Ven al Parque de las Ciencias

La Guardia Civil recupera valiosas joyas y 26.200 euros robados a una anciana de Montefrío

Ciudadanía - Europa Press/IndeGranada - Viernes, 15 de Noviembre de 2019
El dinero y las joyas recuperadas.
guardia civil
El dinero y las joyas recuperadas.

La Guardia Civil ha detenido en Huétor Tájar a un joven de 22 años y a su pareja de 20, ambos con antecedentes policiales, como presuntos autores de un robo con uso de la fuerza perpetrado en el domicilio de una anciana de Montefrío, donde supuestamente sustrajeron joyas y más de 26.000 euros en efectivo.

Según ha asegurado el Instituto Armado en una nota de prensa, se ha conseguido recuperar todo el dinero y las joyas sustraídas y devolvérselas a su propietaria.

Los ahora detenidos presuntamente accedieron a la vivienda de la víctima el 26 de octubre aprovechando que la mujer estaba ingresada en la residencia de ancianos de Montefrío y le sustrajeron todas las joyas que tenía, valoradas en varios miles de euros, y 26.200 euros que había ido ahorrando y guardando en sobres.

Tras el robo, los agentes de los puestos de la Guardia Civil de Huétor Tájar y de Loja abrieron una investigación, denominada Trespo, en la que han trabajado de manera conjunta. Las pesquisas de ambos coincidieron en un mismo sospechoso, un conocido delincuente que actualmente tiene su domicilio en Huétor Tájar.

La Benemérita consiguió localizar a este individuo junto a su vehículo y con su pareja y descubrió que debajo de uno de los asientos había un bolso con una importante cantidad de dinero cuya procedencia los jóvenes detenidos, quienes desconocían exactamente la cantidad de efectivo que había, no pudieron justificar.

Según la nota de prensa, la Guardia Civil descubrió además que los dos detenidos tenían puestas joyas que coincidían con las denunciadas en el robo de Montefrío.

A raíz de este descubrimiento, los agentes registraron la vivienda donde ambos jóvenes residen actualmente y los agentes descubrieron en su dormitorio una bolsa con más joyas robadas.

Las alhajas intervenidas a los detenidos fueron reconocidas posteriormente por su propietaria, a quien la Guardia Civil ya le ha devuelto tanto las joyas como el dinero.