Tu ropa tiene aún mucha vida
Previsto inicialmente del 13 al 21 de diciembre, la subida se aplaza a enero

Un reto de altura

Implicados - M.A. - Domingo, 6 de Diciembre de 2020
Cinco personas diagnosticadas con enfermedades inflamatorias intestinales, algunos de ellos ostomizados, ascenderán a cumbres de los Pirineos para dar visibilidad a su enfermedad crónica y lanzar un mensaje positivo.
Cartel del reto, que ha cambiado de fechas y se aplaza a enero.
Cartel del reto, que ha cambiado de fechas y se aplaza a enero.

"No somos personas enfermas, somos personas que vivimos con una enfermedad" y "queremos dar visibilidad a una vida normalizada". Así resume Antonio Hermoso, presidente de la Asociación de Personas con Crohn y Colitis Ulcerosa (ACCU) de Granada, el objetivo del reto que ha asumido, junto a otras cuatro personas, para subir a las cumbres del Pirineo aragonés. Los cinco integrantes del equipo que afrontará la subida -cuatro hombres y una mujer- están diagnosticados y, en algunos casos, como el suyo, tiene también la doble condición, por estar ostomizado.

Más allá de los "momentos puntuales" en los que la enfermedad presenta una fase aguda en forma de brote, su vida discurre "con normalidad" y "queremos lanzar un mensaje positivo", explica en una conversación con El Independiente de Granada. Porque cuando llega el diagnóstico, "se viene el mundo abajo". Los factores emocionales pesan y, "tarde o temprano", los pacientes necesitarán el apoyo psicológico de un profesional. 

Será un reto físico y emocional

Ellos no son alpinistas, pero sí montañeros. Y estos días Sierra Nevada será su campo de entrenamiento. Son deportistas federados, apunta para destacar que su entreno se ajusta a la normativa vigente. Será un reto físico y emocional, de ahí que la preparación sea muy importante. Habitualmente, tras un día de montaña, descansan varios antes de asumir otra jornada -recuerda que las enfermedades pasan factura con artrosis o espondilitis-. Pero en los Pirineos serán jornadas seguidas de seis horas en las cumbres. Sólo está decidido que afrontarán el Aneto, el resto de las cumbres se decidirán "sobre la marcha" y en función de las condiciones climatológicas. Todas, por cierto, por encima de los 3.000 metros, como recuerda. 

Presentación de la iniciativa, el pasado jueves, en la sede de la Junta en Granada. 

Inicialmente el reto iba a comenzar el 13 de diciembre, pero la pandemia ha hecho que finalmente lo atrasen a enero. En Aragón se mantienen también los cierres perimetrales y los refugios de montaña, que serán su soporte, están cerrados. 

Junto a ellos viajarán profesionales sanitarios, guías de montaña -"es un reto duro, pero queremos que sea seguro", enfatiza- y un equipo de grabación. Porque el Reto Pirineos se plasmará en un documental que pretenden utilizar en talleres, por ejemplo de la Escuela de Pacientes de la Escuela Andaluza de Salud Pública, que colabora en la iniciativa, patrocinada por una compañía farmacéutica -Janssen- que corre con los gastos. 

La iniciativa surgió de la Asociación de Personas con Crohn y Colitis Ulcerosa y cuenta con el apoyo de la Asociación de Pacientes Ostomizados de Granada.

El documental es importante, como resalta. Porque más allá del reto personal que asumen, la idea es que el mensaje pueda transmitirse: "la vida no se acaba; hay momentos en los que estamos mal, pero cuando pasan, nuestra vida sigue".