Ven, conoce la provincia de Granada.

Vegas del Genil ofrecerá asistencia móvil personalizada a las víctimas de violencia de género

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 15 de Septiembre de 2016
El municipio metropolitano implanta el Servicio Telefónico de Atención y Protección para víctimas de la violencia de género (ATENPRO) en el Centro de Información de la Mujer .

Las mujeres víctimas de violencia de género de Vegas del Genil dispondrán de asistencia móvil personalizada, gracias a la implantación del Servicio Telefónico de Atención y Protección para víctimas de la violencia de género (ATENPRO) en el Centro de Información de la Mujer (CMIM). 

Este servicio depende de la Federación de Municipios y Provincias y lo pone a disposición del municipio la Diputación de Granada. Para poder acceder a él, las mujeres deberán tener un informe técnico completo de los antecedentes de agresiones físicas, psicológicas o sexuales elaborado por el Centro de Información de la Mujer. 

Se trata de un móvil que va conectado a una central,  similar al que se emplea en la teleasistencia de  las personas mayores. En el momento que la víctima  lo pulsa, los técnicos la localizan inmediatamente y envían a las fuerzas y cuerpos de seguridad (Policía y Guardia Civil). 

Además, el personal del CMIM se pondrá en contacto con las víctimas asiduamente, para ver cómo se encuentran y comprobar el funcionamiento de este nuevo servicio. 

Encarnación Ruiz, María José Pérez Delgado y Matilde Ramiro.ayto.vegas genil

La concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Vegas del Genil, Matilde Ramiro, explica que gracias a esta asistencia móvil “nuestro municipio protegerá a las víctimas de violencia de género las 24 horas del día, 365 días al año”.

La primera mujer vegueña que se está beneficiando de ATENPRO comenzó a hacerlo el pasado 1 de septiembre, gracias a la creación del Centro Municipal de la Mujer, y “muy pronto serán más las mujeres que podrán hacer uso de él, porque su protección es una prioridad absoluta para nosotros”, destaca la concejala.