Sierra Nevada, Copa del Mundo 24
Con tan solo 13 años, simultanea la competición del esquí con el fútbol, como jugadora del Atlético de Madrid

'El prodigioso caso de la esquiadora futbolista'

Deportes - IndeGranada - Martes, 6 de Febrero de 2024
Inés Fernández, de 13 años, que esta semana ha ganado tres de las cuatro carreras de la Copa de España de esquí alpino en Sierra Nevada, juega en las categorías inferiores del Atlético de Madrid. Un espléndido reportaje.
Inés Fernández, con la camiseta del Atlético de Madrid y un esquí.
Prensa Cetursa
Inés Fernández, con la camiseta del Atlético de Madrid y un esquí.

De las pistas de esquí a las canchas de fútbol. En esos escenarios, y en el instituto, gira la vida de Inés Fernández García Mochales, una toledana de Sierra Nevada, de 13 años recién cumplidos, que en la primera fase de la Copa de España de Esquí Alpino U14 y U16, disputada este fin de semana en la estación granadina, ha ganado tres de las cuatro pruebas disputadas: slalom, gigante y supergigante; en el segundo supergigante, cometió un pequeño error y quedó cuarta.

Si en la cancha de fútbol Inés se desenvuelve en el centro del campo del equipo cadete del Atlético de Madrid femenino (aunque tiene edad infantil), en las pistas de esquí, con su club, el White Camp, se desliza igual de bien en disciplinas técnicas (slalom y gigante) que en velocidad (supergigante)

Si en la cancha de fútbol Inés se desenvuelve en el centro del campo del equipo cadete del Atlético de Madrid femenino (aunque tiene edad infantil), en las pistas de esquí, con su club, el White Camp, se desliza igual de bien en disciplinas técnicas (slalom y gigante) que en velocidad (supergigante).

Inés llegó al White Camp con 8 años, al final de una temporada invernal, procedente de un club madrileño donde no podía desarrollar los días de entrenamiento que ella quería. Su director técnico en este club de esquí de Sierra Nevada, Nacho Mellado, recuerda que en cuanto llegó al White Camp se dieron que tenía “una madurez deportiva”. Tras unos días de entrenamiento junto a su hermano mayor Javier, ambos decidieron quedarse en el club granadino.

Inés Fernández, en acción en el supergigante de la Copa de España disputado en Sierra Nevada. Prensa Cetursa.

“Lo que caracteriza a Inés, a diferencia del resto, es su madurez deportiva; cuando llegó al club tuvimos que pasarla a una categoría superior porque se aburría con los niños de su edad; ella quería más”, recuerda Mellado. En el Atlético de Madrid le pasa lo mismo: con 13 años juega con niñas de 16

“Lo que caracteriza a Inés, a diferencia del resto, es su madurez deportiva; cuando llegó al club tuvimos que pasarla a una categoría superior porque se aburría con los niños de su edad; ella quería más”, recuerda Mellado. En el Atlético de Madrid le pasa lo mismo: con 13 años juega con niñas de 16.

“Es una chica superactiva, deportiva, muy atleta desde pequeña”, señala su entrenador, al que a veces exprime: “en las concentraciones no quería echar siesta porque cree que es una pérdida de tiempo, y me tenía que enfadar con ella porque a mí tampoco me dejaba dormir; ella quería entrenar”. Inés es habitual en las concentraciones que el White Camp y otros clubs granadinos desarrollan en los glaciares alpinos. “Hace dos veranos estuvo conmigo entrenando en Argentina y vuelve este próximo verano”.

¿Fútbol o esquí? Ella no quiere elegir, quiere competir en los dos deportes. A inicios de esta temporada, el Atlético de Madrid le comunicó que podía compatibilizar sus dos pasiones, que con 13 años no es el momento de elegir, sino de desarrollarse como deportista y disfrutar. “Son dos deportes que le ayudan, ella es fuerte y muy coordinada. La disciplina que le da el Atlético de Madrid le viene bien al esquí”, añade su entrenador sobre la nieve.

Los sábados tiene partido con el Atleti, el domingo entrena en Sierra Nevada y por la tarde vuelve a Madrid donde entrena lunes y martes; el miércoles, de nuevo para la estación granadina

Con todo, la mayor complejidad es la logística, vinculada a sus tres centros de operación: Sierra Nevada, Madrid y Toledo. Los sábados tiene partido con el Atleti, el domingo entrena en Sierra Nevada y por la tarde vuelve a Madrid donde entrena lunes y martes; el miércoles, de nuevo para la estación granadina. Su padre compró el año pasado un coche nuevo (donde Inés aprovecha para dormir); 12 meses después ha superado los 100.000 kilómetros. El sueño de Inés va sobre ruedas.

Un reportaje difundido por la diección de Comunicación de Cetursa.