Un verano en el Parque de las Ciencias.

El Ayuntamiento de Atarfe ayudará a los afectados por la quiebra de la promotora Procrifa

Ciudadanía - IndeGranada - Viernes, 16 de Octubre de 2015
Promoción de viviendas de Procrifa en Atarfe.
Ayto. Atarfe
Promoción de viviendas de Procrifa en Atarfe.

El Ayuntamiento de Atarfe prestará asesoramiento a los ciudadanos afectados por la quiebra de la promotora Procrifa SL que invirtieron sus ahorros en la compra de viviendas en el residencial Conde Ducasal, situadas en las inmediaciones del parque de la Higueruela.

Los perjudicados no han conseguido que se les reintegre el dinero que entregaron a cuenta en 2005. La construcción de las viviendas se paralizó por los problemas de Procrifa SL y finalmente otra promotora retomó años después los trabajos.

Los afectados denunciaron por estafa a los responsables de la empresa Procrifa SL, pero un juzgado de instrucción de Granada archivó la investigación en tanto que el Juzgado de lo Mercantil decidiera si el concurso de acreedores era fortuito (el empresario salva su responsabilidad y patrimonio personales) o culpable (cuando, además de su inhabilitación para desempeñar ese cargo, puede condenarse a los administradores a responder con su patrimonio personal).

El gobierno municipal de Atarfe se ha reunido en los últimos días con una representación de los perjudicados, a los que ha ofrecido “asesoramiento desde el área de Consumo para que puedan constituirse en Asociación de Afectados como mejor fórmula para defender el interés colectivo”. La concejal de Vivienda de Atarfe, Rosa Félix (Por Atarfe Sí), ha trasladado a los afectados “el compromiso del equipo de gobierno para facilitar la documentación oportuna, además de ayudarles en la tramitación necesaria para que puedan organizarse como asociación de afectados”.

La quiebra de la promotora Procrifa SL trascendió a los medios de comunicación en marzo de 2009. Entonces se hablaba de 161 familias y proveedores perjudicados, 23 de ellas por una promoción en Pulianas y el resto en Atarfe, en concreto por adelantar dinero para adquirir una vivienda en el Residencial Conde Ducasal.

Los propios afectados han iniciado ahora una nueva campaña de movilizaciones para tratar de localizar a la totalidad de los perjudicados –de momento figuran en torno a 60- y no descartan emprender acciones para tratar de reabrir la causa.