Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19

USTEA acusa a Educación de no atender las peticiones del IES de Guadahortuna para afrontar los problemas del centro

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 1 de Febrero de 2018

El sindicato USTEA afirma que el episodio de violencia ocurrido en el IES Isabel la Católica de Guadahortuna, en el que varios alumnos agredieron a otro y a la jefa de estudios, "que intentaba intermediar", no es un hecho aislado.

Según explica el sindicato en un comunicado, la dirección del centro viene reclamando desde hace tiempo a la Delegación de Educación de Granada ayuda, fundamentalmente más recursos humanos con los que afrontar los problemas de un alumnado donde alrededor del 40% del alumnado es de compensatoria, además del alumnado de Necesidades Educativas Especiales.

La Delegación no ha respondido a estas demandas, según USTEA. "Es más, a las continuas peticiones por escrito del centro ha respondido con una intensa inspección evaluativa que, además de posponer la posibilidad de una solución, ha supuesto una pérdida de tiempo y energías, lo que en estas condiciones no es de recibo", dice. 

"El castigo burocrático sólo ha servido para desviar el problema, que se ha vuelto a presentar en este estallido de violencia", continúa el sindicato. La Delegación de Educación "en pleno" se presentó al día siguiente en el centro, relata el sindicato, junto a las autoridades locales, quizás para ofertar el “amplio conjunto de estrategias” que ponen en marcha contra la violencia. "Sin embargo, desconocemos en qué consisten esas medidas", afirma USTEA. El centro ha pedido al delegado un profesor más de Pedagogía Terapéutica, "a lo que el delegado se ha negado", según el sindicato. También ha pedido un guarda de seguridad, "tampoco", y el traslado de algún estudiante ("se estudiará"). "Pasar la mano por el hombro de los afectados no es medida suficiente", afrma USTEA.

USTEA manifiesta su completo apoyo y reconocimiento profesional a todo el profesorado del IES Isabel la Católica y denuncia "la pasividad de la Delegación de Educación de Granada que no implementa medidas reales para prevenir estos problemas, ni para solucionarlos cuando se producen, y exige una implicación real con los problemas de los centros educativos que pasa, necesariamente, por el aumento de plantilla", finaliza el sindicato.