El Ayuntamiento de Granada te informa ante el coronavirus
La Alhambra no se encuentra entre las citas más valoradas de España, aunque sí el Festival de Música y Danza

Granada sube en el ranking cultural, pero queda aún fuera del 'top ten' en el que destacan Málaga y Sevilla

Cultura - Redacción El Independiente de Granada - Martes, 11 de Febrero de 2020
La Fundación Contemporánea publica una nueva edición del Observatorio de la Cultura, el informe más valorado sobre la oferta cultural de las ciudades españolas. Te informamos.
Imagen de una de las salas de la exposición 'La Granada zirí y el universo bereber', instalada en la Alhambra.
Alba Feixas
Imagen de una de las salas de la exposición 'La Granada zirí y el universo bereber', instalada en la Alhambra.

Granada tiene mucho trabajo pendiente para liderar la actividad cultural innovadora y de calidad en España. Así lo refleja un año más el Observatorio de la Cultura que publica la Fundación Contemporánea, el ranking estatal de mayor prestigio, que evalúa las citas y espacios culturales. En esta edición, la correspondiente a 2019, han participado 499 profesionales de la cultura, que han valorado la calidad y la innovación de la oferta cultural de las ciudades.

Según los resultados que acaba de publicar esta entidad cultural, Granada ha subido puestos en el ranking. En concreto se sitúa en el número doce, frente al 17 que ocupa en 2018. Un 6,4 por ciento de los expertos que ha participado en la evaluación citó a Granada, frente al 5,7 por ciento que lo hizo el año anterior. Pero queda muy lejos del 54,8 por ciento obtenido por Málaga, que vuelve a escalar y ya es la cuarta ciudad española con una mejor oferta cultural, y de Sevilla, que se mantiene en el sexto lugar, con un porcentaje de menciones valorando su innovadora oferta que alcanza el 35,7 -más que el año anterior-.

Visitantes en la Alhambra. alba feixas

De los datos que más llaman la atención y que reflejan que las aspiraciones para convertirse en capital cultural europea exigen un cambio de rumbo hacia la innovación, que sigue sin estar entre las prioridades municipales, es la posición de emblemas como la Alhambra. El monumento no está entre las instituciones y acontecimientos más valorados. En ese ranking solo figura, un año más, el Festival Internacional de Música y Danza de Granada, que se mantiene en un más que discreto puesto 62 de 89. Por delante, el Museo Picasso de Málaga -con la exposición que ahondó en la relación Calder-Picasso- (21) y el Centro Pompidou, también de Málaga (31).

El Centro Lorca no está ni en el listado nacional ni en el autonómico.

Tampoco logran las instituciones y citas granadinas que se les identifique como una insignia cultural en Andalucía. Ese papel, para los expertos que han participado en la elaboración de este informe, corresponde al Museo Picasso de Málaga. 

Respecto a lo mejor de la actividad cultural en Andalucía, Málaga copa las tres primeras posiciones con el Museo Picasso, el Festival de Málaga y el nuevo Teatro del Soho, que irrumpe en tercera posición, destacando también entre las novedades el V Centenario de la Primera Circunnavegación de la Tierra. Málaga con 10 y Sevilla con 9 concentran la mayoría de las 25 propuestas seleccionadas, entre las que predominan 13 museos y centros de arte y de las que 11 figuran en el ranking nacional.

En este listado con citas e instituciones solo de Andalucía, sí figura la Alhambra. Concretamente en el puesto 21. El Festival Internacional de Música y Danza ocupa el décimo lugar y entra el Centro Guerrero, en el puesto 23. 

Detalle de la exposición dedicada al cómic que acogió el Centro Guerrero. r.martínez/Dipgra

En el Observatorio de la Cultura, la Comunidad de Madrid afirma su liderazgo seguida del País Vasco, Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana. Por lo que respecta a las ciudades, Madrid sigue a la cabeza del ranking, seguida de Barcelona y Bilbao. Málaga consigue este año la cuarta plaza por delante de Valencia.

En el apartado de campos de la cultura, la Gastronomía vuelve a ser lo más destacado de la creación con 8,42 puntos, seguida de Literatura y Diseño, por encima de los 7 puntos. Todos los campos superan los 6 puntos y la valoración global se sitúa en 7,00. En estos indicadores no hay datos por ciudades. 

En lo que respecta a los presupuestos de la cultura, la conclusión es que la recuperación económica del sector se ralentiza.

Se ha consultado al panel por la variación prevista en el presupuesto de su organización o actividad profesional para el ejercicio 2020 respecto al 2019. Se prevé un crecimiento medio del 2,04 por ciento, muy inferior al 3,86 por ciento de un año antes, que enlazaría en todo caso cinco años consecutivos de una progresiva recuperación que llegó al sector a partir de 2016.

¿Qué falta en el panorama cultural de nuestras ciudades?

Cada panelista ha señalado las carencias culturales de su ciudad. Entre los aspectos más repetidos, demandan: Un mayor compromiso de las Administraciones Públicas con la cultura, mayores presupuestos y apoyo al sector; más actividades culturales, mejores equipamientos y una mayor coordinación entre instituciones.

Este es el resumen: 

Políticas culturales públicas

Con carácter general, se demandan en primer lugar mejoras en las políticas culturales públicas; un mayor compromiso e interés por la cultura, trabajar con planes a largo plazo y con una gestión profesionalizada y despolitizada; un mayor apoyo público al sector cultural, a los creadores, a los promotores, a emprendedores y a las industrias culturales; una mayor dotación de presupuestos para cultura, en programas propios y subvenciones; el desarrollo de políticas de incentivo de la financiación privada de la cultura y una mayor vinculación de las políticas culturales y educativas.

Actividades culturales

En segundo lugar, se reclama más actividad cultural, más innovadora, con mayor calidad y variedad, más contemporánea e internacional. Entre los campos para los que se pide más actividad,la música y el teatro ocupan el primer puesto: Festivales, conciertos, programación estable y salas de música en vivo, de muy diferentes géneros (clásica y ópera, jazz, flamenco, urbana o electrónica); más programación teatral, de mayor calidad, más internacional, con mayor diversidad y presencia de propuestas alternativas más arriesgadas.

Asimismo, se demanda más atención a las artes plásticas: Exposiciones, ferias, festivales y convocatorias y una mayor presencia de formas de expresión más contemporáneas (fotografía, videoarte, performance, arte digital).

El cine ocupa el siguiente lugar: Festivales, mejorar la actividad de filmotecas y mayor atención al cine en otras instituciones y sobre todo mayor programación en salas, más cine de autor e independiente y una mayor oferta en VO. 

La escasa oferta de danza clásica y contemporánea es asimismo señalada por numerosos panelistas, del mismo modo que se reclaman actividades literarias como ferias y festivales o una programación continuada en bibliotecas, librerías y espacios culturales.

Por último, se recogen numerosas menciones a la escasa atención a otros campos culturales, desde patrimonio y arquitectura a ciencia y pensamiento o diseño, tecnología, moda y gastronomía, así como actividades transdisciplinares.

Equipamientos culturales

El tercer bloque más demandado corresponde a los equipamientos culturales, tanto mejoras a los existentes en dotación técnica o accesibilidad, como nuevas infraestructuras polivalentes o específicas para determinados contenidos. Entre los más demandados, nuevos contennidos. Entre los más demandados, espacios para las artes plásticas: Museos y centros de arte, salas de exposición, galerías de arte, talleres y residencias para artistas.

A continuación, espacios para la música: Auditorios, espacios para conciertos en distintos formatos, salas de música en vivo, escuelas y locales de ensayo, así como nuevas salas y espacios para la creación, la formación y la exhibición de propuestas teatrales. 

Coinciden asimismo numerosas demandas en la falta de salas de cine, escuelas de cine y filmotecas; asimismo, se demandan más bibliotecas y librerías; por último, espacios para la danza: Escuelas y centros de producción y exhibición.

Gestión y coordinación

El cuarto bloque de demandas se refiere a la gestión de las instituciones culturales y su coordinación. Se demanda una mayor profesionalización de la gestión, una mayor dotación y cualificación del personal y superar situaciones de precariedad laboral, una mayor atención a la formación y mejores herramientas de gestión, así como una mayor apertura a la participación y una visión más internacional.

Por otra parte, se echa en falta una mayor coordinación entre instituciones y organizaciones culturales, una programación y promoción coordinadas, el trabajo en red y el intercambio de propuestas y una mayor colaboración entreiniciativas públicas y privadas.

Desarrollo de públicos 

En quinto lugar se señala la necesidad de un trabajo activo por el desarrollo de públicos. Falta público para las actividades existentes y es necesario acercarse a nuevos públicos, desarrollando programas de mediación cultural y mejorando horarios u otras facilidades.

Es necesario mejorar la accesibilidad a la cultura, funcional y cognitiva, tanto a los equipamientos como a los contenidos, mediante una programación inclusiva.

Hay que eliminar barreras de precio: Más actividades gratuitas, precios más asequibles, descuentos, abonos. Reducir el IVA de la cultura.

Se demanda más actividad específica para un público joven y adolescente y también para el público infantil, con actividades escolares y familiares.

Se demanda asimismo una mayor descentralización de la oferta, que acerque la cultura del centro a los barrios y de la ciudad a los pueblos.

Comunicación

Por último, se señala la necesidad de una mejor comunicación de la oferta cultural. Falta visibilidad de las instituciones y difusión de sus actividades y falta proyección exterior. Se demandan campañas de promoción cultural, acciones conjuntas de comunicación de la programación y un mayor despliegue de medios, desde soportes exteriores a redes sociales.

Por otra parte, es necesario conseguir una mayor atención y presencia en medios de comunicación generalista y serían necesarios medios más espacios para la cultura en medios, programas de radio y televisión o más medios especializados.

Los informes de ediciones anteriores: