Piropos poéticos
“LA CRISIS DEL PP: ANTIPERIODISMO EN CANAL SUR TV”

El Consejo Profesional de Canal Sur denuncia el tratamiento del ente público a la crisis del PP

Comunicación - IndeGranada - Sábado, 12 de Marzo de 2022
Te informamos de la grave queja del órgano encargado de velar por la independencia y las buenas prácticas periodísticas en la RTVA.
Un micrófono de Canal Sur.
Un micrófono de Canal Sur.

Con el título “La crisis del PP. Antiperiodismo en Canal Sur TV”, el Consejo Profesional de Canal Sur detalla el tratamiento en la radio y televisión públicas andaluzas la crisis del PP que, en a juicio, del órgano encargado de velar por la independencia y las buenas prácticas periodísticas en la RTVA, “ha dado la espalda a las características fundamentales del buen periodismo como son la actualidad, el interés, la relevancia, la veracidad, la claridad o el rigor”.

Además, “ha incumplido todos los deberes y principios que mandata nuestro Estatuto Profesional: independencia, pluralidad e imparcialidad. Se ha vulnerado la obligación de servicio público que nos encomienda el Estatuto de Autonomía y la Ley de Creación de la RTVA y se han despreciado las aportaciones de los profesionales de la casa”.

Esta es la grave queja del Consejo Profesional difundido en su blog:

Desde este Consejo Profesional compartimos la preocupación que muchos profesionales de Canal Sur TV nos han trasladado por el tratamiento informativo sobre la guerra interna vivida los últimos días en el PP ofrecido por la televisión pública de Andalucía. Este Consejo se dirigió a la Dirección de Informativos hace ya más de dos semanas para conocer los criterios periodísticos con los que se habían elaborado dichas informaciones. Hasta la fecha no hemos tenido respuesta.

El tratamiento en Canal Sur TV de la crisis interna del PP ha dado la espalda a las características fundamentales del buen periodismo como son la actualidad, el interés, la relevancia, la veracidad, la claridad o el rigor. Además, ha incumplido todos los deberes y principios que mandata nuestro Estatuto Profesional: independencia, pluralidad e imparcialidad. Se ha vulnerado la obligación de servicio público que nos encomienda el Estatuto de Autonomía y la Ley de Creación de la RTVA y se han despreciado las aportaciones de los profesionales de la casa.

Destacar los acontecimientos de relevancia

La sección segunda del Estatuto Profesional establece como deber de los profesionales de Canal Sur el destacar los acontecimientos de relevancia para nuestra audiencia. Este hecho informativo, que ha sido noticia de portada en todos los medios, ha tenido un reflejo muy secundario en nuestras escaletas.

El 17 de febrero, cuando el principal partido de la oposición en España y partido de gobierno en Andalucía abre la mayor crisis interna de su historia, el tema ocupa el 6º lugar en la portada del informativo N1, por detrás de la búsqueda de los náufragos en Terranova, la resaca por el crimen de Alcalá la Real, la inauguración de un Centro de Salud en Puerto Real por el presidente de la Junta, el primer trasplante con cirugía robótica en Cádiz y la declaración de la madre antivacunas que desparecía junto a sus hijas hace meses. En el desarrollo del Informativo el tema desciende hasta el decimocuarto puesto en escaleta, por detrás de asuntos como la muerte de un niño al caer desde un balcón, los datos Covid, el pasaporte Covid falso de Verónica Echegui, la confirmación del Supremo de la sentencia a El Pollino o la última declaración ante el juez de José Luis Moreno. Al tema se le dedica un vídeo de un minuto y veinte segundos y sin directos en Sol o en Génova como sí hicieron todas las televisiones del país.

En el N2 de ese día se abre con un accidente de tráfico en Sanlúcar la Mayor y la crisis del PP es el cuarto tema de portada, por detrás de la búsqueda de los náufragos en Terranova o la investigación del crimen de Alcalá la Real. En el desarrollo es el quinto tema, tras el Villa de Pitanxo, el crimen de Alcalá, la primera piedra de un centro de I+D+I por parte del presidente de la Junta y un vídeo sobre el lenguaje de los niños. Dedicamos al tema un minuto y ocho segundos en un vídeo y treinta segundos de varias declaraciones de barones del PP.

​Este es el nivel dado en cuanto a relevancia a la crisis del PP por la Dirección de Informativos, sus redactores jefes y editores. Tan solo abre un espacio de noticias, el Despierta Andalucía del 18 de febrero. Cosa que ya no sucede nunca más, ni en el N1, ni en el N2 de ese mismo día en que Casado realiza una entrevista en la Cadena Cope que se convierte en el testimonio político del día. En el N1 es el 4º tema de portada y el 5º del desarrollo. En el N2, el 5º en portada y el 6º en desarrollo. Merecen más relevancia noticias como la agresión al empleado de un párking en Antequera, el falso secuestro de un niño en Almería o la caída de una banda de aluniceros en Sevilla.

​El 19 de febrero el tema ya se limita a unas colas en el último tercio del informativo con la reunión Casado-Ayuso. Y el 20, la manifestación pro Ayuso en Génova no se cubre con medios propios y se limita a dar unas colas de agencia como 4º tema de portada y 9º de desarrollo en el N1 y 3º en portada y 8º en desarrollo en el N2. Se dan 30 segundos de la manifestación en Génova y por ejemplo se emplea 1 minuto y 24 segundos en una batería de totales de la cónsul de Ucrania en Andalucía o 1 minuto y 10 segundos a la fusión de municipios en Extremadura.

​La cobertura es similar durante toda la crisis. Es verdad que el día 21 con la reunión del Comité de Dirección y la dimisión de García Egea hacemos los primeros directos en Génova, cinco días después de estallar la crisis. Pero el tema sigue siendo el 4º en portada y el 6º en desarrollo del N1 y el 4º y 5º en el N2, con un juicio por un crimen cometido en 2020 o una operación antidroga como noticias de mayor relevancia.

Llamativo que ningún programa de los Servicios Informativos no diarios, como Los Reporteros o Andalucía a Dos Voces, no haya dedicado ni un solo minuto a este asunto.

Quiebra de los principios de independencia e imparcialidad

La falta de relevancia dada al tema coincide con la postura del gobierno andaluz y el partido al que pertenece. El mismo 17 de febrero el presidente de la Junta, preguntado por la crisis en su partido, la esquiva manifestando que solo le interesa Andalucía. En los informativos de Canal Sur, Juanma Moreno protagoniza la inauguración de un centro de salud en El Puerto y la primera piedra de un centro de I+D+I en Algeciras. La crisis del PP se circunscribe a un asunto ajeno al PP de Andalucía.

​Cuando la implicación de todos los barones es patente, entre ellos también Moreno Bonilla, empiezan los directos en Génova y las reacciones andaluzas que habíamos obviado entre el 17 y el 21 de febrero. Tan solo se había emitido un total del presidente andaluz, la tarde del viernes 18, en un acto sobre concordia y que hacía referencia indirecta a la crisis en su partido.

La simbiosis entre la estrategia de comunicación del gobierno andaluz y los informativos de Canal Sur, llega al punto de que el 21 de febrero en el N2 se descarta hacer directo en Génova. El presidente de la Junta hace declaraciones en un acto en San Telmo, donde no estaban previstas, y por primera vez se posiciona con los que piden la salida de Casado. Se monta urgentemente un directo en Génova, que solo horas antes se había descartado.

La cobertura es radicalmente distinta en forma y fondo a la dada a otras crisis en diferentes formaciones políticas españolas y andaluzas. Se da la circunstancia que ese 21 de febrero se pide desde algunos sectores de UGT Andalucía la dimisión de su secretaria general. A ese tema se le dedica un vídeo de 1 minuto y 13 segundos. Al Comité de Dirección del PP, con la petición de dimisión de Pablo Casado sobre la mesa, le dedicamos un vídeo de 58 segundos.

Ausencia de objetividad

Especialmente grave es como se han orientado ideológicamente todas las informaciones en este asunto. Nuestros periodistas no han pisado la sede de la Comunidad de Madrid para informar de los contratos del hermano de la presidenta madrileña, origen del conflicto. Tampoco nuestras cámaras han estado en la sede nacional de Génova hasta cinco días después del inicio de la crisis. Ni siquiera durante la manifestación contra la dirección nacional del domingo 20 de febrero, que fue la imagen del día en todos los informativos del país.

Durante esos días ha sido la delegada en Madrid, Amaya García Alegría, la encargada de hacer la mayoría de los vídeos emitidos. Vídeos en los que incluyó los totales que consideró oportunos. Cuando la redactora, a la que se encargó el único vídeo que no hizo la delegada al estallar la crisis, quiso utilizar totales distintos, se le dijo que repitiese los de la delegada que eran los totales que quería la empresa. Lógicamente lo rechazó y seleccionó las declaraciones aplicando criterios periodísticos.

Las informaciones de la delegada en Madrid se ajustan al discurso institucional. Descarta hablar de crisis interna los primeros días, utilizando expresiones como “presunta guerra interna en el PP” en el vídeo del 17 de febrero. Y afirma “dar por cerrada la mayor crisis interna de la historia del PP” el 1 de marzo, tras la reunión de la Junta Directiva Nacional como recogía el argumentario del partido.

Falta de veracidad

Se han obviado datos que cuestionan la veracidad de las informaciones ofrecidas. En Canal Sur no se ha dado información sobre la intervención de Ayuso en la Junta Directiva pidiendo la dimisión de quienes le espiaron. Mucho menos ofrecer el audio que sí circuló por el resto de medios. Tampoco se han emitido los audios filtrados de la empresa de detectives que se quiso utilizar en el espionaje a la presidenta madrileña.

​Especialmente grave, que el único directo realizado en Canal Sur Tv entre el 17 y el 21 de febrero sobre la crisis del PP se hiciera en Moncloa, para preguntar por los argumentos del gobierno al negar que tuviese algo que ver en un dossier sobre Ayuso. A primera hora, el propio Pablo Casado había negado este aspecto, total del presidente del PP que no se incluyó en la información.

Informaciones poco rigurosas

El rigor no ha sido la característica fundamental de las informaciones emitidas en Canal Sur Tv. Se ofrece información breve y apresurada, sin contexto ni antecedentes sobre cómo se ha llegado hasta aquí. Casi siempre en colas y con el objetivo de no ofrecer muchos datos. Curiosas las colas para explicar la reunión de Casado y Ayuso en Génova el sábado 19 de febrero, en que confirmamos la reunión para acercar posturas, pero no explicamos que sucedió y sus consecuencias.

Ha sido llamativo el interés desde el primer momento en circunscribir la crisis a un tema local de Madrid, cuando era evidente su trascendencia nacional. El posible espionaje se reduce al ámbito municipal y la delegada en Madrid monta su primer vídeo sobre la crisis con reacciones locales madrileñas, obviando las reacciones nacionales con ministros del gobierno de España y primeros espadas de todos los partidos haciendo referencia a la situación en el PP.

Falta de pluralismo

Los andaluces que se hayan informado por Canal Sur TV no han tenido oportunidad de escuchar que piensan los lideres nacionales de la crisis en el principal partido de la oposición.

​Tan solo el primer día se ofrecieron declaraciones de políticos madrileños de distintos partidos que desaparecieron el resto de días. Se han obviado todas las reacciones nacionales sobre el asunto, que lógicamente han sido abundantes. Solo se emitió una reacción del presidente del gobierno el viernes 18 de 15 segundos al inicio de la crisis. Luego hubo que esperar a la sesión de control del día 23 en el Congreso para volver a oírlo. Ni siquiera dimos esa sesión en directo como hicieron el resto de medios por el interés del último rifirrafe parlamentario Casado-Sánchez. Esa mañana a las 9 horas se prefirió entrevistar a un traductor ucraniano.

​Lo mismo ha sucedido en Andalucía, donde solo se han emitido referencias al tema en la sesión de control en el Parlamento. El resto de días, los totales utilizados han sido única y exclusivamente de miembros del PP. En otras crisis en otras formaciones, siempre ha cerrado el bloque el PP con su opinión sobre esa situación en otro partido.

Se ha faltado el respeto a los profesionales

​La Dirección de Informativos y su delegada en Madrid han rechazado todas las aportaciones de los profesionales de la casa. Los redactores en Madrid siempre se pusieron a disposición de los editores para montar los directos pertinentes en la calle Génova o en la Puerta del Sol como hicieron el resto de compañeros de otras televisiones autonómicas. Siempre se les dijo que no interesaban, que no se querían.

​El domingo de la manifestación en la sede del PP, con un redactor y un cámara a 20 minutos de la noticia, se les pide que no salgan de la delegación y elaboren una noticia desde Madrid sobre el referéndum en Extremadura para la fusión de Don Benito y La Serena.

Los redactores de la casa han sido apartados en las informaciones sobre este asunto. Se han repetido vídeos de la delegada del N1 en el N2 para evitar que el redactor de turno por la tarde no lo rehiciese, aunque no tenía trabajo. En los apenas dos vídeos que no ha hecho la delegada, se han tratado de imponer totales, el orden, se han variado frases e incluso el montaje para utilizar planos, por ejemplo, sin la presencia de García Egea. Si hablamos de Madrid, sus profesionales han tenido que escuchar los días 21 y 22 de febrero que si dimitía Casado el directo lo hacía la delegada, pero que, si no dimitía, sí lo harían ellos. La delegada acaba su turno siempre a las tres de la tarde.

Conclusiones

El tratamiento de la crisis interna del PP estos últimos días se han convertido en un ejemplo que resume todas las malas prácticas periodísticas que desde este Consejo Profesional llevamos denunciando durante el último año, sin que nadie ponga remedio.

​La pérdida de pulso informativo, incapaz de montar un directo en Génova en cinco días, la sustitución de los criterios profesionales por criterios ideológicos, reduciendo la crisis a un asunto local de Madrid, y la subordinación del periodismo a la propaganda, ofreciendo sólo la versión oficial del PP andaluz sin reacciones de la oposición, han provocado una falta de independencia, imparcialidad y veracidad en las noticias que se han llevado hasta la casas de los andaluces, vulnerando su derecho a una información plural y rigurosa. Se han incumplido todos los principios dentológicos y deberes recogidos en el Estatuto Profesional.

​Es más, Canal Sur TV no ha hecho una cobertura similar a la del resto de televisiones autonómicas,   como afirmó el Director General es su última comparecencia en la Comisión de la RTVA del Parlamento de Andalucía. Al contrario. Él citó a ETB, entre otras televisiones. ETB abrió titulares e informativo con la crisis del PP los días 17 y 18, con directos desde Sol en todos sus informativos con totales y vídeos con todo lo ocurrido y su cronología. TV3 abrió también con directos desde Génova, tanto a mediodía como por la noche, y vídeos con los hechos y su contexto con duraciones de 2 minutos, 1,42”, 1,55”, 1,56” o 2,31 segundos. Telemadrid dedica la mayor parte de todos sus Informativos al tema, con directos en Sol, Génova, el Ayuntamiento de Madrid, la Asamblea de Madrid y la sede de la Empresa municipal de la Vivienda. TVG no abre con este asunto ni hace directos el 17 y 18 de febrero volcado con el naufragio del Villa de Pitanxo, con base en Marín y con directos desde Terranova a media docena de localidades gallegas. No obstante es el segundo tema en sus escaletas, con vídeos que triplican el día 17 y cuadriplican el 18 nuestro tratamiento de esta crisis. Y sí incluyen el 17 por la noche una conexión con Génova con imágenes de la manifestación convocada por redes sociales ante la sede nacional del PP. La televisión pública de Canarias hace directo a mediodía y falso directo por la noche en Génova esos días. El canal valenciano A PUNT también hizo directos en todos sus informativos y espacios de noticias. La televisión autonómica de Castilla La Mancha no abre con el tema el 17 a mediodía, pero sí por la noche, todos sus informativos tienen directos en Sol el 17 y en Génova el 18. En Aragón TV es el tercer tema de portada el 17 a mediodía y en el desarrollo es el primer tema de nacional con directo en Sol. A partir del 17 por la noche y el 18 es el segundo tema del informativo con directos en Génova, varios vídeos y baterías de reacciones nacionales y regionales. Así todas las televisiones. Así que no, no es verdad que informásemos como el resto de autonómicas.

Pero es que ni siquiera en Canal Sur TV se informó con los mismos criterios que lo hizo Canal Sur Radio. Nuestra radio no abre con la crisis del PP en portada el “Andalucía a las Dos” del día 17, pero sí el 18. Por la noche, el Mirador de Andalucía, sí abre con este asunto los dos días. Las compañeras de Madrid entran con los hechos, se recogen todas las reacciones a nivel nacional y andaluz, se explican los contratos del hermano de Ayuso como detonante de la crisis, se busca la posición en San Telmo desde el primer momento y se analizan las posibles consecuencias. Hacen periodismo.

 

Por todo ello, creemos que el Director General no puede seguir mirando para otro lado y buscando excusas mientras se vulnera el Estatuto Profesional en los informativos de Canal Sur TV y se desprecia y aparta a los profesionales de la casa. El Consejo de Administración debe frenar estas malas prácticas periodísticas, devolver la motivación y el ánimo a unas redacciones cansadas de no poder hacer la información que los andaluces merecen y cumplir con el compromiso de servicio público que la RTVA tiene encomendada.