno al que regresa Sebastián Pérez

Las votaciones reflejan la pluralidad del pleno, con cinco grupos municipales y sin mayoría del PP

Los roces entre PSOE y Ciudadanos y Vamos Granada e IU, dejan entrever nuevos equilibrios en los debates

Las alusiones del grupo socialista a Ciudadanos, señalando vaivenes en su postura, o los intercambios de mensaje entre los portavoces de IU y de Vamos Granada, recriminándose en cierto modo el sentido del voto, han dejado al descubierto que la nueva etapa municipal no solo tendrá muchas votaciones en las que los puntos salgan adelante con 15 votos a favor, los del PP y los del partido de Luis Salvador, sino que el debate será más intenso de lo habitual, y no solo en la dirección del equipo de gobierno. 

Algo menos de hora y media se ha prolongado una sesión precedida por un intenso debate entre los grupos políticos, en los días anteriores, para determinar la organización del Ayuntamiento. Desde las retribuciones de corporativos, altos cargos y personal de confianza hasta la composición de las comisiones o la periodicidad de esas reuniones. 

Quien no ocultaba su satisfacción era Juan García Montero, portavoz del PP, que no solo durante el pleno, sino previamente en conversación informal con los periodistas, se felicitaba por el alto grado de consenso alcanzado, cuando en otras ciudades, como en Cádiz, "no pasaron del punto dos" del orden del día, en alusión al fracaso del celebrado en esa ciudad, donde la oposición tumbó la sesión a los diez minutos. 

No obstante, la unanimidad será difícil en este nuevo mandato. Las votaciones han reflejado una variedad acorde con la pluralidad del pleno: en las retribuciones y en el funcionamiento de las comisiones se han sumado 24 votos a favor, los de PP, PSOE, Ciudadanos e IU, y los 3 en contra de Vamos Granada, en el debate sobre las fiestas locales a los 15 a favor que suman 'populares' y 'ciudadanos', se han unido 9 en contra, los de IU y PSOE, y tres abstenciones de Vamos Granada. 

Luis Salvador y los concejales de Ciudadanos en una de las votaciones. miguel rodríguez

Es solo un ejemplo de la nueva etapa abierta en la sesión de este viernes, donde ha destacado la pugna por convertirse en referencia de la oposición. Se han visto los primeros roces entre socialistas y 'ciudadanos'. Como viceportavoz socialista, Baldomero Oliver, ha llevado la voz del grupo del PSOE. Sus alusiones a Ciudadanos, en concreto al hecho de que aceptaran que algunas cuestiones, como la del calendario de las fiestas locales, se aprobara mediante decreto de Alcaldía cuando habían defendido que la época de los decretos tenía que finalizar, ha hecho que Luis Salvador le llegase a pedir: "Déjenos tranquilos aportando ideas y propuestas".

También ha respondido Salvador a alguna de las intervenciones de la portavoz de Vamos Granada, Marta Gutiérrez, cuando analizaban la presencia de la oposición en las comisiones municipales. Se ha quejado la portavoz de Vamos Granada, que cree que estas comisiones no deben restar participación al pleno, de que su grupo tendrá un representante, al igual que IU y pese a que triplica su número de ediles. "No es cuestión de aritmética, sino de profundización democrática", le ha replicado Salvador pidiendo que no se repitieran los argumentos para aprovechar las intervenciones. Y también él ha recibido respuesta, de Oliver: "no es cuestión aritmética ni cronométrica", hay temas que "merecen ser debatidos en pleno".

Paco Cuenca conversa con Juan García Montero. miguel Rodríguez

Porque el PSOE ha respaldado finalmente la medida 'estrella' en cuanto a participación. La "gran aportación" a este mandato, ha dicho Juan García Montero, destacando el compromiso del PP con el nuevo tiempo que requiere más debate y que ve en este gesto "una señal de responsabilidad". Se refiere al nuevo funcionamiento de las comisiones, que serán abiertas a la ciudadanía y se celebrarán los lunes, martes y miércoles de la semana previa a los plenos ordinarios. En total, 7 comisiones municipales. Aún con diferencias, los socialistas lo han respaldado tras recibir garantías de que en asuntos de especial trascendencia, como las ordenanzas fiscales, el debate se trasladará a pleno. 

Para Ciudadanos es una garantía de "máxima participación y transparencia", en palabras de Luis Salvador, que cree que la semana de las comisiones será "la gran semana de la ciudad". Una oportunidad para que el Ayuntamiento tenga un funcionamiento más parecido a un parlamento. En algún momento del debate ha llegado a hablar del "hemiciclo", al referirse al salón de pleno. 

"Alcalde machista", la protesta en la calle. Ha sorprendido que no se haya hecho ni una sola alusión a las palabras machistas del alcalde durante la sesión por parte de los portavoces de la oposición, que desde que se generó la polémica han sido muy duros con la expresión de Torres Hurtado. Ha llegado la censura desde la calle. Al iniciarse el pleno, una veintena de ciudadanos ha comenzado una protesta. Desde el salón de plenos se podían escuchar los silbatos y consignas como "alcalde, dimite, el pueblo no te admite. 

El otro roce que ha adelantado cómo puede discurrir el debate municipal ha tenido a Vamos Granada y a IU como protagonistas, con Salvador también aportando incisos. Es un punto aprobado con los votos a favor de todos los grupos salvo Vamos Granada, el de las retribuciones, congeladas un ejercicio más, como se ha venido haciendo desde 2008. Marta Gutiérrez no ve suficiente que no se suban los salarios, reclama una bajada. Considera la edil que una congelación es "técnicamente una subida", cuando el 46 por ciento de los granadinos tienen un sueldo por debajo del salario mínimo interprofesional y los empleados públicos han visto cómo se ha reducido su salario.

El edil del PSOE Baldomero Oliver charla con Marta Gutiérrez y Luis de Haro-Rossi, de Vamos Granada. Miguel rodríguez

Les ha pedido Francisco Puentedura que hagan como IU, que destinan parte de su sueldo a acciones sociales y que sigan el ejemplo de los eurodiputados de Podemos, que seguro -ha precisado- harán también los futuros senadores y diputados, y establezcan ese código ético. "Podemos jugar más o menos con las emociones de la gente, pero al final todo quedará en pura pose y poca realidad", les ha respondido Puentedura. 

También ha tenido réplica Marta Gutiérrez desde Ciudadanos. "Tener sensibilidad social por la crisis, los parados y el umbral de pobreza no tiene nada que ver con intentar hacer populismo", ha reflexionado para resaltar que no se hace ningún "roto" a las arcas municipales. "Son salarios normales y lo que hay que hacer es trabajar para merecerlos". 

Ganas de debatir sobre la Toma. La anécdota la ha protagonizado el concejal de IU, Francisco Puentedura, quien, en un despiste, ha comenzado a debatir sobre las fiestas locales de la Toma y el Corpus antes de que se llegara a ese punto. "Echaba de menos este debate, hacía cuatro años que no lo teníamos", ha dicho al comenzar su intervención, cortada entre bromas por el alcalde y el resto de concejales que le han advertido de que aún quedaba otro punto antes de llegar a este asunto. Porque, según ha explicado, en el anterior mandato el PP optó por aprobar el calendario por cuatro años, evitando repetir un debate que suscita polémica. 



Hoy se ha vuelto a repetir. IU se ha posicionado en contra, como bien es conocido. Vamos Granada se ha abstenido, al considerar que no era el foro para ese debate. Ciudadanos se ha mostrado a favor. Y el PSOE ha alimentado el debate cuestionando que se hiciera vía decreto -con alusiones como se ha comentado anteriormente a Ciudadanos- y pidiendo que se retirara para analizarlo en otro momento. Le han reprochado tanto IU -cuyo edil ha llegado a citar el Apocalipsis: "No por frío, ni por caliente, sino por tibio te vomitaré de mi boca"- como el PP que en este asunto el PSOE, que finalmente ha votado en contra, haya variado de posición en los últimos años, algunas veces absteniéndose, otras votando a favor y en esta ocasión, en contra. 

Esto ha llevado a Baldomero Oliver a precisar que su voto en contra pretendía ser "un toque de atención" para evitar que se aprueben asuntos vía decreto. 

Y una vez más el PP ha dejado claro su respaldo a la Toma. Sin olvidar, ha dicho su portavoz, que no tienen mayoría y que ello les obliga a que el debate y el consenso sean las herramientas, el equipo de gobierno no renuncia a defender "el punto de vista" de sus votantes. Y van a hacerlo "con uñas y dientes" en asuntos en los que sus votantes creen al 100 por ciento, como este de la Toma. 

El pleno ha establecido pues las nuevas reglas del juego para los cinco grupos que integran la corporación, a la que regresa Sebastián Pérez tras sus cuatro años como presidente de la Diputación. Ha sido su presencia, junto al estreno de los nuevos portavoces municipales las principales novedades de una sesión en la que se han visto otros gestos, como el saludo de Luis Salvador, uno a uno, a los corporativos. 

Directivos y personal de confianza

El Ayuntamiento contará con 9 directores generales, todos ellos funcionarios, y con 10 coordinadores generales, seis de los cuales serán funcionarios y los otros cuatro, no. Este último dato ha suscitado el recelo de la oposición, que ha advertido que estará vigilante para conocer el perfil de las personas que ocupen esos cargos, exigiendo que sea técnico y que no se aproveche esos puestos para politizar ese nivel de gestión. 

Ha defendido Juan García Montero que es una estructura muy ajustada, teniendo en cuenta que el gobierno local solo cuenta con el alcalde y diez concejales.

Habrá además 19 puestos de personal eventual, que son los asesores, secretarios de grupo y personal de confianza asignado a la Alcaldía. Así, para asistir al alcalde se nombrará a un jefe de gabinete, un asesor de servicios, otro de atención al ciudadano y un secretario particular. Respecto a los grupos políticos, el PP contará con 3 asesores y un tres secretarios; el PSOE tendrá dos asesores y dos secretarios; Ciudadanos contará con un asesor y un secretario; Vamos Granada tendrá un asesor y un secretario; e Izquierda Unida contará con un secretario de grupo. 

Los sueldos para este personal eventual están establecidos en 56.226 euros brutos al año para el jefe de gabinete, el asesor de servicios de Alcaldía y los asesores de los grupos; 36.639 euros para el secretario particular del alcalde; 31.406 euros para los secretarios de grupo; y 21.741 para el asesor de atención al ciudadano de Alcaldía. 

En el caso de los directores generales -todos funcionarios-, los sueldos oscilan entre los 77.787 brutos anuales para el director general de Presidencia y los 51.076 euros que le corresponden al director general de Prevención. Para los coordinadores, entre los que habrá cuatro que no serán funcionarios, los sueldos están establecidos entre 57.541 y 61.492 euros.