Piropos poéticos
Una placa recuerda en la facultad de derecho, que fue gobierno civil durante el golpe de estado, lugar de memoria

La UGR reivindica la Memoria Democrática

Ciudadanía - Redacción El Independiente de Granada - Martes, 17 de Enero de 2023
Te informamos de la I Jornada Institucional sobre Memoria Democrática ‘Rector Salvador Vila’, con la asistencia del secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez López.
Una placa recuerda como Lugar de Memoria la Facultad de Derecho.
Subdelegación Gobierno
Una placa recuerda como Lugar de Memoria la Facultad de Derecho.

La Universidad de Granada reivindicó hoy la Memoria Democrática con la celebración de la I Jornada Institucional sobre Memoria Democrática Rector Salvador Vila, a la que ha asistido, junto a la rectora Pilar Aranda, el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez López.

En la apertura, el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez López, agradeció el acto que, señaló, cumple con uno de los objetivos de la nueva Ley de Memoria, que es “el deber de Memoria”, que instó a que entrara en los centros docentes con el fin de que las nuevas generaciones sepan lo que ocurrió con el fin de que no vuelvan a repetirse

La jornada comenzó con el descubrimiento de una placa en la Facultad de Derecho que recuerda que es Lugar de Memoria, al ser sede del Gobierno Civil durante el cruento golpe de estado en Granada, donde está documentado que se sucedieron torturas, fue utilizado como cárcel previa antes de los fusilamientos y se elaboraron listas negras.

En la apertura, el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez López, agradeció el acto que, señaló, cumple con uno de los objetivos de la nueva Ley de Memoria, que es “el deber de Memoria”, que instó a que entrara en los centros docentes con el fin de que las nuevas generaciones sepan lo que ocurrió con el fin de que no vuelvan a repetirse.

Señalo que a un permanecen en fosas comunes de la guerra civil entre 20.000 y 25.000 personas –“algo que no se puede permitir la democracia”- y que el Gobierno impulsó en los últimos años no solo la exhumación, sino también la identificación.

Para Fernando Martínez López, la Ley de Memoria era “una tarea pendiente que teníamos como democracia, que estamos acometiendo y de manera prioritaria”. “Deber de memoria, divulgación, conocimiento saberes, conocer qué es lo que paso, seria y científicamente”, añadió para reconocer las aportaciones de Gregorio Cámara y José Antonio Montilla.

La rectora junto al secretario de Estado de Memoria Histórica y la secretaria de la Facultad de Decrecho. Indegranada.

La rectora Pilar Aranda señaló que la UGR celebra esta reivindicación de la Memoria Democrática “sin miedos, sin rencores, pero con valentía”, con el objetivo de que “aborden hechos trágicos de nuestra historia, por lo que ha condicionado la convivencia durante muchos años en nuestro país, por un golpe de estado que atentó contra los valores democráticos de la República legítima, emanadas de la urnas.

La rectora Pilar Aranda señaló que la UGR celebra esta reivindicación de la Memoria Democrática “sin miedos, sin rencores, pero con valentía

El profesor de Historia, memorialista y escritor Miguel Ángel del Arco Blanco pronunció, posteriormente, una conferencia sobre el edificio del Gobierno Civil: un centro de detención y tortura durante la sublevación de 1936, en la que definió la sede como “uno de los lugares más terribles” como centro de represión.

Manifestó que Granada fue una de las ciudades donde con más brutalidad practicó el franquismo la represión, que también azotó con especial saña a la comunidad de la Universidad de Granada.

Miguel Ángel del Arco Blanco, durante su intervención. Indegranada

En su exposición, desgranó la historia de edificio, que posteriormente fue facultad de Ciencias de la UGR, y señaló a los cabecillas del golpe de estado en Granada: el comandante José Valdés Guzmán, como gobernador civil, y el teniente coronel de la Guardia Civil, entonces ya retirado, Nicolás Velasco Simarro, como su secretario personal, así como a toda la camarilla que ejerció el terror.

Dado que el Gobierno Civil fue el lugar donde fue conducido Federico García Lorca, tras ser apresado en casa de los Rosales, informó de cómo fue su estancia en el edificio, declaró que de Federico “Salvo donde está el cuerpo y quien dio la orden, sabemos todo” y señaló que Agustín Penón ha sido el “investigador” que más ha portado sobre Lorca

Dado que el Gobierno Civil fue el lugar donde fue conducido Federico García Lorca, tras ser apresado en casa de los Rosales, informó de cómo fue su estancia en el edificio, declaró que de Federico “Salvo donde está el cuerpo y quien dio la orden, sabemos todo” y señaló que Agustín Penón ha sido el “investigador” que más ha portado sobre Lorca.

Una mesa en la que participaron Manuel Montero, profesor de la UGR y exrector Universidad del País Vasco, que ejerció como moderador, Teresa Ortega López, Doctora en Historia Contemporánea por la UGR y catedrática en esta universidad, Antonio Sánchez Aranda, profesor del Departamento de Derecho Internacional Privado e Historia del Derecho, Miguel Ángel del Arco y Rafael Gil Bracero, debatió sobre la Universidad de Granada, 1936: en el centro de un ataque al conocimiento.

Integrantes de la mesa redonda. Subdelegación del Gobierno.

Rafael Gil Bracero, profesor de la UGR de Historia Contemporánea y memorialista, presidente de la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica, recordó que cuando en los años 80 comenzó sus investigaciones de memoria, buena parte de la sociedad granadina le decía que se lo inventaba, y que incluso, este verano cuando procedieron a las exhumaciones en la fosa de Víznar, le comentaban “allí no hay nada” o que a él le han llamado “el de los huesecitos”. Estos comentarios le llevaron a señalar que aún hay personas “que no han aceptado su memoria contemporánea, no han pasado página”, por lo que justificó la necesidad de la Memoria Histórica, pese a que aún hay gente que dice “que no es necesario”.

Rafel Gil Bracero. IndeGranada

Pero ahora, subrayó, podemos decir con certeza, con certeza, podemos decir que en Granada fueron “eliminadas violentamente” por los franquistas un total 5.860 personas, de las que 609 fueron enterrados en las tapias de cementerio de San José sin ser identificados. “¿Valoramos suficientemente esto?”, reflexionó

Pero ahora, subrayó, podemos decir con certeza, con certeza, podemos decir que en Granada fueron “eliminadas violentamente” por los franquistas un total 5.860 personas, de las que 609 fueron enterrados en las tapias de cementerio de San José sin ser identificados. “¿Valoramos suficientemente esto?”, reflexionó.

“Granada ha sido muy cainita con su historia contemporánea”, señaló el profesor Gil Bracero quien añadió que Granada, -de las pocas ciudades sin archivo-, “ha querido borrar su historia contemporánea, ha hecho una lectura cultura de la paz, cuando fue cultura de exclusión”.

En su exposición señaló que fueron 301 las mujeres asesinadas por los franquistas en la provincia. De ellas, 36 en Víznar, y un grupo de 20 pueden ser identificadas. La primera que, apunto, podrá ser identificada será Agustina González López, La Zapatera, fusilada por romper moldes.